4º Homenaje a los Beatles

homenaje a los beatles

  8 de Marzo de 2008: Polideportivo Canterac

Asistir a un homenaje a una de esas bandas fundamentales ya no en la música sino en tu vida puede ser un poco duro, sobretodo si eres un poco pureta y sabes que los grupos que van a actuar no se dedican exclusivamente a versionear a los de liverpool (puede que nunca lo hayan hecho) sino que ademas van a abusar de tu paciencia tocándose su ultimo single o aquella canción que tan bien les ha funcionado de su último disco. Pero ya sabíamos de antemano que todo esto es parte del pastel y con el chip de 'voy a pasármelo bien' nos acercamos al concierto.

Puntualmente comenzó la presentación de organizadores, grupos y entrega de recuerdos con discurso incluido que la, siendo generosos, tercera parte del aforo posible aguantó estoicamente durante media hora larga, en la que a ritmo de absurda gala televisiva se me olvidó que venía a un concierto. Lo que no se me olvidó fue que el beneficio va a la Asociación Española Contra el Cáncer ya que irónicamente se veía gente fumando.

ampliar imagen motel_crash

La dura tarea de romper el hielo recayó en Motel Crash que acertadamente abrió con una enérgica 'Back In The USSR' y siguió con otros clásicos, quizás perdiendo fuel con 'Don't let me down' pero recuperándolo con 'Revolution' que incluso sin teclado sonó realmente bien. Se ve que la banda tiene tablas y su carismático cantante hace mucho. Cuando ya nos tenía metidos en el concierto pensaron que era buen momento de cambiar de tercio y presentar alguna cancion suya. Tocaron 'idolos caidos' demostrando solvencia y un estilo de rock clásico bien medido, pero que dejó frio a la audiencia, que no interaccionó por mucho que lo intentase el vocalista, incluso 'obligando' a sentarse al auditorio, un juego que pasó factura.

Los siguientes en saltar fueron los Vengadores, para mi la sorpresa de la noche. Como un torbellino comenzaron arrasando con 'I Want to Hold Your Hand' retomando el espíritu más rockero de los 50's y desperezando al público. Aprovechando el tirón se tocaron un tema suyo que esta vez fue muy bien recibido. Un poco de power pop vitaminado que hizo disfrutar a la audiencia por su inmediatez. Rápidamente volvieron a lo que veníamos y se atrevieron con un 'Across The Universe', mas cañero y bien interpretado, donde dimos cuenta de lo bien que hace Coque en las voces. Alternando beatles con composiciones propias su actuación se hizo corta, aunque suficiente para convencer de que nos gustaría verles de nuevo, presentando su material esta vez.

ampliar imagen los_vengadores

Continuó Jesús Prieto "PITTI" y con él llego la sobriedad. Con diferencia el músico más profesional de la noche desplegó su virtuosismo a las seis cuerdas improvisando sobre los beatles, enlazando 'get back' con 'With a Little Help from My Friends' y otras tantas en un monólogo muy festejado por todos. Poco se puede decir de este guitarrista que no se haya dicho ya, los que le habéis visto en directo ya lo sabéis.

ampliar

Con una tardanza considerable en colocarse sobre el escenario saltaron Stealwater, el único grupo de Valladolid que participaba en el recital. Con una osadía loable comenzaron con buen pie, recuperando esa rabia rockera con ganas de hacer ruido, al tiempo que iban interpretando (sobre-interpretando quizás) el papel de rock-star y mostrándose sobrados. Quizás demasiado. Hay una línea muy fina, y se percibe claramente, que separa la actuación de la actitud. De esta última, por cierto, dio una lección el grupo que actuó al final, Circodelia. Después de un par de discretas interpretaciones de los fab four se calzaron tres propias, una de ellas el single del nuevo disco que tienen preparado, que comienza con unos guitarrazos interesantes, mas propios de unos sonics algo descafeinados, y desemboca en parajes mas pop.

ampliar los_escarabajos

Los siguientes en saltar al escenario fueron los que salvaron mi noche y dieron la razón de acudir al concierto, me refiero a Los Escarabajos. Grupo exclusivamente de versiones de los Beatles, que desde aquí agradecemos enormemente su participación y la paliza que se pegaron al venir desde Sevilla. Ataviados con elegantes trajes e instrumentos que recordaban una época gloriosa del rock, desde la primera nota nos transportaron a aquellos primerizos 60s donde un primitivo rock que bebía directamente de su raíz mas profunda, el blues del otro lado del atlántico, estaba explotando. 'A Hard Day's Night', 'Can't Buy Me Love', 'All My Loving',... canciones eternas cargadas con una energía y vitalismo únicos fueron interpretadas con una factura impecable por los sevillanos, destacando el increíble nivel de parecido en la voz y la intensidad y ganas que le echaron. De 10, toda una referencia a considerar en futuros eventos homenaje a los Bealtes.

Continuaron los chicos del Mentón de Fogarty que después del recital rigurosamente fiel que habíamos recibido optaron por la vertiente del versioneo y el actualizar ligeramente las canciones que tocaron, trayéndolas al ahora musical, potenciando su sonoridad y subiéndolas de revoluciones. Buena actuación en la que también interpretaron un par de temas propios, pop de corte clásico, uno de ellos con un pequeño guiño a la rumba.

ampliar foto de circodelia

Para terminar los madrileños Circodelia subieron a las tablas sabiéndose caballo ganador, y es que ya tienen su status después de colocar varios singles en las listas de éxitos nacionales, hecho que no pasó desapercibido al público, que les coreó desde buen inicio. Buen detalle la chispa de humildad al mencionar que no por ser los últimos eran el grupo estrella del cartel y que tanta importancia tenían los demás grupos que actuaron de forma totalmente desinteresada (como ellos). Una vez aclarado rompieron salvajemente -y con bastante descaro- con dos temas propios. Trallazos de rock con tufillo garajero y toques stonianos desembocaban en poderosos solos que derretían el escenario. La conexión fue inmediata, el portento de efectos de los integrantes, su desparpajo y soltura en el escenario, en definitiva actitud de la buena, acompañado de su saber hacer nos ensimismó hipnóticamente. Con el buen sabor de boca de sus temas, lo que estaba por venir prometía y así fue: 'Get Back', un atrevido 'I'm The Walrus' algo adaptado y demás encendieron a un público ya vendido. Fue la mejor forma de terminar una gran velada beatlemaniaca.

texto por David González
fotos por Víctor Alonso

ValladolidWebMusical                            crónicas