Iván Ferreiro
10-12-2008, Teatro Calderón , Valladolid

 

Miércoles por la noche, ya hemos cenado… ¿y ahora qué podemos hacer? Pues no sé. Por ejemplo, ir al teatro a escuchar buena música de uno de los artistas más importantes desde los años 90 hasta la fecha ¿Y después? Nos tomaremos unas cañas en el “café teatro” para comentar el concierto, donde, casualmente, coincidiremos con la banda; pero de esto ya hablaremos. Primero vamos con el bolo.

Espera un momento ¿He escrito “al teatro”? Sí, eso puse. Siempre he sido de esos que viven cada concierto, y opinaba que el hecho de estar sentado sin apenas moverme me aburriría un poco, pero estaba muy equivocado. Nunca había estado en un teatro viendo un concierto y quedé francamente sorprendido. Es evidente que no ofrece la movilidad que tendríamos en una sala, un campo de fútbol o una plaza de toros; pero a cambio se obtiene una calidad de sonido inigualable. Llegamos a las 9 y cuarto a nuestro palco, desde el que pudimos ver un aforo prácticamente lleno de un público de todas las edades que poco a poco acabaría entregándose a Iván y a su banda a lo largo de la noche.

 

Ya desde los pasillos podíamos oír

 

…yo acariciaba tu nombre
y tú me disparabas piedras al corazón
pisando charcos…

 

El primer tema de la noche, “Secretos deseos”. Y a partir de éste, Iván Ferreiro, junto a su banda, nos fue presentando todos los demás de su último disco, “Mentiroso mentiroso”, intercalando con otros muchos de sus anteriores trabajos. Todas las canciones sonaron estupendamente, con ese toque personal que consigue que tu concierto sea único y diferente a los anteriores.

Y cuando todo parecía que era perfecto, tanto Iván como Amaro se equivocaron en un par de canciones, lo cual hizo enriquecer más la actuación, pues se produjo un efecto de acercamiento al público que muchos agradecimos, ya que no hablaron apenas entre canción y canción. Se disculparon por esos pequeños errores y todos les respondimos con una calurosa ovación como queriendo decir: “no pasa nada, vosotros os lo podéis permitir”. Y, en ese aspecto, creo que no me falta razón, porque estos chicos (que ya no tan chicos) llevan ya casi dos décadas dándolo todo en cada una de sus actuaciones.

Nos hicieron recordar antiguos temas de “Piratas” como, por ejemplo, “los años 90” , “el equilibrio es imposible” o “inerte”, interpretada por Iván, a solas con el teclado, durante el descanso de su banda. Pero cuando ya quedaba poco para el final, el gallego nos cautivó con “turnedo” apuntando el micrófono a los asistentes, haciéndonos aún más partícipes si cabe. Ya que es más que probable el no retorno de “Piratas” (por desgracia para muchos), me parece estupendo que nos regalen grandes temas de ellos.

Ya habían pasado poco más de dos horas y nos dijeron adiós; pero no fue un adiós, más bien fue un hasta luego, porque más tarde nos le encontramos junto a toda su banda celebrando el exitoso concierto en el “café teatro”, donde la noche no haría más que comenzar. Para terminar sólo quiero decir que espero que no pasen otros 5 años para que te vuelvas a acercar a Valladolid, Iván. Y desde aquí animo a la gente a que vaya a ver música en directo, que es ahí donde se aprecia la calidad de cada uno de los artistas de una banda.

 

SET LIST

Secretos deseos

Fotogramas

Me toca tirar

Estrella de la muerte

Canción húmeda

Jetlag

Mr. P

Canción del no

Canciones para el tiempo y la distancia

Más de una vez

Ciudadano A

Los años 90

Rocco Sigfredi

Meteoro y el señor conejo

Canción sin compasión

Réquiem

Piensa en frío

NYC

Extrema pobreza

De mí un pandero

Mi furia paranoica

Magia

Toda la verdad

Personalidad múltiple

Turnedo

Días azules

El viaje de Chihiro

Inerte

El equilibrio es imposible

S.P.N.B.

Crónica: Javier González

Fotos: Daniel Hernández y Nora Carrera

_______________________________________________________________________

Cronicas

Inicio