III Festival de Jazz de Castilla y León:
Larry Martin Band

11 de Junio de 2008: Sala Delibes (Teatro Calderón), Valladolid

Larry Martin Band apareció puntual el la Sala Delibes del Teatro Calderón con la intención de presentar algunos temas de su nuevo disco, así como muchos otros de su anterior trabajo. El grupo, compuesto por Yoio Cuesta a la voz, Moisés Sanchez al piano, Richi Ferrer al contrabajo, Enrique García a la guitarra y el propio Larry a la batería dirigiendo el quinteto, comenzó el concierto con dos conocidos standars del jazz, 'Comes love' y 'Come back to me', donde Yoio, voz y alma del grupo, nos encandiló a todos atornillándonos a la butaca durante los siguientes noventa minutos de concierto. En estos dos primeros temas ya pudimos ver que no se trataba de otro grupo de jazz con vocalista atractiva y un repertorio de standars facilones sin mayor pretensión, sino un quinteto con una amplia experiencia y notoria calidad acostumbrado al escenario y con fuerte presencia solos virtuosísticos, a destacar los del pianista en todos los temas, cada uno superando al anterior. Además, cabe destacar que Yoio canta en perfecto inglés sin notarse apenas acento español a la hora de entonar los temas, lo cual es algo de agradecer.

Tras los dos temas anteriores, 'You've changed', preciosa balada donde la palentina, acompañada del intimista piano de Moisés y Larry a la batería cocinando como un maestro del cool jazz, enamoró a la sala. De la balada a la bossa con, de nuevo, impresionante solo de piano, acabando este tema con un sencillo pero correcto scat de Yoio en el que incluso se atrevió a parafrasear el estribillo de 'La Bamba' de manera muy efectiva. A buen ritmo de bebop sonó un tema del maestro Horace Silver con la aparición, casi por primera vez en todo el concierto, de un solo de guitarra, bastante blusero, donde pudimos comprobar la calidad de Enrique a las cuerdas. Todo iba bien hasta que sonó un arreglo del pianista de 'One day I'll fly away' tema de la película Moulin Rouge, que sonó demasiado Disneyzado y frío.

'Take 5' de Dave Brubeck edulcoró el amargo sabor del anterior con una fuerte presencia del piano y voz que acabó con un arriesgado solo de batería en 5/4 de Larry que rompió con la continuidad del tema creyendo estar en otro totalmente distinto. 'New york state of mind', dedicado a Jose Miguel Sebastián y el mítico 'How high the moon' junto con 'Ornitology' de Charlie Parker sonaron para dar paso a un homenaje a los soñadores con el 'Here's to life', tema que da título a su último disco, rebautizado como 'Brindo por la vida' por el quinteto, que comenzó con un delicioso y delicado solo de piano clásico como si de Gershwin se tratase.

Para acabar, qué mejor que con el mítico 'Hit the road jack' de Ray Charles para dejar un buen sabor de boca, con una desafortunada encendida de luces en medio del tema pero que no impidió al no numeroso público aplaudir al acabar pidiendo un bis que por supuesto nos regalaron.

texto y fotos por Víctor Alonso

ValladolidWebMusical                            crónicas