Vargas Blues Band
26 de mayo ‘07
Sala: Porta Caeli

Qué gran concierto nos brindó en bueno de Vargas este sábado pasado.
Amplio repertorio, algo habitual en él, aunque en esta ocasión se vio reducido por las condiciones de la sala, que limitaba el tiempo de actuación hasta poco más de pasadas las once. Aún así, vivimos, con un aforo más que aceptable, una retahíla de canciones densas, largas en progresión, “blueses” vitamínicos y pegada rítmica sin tregua.
De esto, por cierto, cabe destacar que en la formación actual de la banda se prescinde de la figura del bajista, tarea que recae ahora en Lucía, la teclista, que afronta ambas cosas, pianos y bajos, con absoluta destreza e incluso gusto, pues se inventa una líneas rítmicas bonitas y de lo más insinuantes.

1

Comenzaron, con puntualidad exquisita, dejando claras las intenciones de la noche: dos grandes clásicos del Blues: Litlle Red Rooster, bien conocido por los seguidores de los Stones, y Dust My Broom, desbordando electricidad y energía por todos lados.

Ya aquí quedó patente la habilidad de Jorge Fontecha, vocalista, para no sólo cantar Blues como pocos hay hoy día en España, sino para meterse a todo le Respetable en el bolsillo con sus maneras y capacidad de comunicación, cosa que una ciudad como la nuestra es harto complicado, ya lo sabemos todos.

A partir de ahí, se fue desgranando en concierto, presentando más de un tema de su reciente obra de estudio, “Lost & Found”, tales como Get Funky o Man On The Run, se intercalaron de manera natural con más y más Blues (Grandiosos Have Mercy y Jesus Had Left Chicago de los benditos ZZTop) con temas de su onda más “latin” como Texas Tango. Por supuesto, en más de uno, y de dos, cortes el amigo Javier se dio sus buenos gustazos de progresiones guitarreras, eso sí, e mostró muy comedido y lógico, en ningún momento el asunto se llegó a hacer pesado o interminable, sino que toda nota y solo que hizo reveló su sentido y razón de ser.


1
El público jaleando….

También quedaba tiempo para más de una sorpresa divertida, como los guiños más que esperados, a Hendrix, Zeppelin, o jugueteos con el público haciéndoles contestar a la guitarra (ese Riff con “La Cucaracha” fue hasta cachondo).

Y para cerrar, cómo no(para mi propio regocijo), más Blues, y de kilates: una pesada(en el buen sentido, no me piensen mal…) versión del Spoonful del único Willie Dixon. Y un más que pedido bis, de un solo tema, posiblemente por lo ajustado ya del horario: un incendiario “Roadhouse Blues” de Doors, que poco o nada dice a casi nadie a estas alturas, pero cómo nos hizo bailotear y cantar el coro a todos, oye.

Y con todo, para este que escribe, lo mejor de todo, el impecable sonido que atesora el Porta Caeli, además de que atesora muy buenas características para ver un concierto bien a gusto, sin columnas, con espacio suficiente, y escenario amplio. La propia Lucía me preguntaba al acabar por como nos sonó fuera, pues a ellos en el escenario les resultó soberbio el sonido.

Bien es cierto que la Vargas Blues Band hace muchos años ya que no son una banda de Blues al uso, o que sólo interpreten ese estilo, quizá a más de uno confunde ese “Blues” en su nombre, pero bien es cierto que cuando se ponen a tocar Blues, lo hacen con mayúsculas, sonando poderosos, contundentes, y dando a todo el conjunto un aire “setentero” bien agradable; eso sí que es Blues: sudoroso, interactivo con la gente, sensual , provocador…. Qué gran banda es esta última formación de la Vargas! Qué compenetrados y seguros suenan.

No lo dudes, tocan BLUES.

Texto: Jafo (Mayo ‘07)
Foto: Ricardo F.Otazo

 

valladolidwebmusical******crónicas