THUNDER : 
SALA HEINEKEN (MADRID)

1-03-2007

Son muchas las motivaciones que te pueden empujar a coger el coche un día laborable y marcharte a Madrid a ver un concierto. Hay gente que se acerca a contemplar el virtuosismo técnico de su guitar hero favorito, últimamente otros lo hacen como ejercicio de nostalgia y acuden a contemplar a grupos que fueron y quieren ser e incluso quien, al contrario, quieren ver a la nueva sensación del momento.

Para ver a THUDER solo hay una razón posible, LA DIVERSIÓN. Poder ver a una de las bandas más mágicas en directo.

Decir que THUNDER me gustan me parece una estupidez, fundamentalmente porque para mi esta banda ha sido mucho más que un grupo de mi agrado, son muchos años siguiendo su trayectoria y comprando albums y maxis que han pasado cientos de veces por mi equipo de música, degustando ese mezcla de BLUES y ROCK tan finamente destilada en sus temas más tranquilos, el tacto sutil de la voz de DANNY BOWES y el feeling de músico de banda que aporta LUKE MORLEY a la guitarra o el espíritu festivo de sus temas más rápidos. Son un grupo sin artificios, un equipo, capaces de funcionar como un todo, como una unidad en la que todos sus componentes (han mantenido la banda unida durante todos estos años con el único cambio de CHRIS CHILDS al bajo hace más de una década) tienen igual importancia y cuya combinación crea la magia que es THUNDER.

Nunca los había visto en directo, solamente a través de los distintos videos y dvds live que han caído en mis manos a lo largo del tiempo, y aunque los disfruté en su momento, es necesario estar presente en la sala para degustar a la banda, precisamente por lo que dije anteriormente, porque son una banda de ROCK y las grabaciones no captan, no es posible, la intensidad del sentimiento de estar frente a ellos.

Pasadas las nueve y media salieron a escena con su clásica indumentaria, alejándose completamente de vestimentas estridentes, lo suyo son pantalones tejanos y camisas de “andar por casa” (probablemente es que el escenario lo sea), la verdad es que parecen los típicos guiris ingleses que nos podemos encontrar por cualquier ciudad de costa de España.

Físicamente están en muy buena forma, a pesar de que ya han cumplido algunos añitos, y aunque asomaba alguna que otra barriga (quien este libre de pecado que pague la próxima ronda) todos conservan su pelo (HARRY JAMES esta pelado desde antes de sacar el primer disco) y dan una muy buena imagen (que también se agradece además de la música).

Venían a presentar su fantástico nuevo disco ROBERT JOHNSON´S TOMBSTONE y de él cayeron hasta cuatro temas (de los 16 que compusieron el set list) una cantidad justa y que además suponía una deferencia con el público español ya que incluyeron más temas antiguos de lo que han estado haciendo en su gira por las islas británicas, claro esta que allí les pueden disfrutar todos los años y por ello estaban tocando ocho canciones de su nuevo trabajo.

Arrancaron con LOSER y no empezó, a mi entender, la cosa con buen pie, el tema sonó más lento de lo habitual y la banda, y el público después de la ovación inicial, reaccionaron de una manera fría, no se si el motivo es que esta canción no estaba entrando en los listados de la actual gira, pero sonó un poco al tran tran, como forzada.

Menos mal que fue solo un espejismo, ya que con DIRTY DREAM, su segundo tema y primero de su nuevo álbum, la cosa cambió radicalmente y THUNDER consiguió cogerle el pulso a la noche, todo el mundo coreó una canción con un aire festivo infeccioso.

Después HIGHER GROUND y que gozada el escuchar a DANNY entonar es estribillo “I DON´T WANNA SPEND MY WHOLE LIFE IN THIS TOWN, I CAN FELL IT DRIVING ME AWAY”, y es que a pesar de que ya han pasado 17 años desde su disco de debut, el peso de haber editado dos de los mejores discos de los 90s, sus dos primeros trabajos, es grande, de hecho y aunque ya tienen ocho discos de estudio, las canciones de estos discos siguen formando el grueso de su repertorio (cinco temas del debut y otros dos del segundo disco y eso que dejaron fuera de los bises A BETTER MAN que venia en el listado pero no se tocó), es una putada que metan solo cinco temas del resto de sus discos, pero no cambiaría por nada la experiencia de poder cantar esas canciones en el concierto del jueves.

LOW LIFE IN HIGH PLACES pone la carne de gallina, con su inicio acústico y suave y su ritmo fuerte y eléctrico en la parte final, LUKE MORLEY se vale de una guitarra acústica adosada en un atril para poder ejecutar las dos partes y BEN MATTHEWS alterna el teclado con la guitarra, demostrando ser un músico impresionante, se encarga de la mayoría de los solos con su LES PAUL y lleva mucho del peso de escenario del grupo.

DANNY por su parte, se concentra y cierra los ojos para cantar los temas de medios tiempos y baila como un loco con su “peculiar” estilo, en los más rápidos. Interactúa mucho con la audiencia y demuestra toda su clase, deja cantar al público seguro de la respuesta de este, juega con los coros, anima a aplaudir, callar, levantar los brazos e incluso chasquear los dedos según le venga en gana y tiene un humor genial, bromeando con todos entre canción y canción al más puro estilo “entertaiment”.

LAUGHING ON THE JUDGEMENT DAY y un pequeño solo de batería, mínimo, y teclado para introducir la versión del GIMME SOME LOVIN´ de STEVE WINWOOD que ya salía en su primer disco, la alargan para que la gente cante con él en un juego en el que todos entran.

Introducción al slide y empieza el tema que da titulo a su nuevo trabajo, la vida de ROBERT JOHNSON echa canción y homenaje, muy blusera, no puede ser de otra forma y con un final diferente al del disco, mucho más rápido.

Son innumerables los momentos mágicos de la noche, como el principio a lo ACDC de THE DEVIL MADE ME DO IT (“a song about sex” presenta DANNY), el punch de LOVE WALKED IN o el coro brazos en alto de I LOVE YOU MORE THAN ROCK AND ROLL (no se me ocurre que se pueda decir ningún piropo mejor). Pero para mi el mejor tema de la noche fue FADE INTO THE SUN que sonó mejor que cualquiera de las versiones que jamás escuché, con una intensidad impresionante, un crescendo musical que te atrapa y los dos guitarras alternado los solos (primero MORLEY y luego BEN) llenos de feeling y blues.

Para los bises dejaron CAN´T KEEP A GOOD MAN DOWN donde volvieron a jugar con los coros de la audiencia y los dos temas de su álbum de debut BACKSTREET SYMPHONY y DIRTY LOVE que fueron los más tarareados de la noche.

No decayó la fiesta en ningún momento, no hay fisuras en su repertorio, sólido como una roca, ya pueden tocar los temas nuevos como la maravillosa A MILLION FACES o más antiguos como RIVER OF PAIN, además pasan del medio tiempo al ritmo rápido de una canción a otra canción haciéndonos vivir una montaña rusa de sensaciones que se disfruta de igual manera.

En fin, casi dos horas de música honesta, heredera de la mejor tradición británica, FACES, BAD COMPANY, FREE.. a cargo de unos artesanos musicales que fuera de todo artificio nos ofrecen una lección de honestidad musical y buen hacer, una noche memorable que recordaré durante muchos años.

SET LIST

LOSER
DIRTY DREAM
HIGHER GROUND
LOW LIFE IN HIGH PLACES
LAUGHING ON THE JUDGEMENT DAY
GIMME SOME LOVIN´
ROBERT JOHNSON´S TOMBSTONE
A MILLION FACES
RIVER OF PAIN
THE DEVIL MADE ME DO IT
FADE INTO THE SUN
LOVE WALKED IN
I LOVE YOU MORE THAN ROCK AND ROLL
CAN´T KEEP A GOOD MAN DOWN
BACKSTREET SYMPHONY
DIRTY LOVE

 

PD, gracias a ANA y a toda la gente de ROCK AND ROCK PRODUCCIONES por su colaboración con nosotros y por seguir trayendo a los mejores grupos de ROCK a España.

by beerber

Reseña de: ROBERT JOHNSON´S TOMBSTONE

valladolidwebmusical******crónicas