AMARAL
PLAZA DE TOROS DE VALLADOLID
4 DE SEPTIEMBRE DE 2008

La Plaza de Toros de Valladolid lució sus mejores galas la noche del 4 de Septiembre, en plena semana de pre ferias, para recibir el retorno de Eva Amaral y Juan Aguirre a una ciudad con la que guardan una estrecha relación desde que en sus primeros pasos, lejos de las cifras millonarias de ventas de sus últimos trabajos y de asistencia a sus conciertos, visitaban con asiduidad en unos conciertos, muchos de ellos en LA SALAMANDRA, que se han convertido en legendarios entre los asistentes.

Casi doce años después de estas primeras citas y con cerca de seis mil personas pasando por taquilla, saltaron al ruedo para lidiar con una audiencia que de primeras se sabía que no embestía, que sería completamente mansa y obediente al embrujo del dúo más popular del pop rock español y que realizó una faena en la que supo templar los grandes pases en forma de hits radiados hasta la extenuación con algún que otro capotazo, nunca en falso, pero si menos predecible ejecutados en forma de canciones menos conocidas de su último trabajo, el doble y valiente GATO NEGRO, DRAGÓN ROJO.

Que salieron por la puerta grande es un hecho más que evidente ya que nadie de todos los presentes puede poner pero alguno a un concierto con producción de gran evento internacional en cuanto a sus dimensiones, un escenario gigante con uno de los juegos de luces más espectaculares vistos por aquí, y un sonido que impresionaba por su calidad y que permitía recibir con total nitidez y precisión de mezcla no solo la increíble voz de Eva sino a una banda complementada con un segundo guitarrista, teclista, bajo, batería y el apoyo de una segunda voz que también tocaba el violonchelo.

Otro tema distinto es considerar si los triunfos otorgados por el respetable se consiguieron “arrimándose” lo suficiente, y ahí quizás las opiniones puedan ser diversas ya que como en toda gran producción musical el grupo AMARAL se vio en determinados momentos atrapado por la necesidad de tener bajo control todos los elementos que lo conforman, restándoles la necesaria dosis de improvisación y frescura requerida.

Y a pesar de ello para unos ojos escépticos, como los del que escribe, he de decir que han conseguido trasladar el sentimiento de intimidad y cercanía que conservan muchas de sus canciones a los espacios abiertos de los grandes recintos,

porque que AMARAL  tiene un gran directo y muchas tablas es bien sabido, llevan pateando escenarios desde hace más de una década y centrándose en mostrarse como una banda real alejada de los mandatos de las grandes multinacionales aunque pertenezcan a una de ellas, pudiendo crecer de la manera que ellos han hecho y a la vez conservando la credibilidad, lo cual es tarea más que difícil.


Mayoría de treintañeros de hipoteca reciente entre los asistentes y un porcentaje mucho menor de veinteneañeros para, después de la actuación de los locales HAPPENING y de un grupo traído por los maños que aburrieron y crearon indiferencia a partes iguales, ver como se corría el telón rojo (color predominante en todo el montaje de luces) y EVA AMARAL se mostraba con una careta de gato (negro, como no podía ser de otra manera) y la banda atacaba con los dos singles de su nuevo disco KAMIKAZE, como declaración de principios rockero, y TARDE DE DOMINGO RARA para enlazar sin ningún tipo de pausa con EL UNIVERSO SOBRE MI, de PÁJAROS EN LA CABEZA, y TODA LA NOCHE EN LA CALLE, del disco ESTRELLA DE MAR. Momento en el cual saludó a una parroquia entregada y rendida ante la vocalista maña.

“No sabéis como os he echado de menos” dijo mientras sonaban los primeros acordes de PERDÓNAME (también nueva), para continuar con MORIRÍA POR VOS, LAS PUERTAS DEL INFIERNO (con una batería que sonó más cañera de lo que a un grupo de su estilo podría corresponder para un tema que parece fusilado de THE PASSANGER de IGGY POP), RESURRECCIÓN (que empieza amagando AGUIRRE a la voz) o MARTA, SEBAS, GUILLE Y LOS DEMÁS (dedicada a LA SALAMANDRA) y demostrar que en poco más de media hora tienen un repertorio tan sólido que les permite enlazar single tras single en una escalada de grandes momentos que se suceden sin aparente preocupación de que las balas en el cartucho de la banda aragonesa se puedan acabar de cara a la traca final.

La banda es muy estática, sabiendo que hay que dejar espacio y lugar para los auténticos protagonistas, fundamentalmente para EVA que se mueve constantemente por el escenario, levanta los brazos, cae de rodillas, toca la armónica, la pandereta o dirige a toda la audiencia con una improvisada batuta de director.

Este estallido de energía y excitación tiene, como en toda buena historia, un momento de relax y pausa, en forma de temas como EN SOLO UN SEGUNDO en que los dos protagonistas se quedan solos en escena con sus guitarras en una especie de retorno a sus orígenes y luego con toda la formación  sentados en primera línea de escenario y aún en formato acústico para  recordar cuando telonearon en Valladolid a ALBERT PLA, interpretando NO SE QUE HACER CON MI VIDA, única licencia a su primera obra, con su ritmo blues sacado de una preciosa guitarra TAKAMINE de 12 cuerdas, elegida del inacabable arsenal que mostró JUAN AGUIRRE y en la que la SG color vino y la EXPLORER clásica de sus clips fueron las únicas en repetir.

Para la recta final atacaron con BIG BANG, muy aplaudida, EL BLUES DE LA GENERACIÓN PERDIDA y TE NECESITO, donde aprovechó para presentar a la banda, y que finaliza con la cantante físicamente arrodillada en el escenario y los presentes metafóricamente hincando sus rodillas en el alvero.

1 1

Primera marcha hacia el backstage tras hora y cuarto de canciones y poco tiempo después vuelta de JUAN AGUIRRE en solitario para dejar patente que su sonido de guitarra, lleno de efectos delay y chorus y su arpegio fácil y sencillo, muy en la línea de NEIL YOUNG son sobresalientes frente al poco caudal de su voz al interpretar ES SOLO UNA CANCIÓN, en la que de no ser por la ayuda de la corista y en última instancia de EVA, habría acabado en desastre vocal absoluto. Salvó los muebles con un par de efectivos solos y un guiño a THE CLASH interpretando el estribillo de SPANISH BOMBS.

¿Ya no deberían de quedar singles después de todo lo sucedido verdad?, pues una vez más error, ya que aún quedaban DÍAS DE VERANO, GATO NEGRO, REVOLUCIÓN y de propina y tras otro paso por camerinos, ESTA NOCHE, (de nuevo de su último trabajo del cual sonaron 10 de las 23 canciones del repertorio) en donde EVA se quedo sola con su guitarra acústica y el teclista para una interpretación que puso los pelos de punta,  y acabar con REVOLUCIÓN y SIN TI NO SOY NADA (donde un fan la regalo unas flores), y terminar de esta manera dos horas de concierto que dejaron a todo el mundo satisfecho y despreocupado porque el día siguiente fuera laboral y ya hubiera pasado la una de la madrugada (parece que al señor alcalde en este caso no le importó el incumplimiento de los horarios para espectáculos musicales que tanto atormentan a bandas menos populares).

Al final todos de nuevo al PASEO ZORRILLA mientras los acordes de la música de la película DESAYUNO CON DIAMANTES me hacían pensar que un grupo de pop no tiene por que ser aburrido y soso en directo y que es posible llevar adelante una trayectoria sería y respetuosa con los planteamientos personales de una banda y llegar al éxito masivo sin tener que vender para ello la conciencia y el alma del artista. Por lo que a mi respecta que cunda el ejemplo (¿verdad Sr Cabrales?).

by beerbeer

amaral en va web: Burgos 2005 *** Valladolid 2005

valladolidwebmusical******crónicas