EL ÚLTIMO KE ZIERRE
23-2-2008,
sala Porta Caeli, Valladolid



Muy pronto están programados estos conciertos de la Porta Caeli, y sin mucho retraso, a eso de las 21:10 salían a escena los castellonenses.


Comenzaban con su tema Dime, y con bastantes acoples y problemas de sonido. Esto no era demasiado problema para el público, que se entregaba al máximo desde el primer minuto y llenó la sala, aunque tampoco es tan grande. El sonido se fue corrigiendo algo, aunque no llegó a ser bueno del todo en ningún momento; sonaba un poco embarullado, la caja de la batería destacaba demasiado, y las guitarras y la voz más bien poco, y eso se acusa aún más cuando los últimos discos del grupo llevan una evolución guitarrera tan marcada.

Entre esto, el calor, y que el escenario está muy poco elevado y cuesta verles si no estás adelante o eres alto, las condiciones para presenciar el bolo no eran las mejores.

Pero para disfrutar estábamos y fueron cayendo sus temas uno tras otro. No son gente de muchas palabras, así que se dedicaron a tocar, que es lo que mejor saben hacer, y su legión de seguidores, muy notable, a cantar y a desfasar en cada canción -¡menuda sudada!-

Fueron alternando temas clásicos con alguno que otro de su último disco "Quemaste tus alas de ángel", y prácticamente todos eran coreados y vividos en igual medida, aunque siempre hay momentos destacables como en Escupiré jodidos, Yo también puedo ser malo o Soldadito español.


Dos veces se escondieron para salir a hacer bises, y tras algo más de hora y media no hubo una tercera aunque la gente lo pedía, y dieron fin a su actuación con Quiero ser tu perro.

EUKZ dejó patente esta noche que en Pucela hay un buen número se seguidores de su música y su carácter como banda, de su punk-rock enrabietado, de su canto al desamor, a las noches de oscuros recuerdos y a la mala vida, algo en lo que seguro que ellos son expertos.

Y por ello hay que decir que el paso de los años no es en balde, y tampoco para ellos. Con sus dos últimos discos han alcanzado su mejor sonido, pero algo tan bueno requiere, por otro lado, un mayor nivel de exigencia cuando tienes que llevarlos al directo. Esto se acusa más en la voz que tocando un instrumento, y se nota que a Rober cerca de la hora de concierto empieza a faltarle fuelle.


Otra cosa que me sorprendió fue el ver una cara nueva en la batería, no sé si por sustitución eventual o fija...

Así vi yo esta noche de punk-rock en Porta Caeli. Vale que la sala no es de lo mejor, pero hay que valorar que en el último par de años son de los pocos que se han mojado en traer a Pucela propuestas musicales de primer nivel nacional de estos estilos, y seguro que en breve nos dejaremos caer por allí para contaros otra de las actuaciones que tienen programadas.

crónica y fotos por Davide Izquierdo

 

+ de EUKZ en va-web:

 

valladolidwebmusical ^^^^^^^^^^^^ crónicas de conciertos