LA HABITACIÓN ROJA.
Sala Mambo. 6-003-2008. Valladolid

Y si podemos presumir de que el festival más largo del mundo se hace en Valladolid, este año además fardaremos de que lo abrió LA HABITACIÓN ROJA. Los cuatro valencianos se acercaron el pasado 6 de marzo a la Sala Mambo ofreciendo al público del Valladolindie lo mejor de sus canciones.

Apunto de salir un nuevo ep (Esta No Será Otra Canción De Amor, que incluye seis nuevos temas) los chicos de La Habitación Roja dieron un repaso por todos sus trabajos haciendo especial hincapié en Nuevos Tiempos (2005) y Cuando Ya No Quede Nada (2007).

Abrieron con La Vida Moderna, en la que el desencanto vital de sus letras ("Madres adelgazando, hijos intoxicados, generación perdida, tantos sueños en ruinas") quedó eclipsado por la energía que irradiaban unos y otros a cada lado del escenario. A ésta le siguieron temas de su último larga duración como Posidonia, intercalando otros más antiguos del tipo de Fotógrafo Del Alma (Dirán que todo fue un sueño, 2006) o Crónico (Largometraje, 1999).

Jorge, Pau, Jose y Marc no daban descanso a la audiencia. Lejos de la sensación que producen a veces algunas de sus canciones (sobre todo las más antiguas) todo el concierto estuvo caracterizado por el derroche de potencia y energía. Por un momento, el asunto decayó cuando tocaron Escandinavia, que sonó algo floja en comparación con el efecto que produce en el disco, circunstancia que se solventó al anunciar que el próximo tema era La Edad De Oro (4, 2003), instante en que el público entusiasmado rompió a aplaudir y cantar. Tras ésta le siguió un contundente Eje Del Mal (Nuevos tiempos, 2005) que daría paso a uno de los mejores momentos de la noche.

Y es que espectacular fue la interpretación del que pretendía ser el último tema, aquel que da título a su último larga duración (Cuando Ya No Quede Nada). Guitarras y batería potentes nos invitaron a sumergirnos en los ritmos de un electrizante largo final instrumental.

El público pucelano se resistía a que fuera la última así que recurrimos al típico grito de "¡OTRA, OTRA!". Los chicos de LHR no se hicieron esperar (demasiado). Todavía quedaban dos de sus temas imprescindibles: Largometraje y Mi Habitación, que además de contar con diez años desde que las subieron por primera vez a un escenario, sonaron estupendamente.

Tras un largo aplauso el grupo abandonó el escenario, excepto Jorge Martí que aguantó unos minutos más para dirigirse al público (una de las tantas veces) agradeciendo la acogida y disculpándose por no poder tocar ni una más.  A las 22.30 se dieron las luces.

Lo peor sin duda fue el sonido de la sala y el escenario tan pequeño, fue imposible ver al grupo entero. De cualquier modo, nos quedamos con ganas de más.  Recuerda que la próxima cita del Valladolindie será el 10 de abril con Sidonie.

Para hacerte una idea de lo que fue:

http://www.youtube.com/watch?v=xYQU0oR0G9o
http://www.youtube.com/watch?v=JNz2FBRQT-g

Alicia Sánchez Aliste

la habitación roja en va-web

Reseña: "Cuando ya no quede nada" 2007
Reseña: "Diran que todo fue un sueño" 2006
Reseña "4". 2003

Valladolindi 2003 *** Valladolid 2003 *** Ebrovision 2004***

 

valladolidwebmusical******crónicas