Motel Crash
Sala Polar (Valladolid)
12.01.2008 21:00h

Motel Crash caldea la noche pucelana
Crónica y fotos: LP

El grupo madrileño combatió con éxito el frío característico de Valladolid en la "noche de los pingüinos". Con su rock sureño en español y su inagotable energía, se metió al público en el bolsillo.

Rock sureño cantado en español, reminiscente de grupos como Black Crowes o los primeros M-Clan... parecía una buena opción para amenizar la gélida noche del sábado, mientras la ciudad hervía de “moteros”. Motel Crash se formó en 2003 en Madrid, aunque varios de sus miembros provienen de la escena rockera vallisoletana. Desde entonces han recorrido el extenso circuito de salas madrileño con ocasionales incursiones a Valladolid, como la que nos ocupa. Después de dos años, volvían a Pucela para presentar su última grabación, "Algunos dicen", además de varios de los temas que compondrán su siguiente CD.

Cuando llegamos, la sala Polar estaba prácticamente vacía pues, como nos comentaron, había habido un error en el anuncio del concierto, que empezaría realmente a las 22:00h. La Polar, un sitio de tamaño adecuado para este tipo de conciertos medianos-pequeños, quizás tenga una geometría poco afortunada, pero se está volcando últimamente para dar a la ciudad las dosis de música en directo que tanto le hacen falta. El frío, la concentración motera y quizás la falta de una mayor publicidad, fueron los culpables de que no se alcanzara el lleno en la sala, aunque la cantidad de público era más que suficiente para una noche animada y agradable.

El concierto empezó cuando los altavoces comenzaron a escupir las ráfagas de violín del Presto del Verano de Vivaldi, una intro original pero curiosamente adecuada para anticipar la potencia de lo que vendría después. El grupo saltó al escenario y arrancó con "Motel Crash", su canción homónima que define perfectamente la filosofía y el sonido del grupo. Rock potente y macarra salpicado de blues y sentido del humor. Inmediatamente, continuaron con “La vendedora”, y “La banda”, dos de los primeros cortes de la banda, incluidos en acústico en “Algunos dicen” y que en directo recuperaban toda su fuerza. Más tarde se atrevieron con los mismísimos Beatles cuando, tras una finta al Yesterday, descargaron un "Back in the USSR", en el que el público, estático hasta ese momento, no pudo dejar de moverse.

Eugenio Pánico no es sólo el cantante sino el líder indiscutible del grupo. Su chorro de voz y su inagotable energía son uno de los puntos fuertes del grupo en directo. Muchos conciertos a sus espaldas hacen que sea capaz de animar a la audiencia más reticente, y esa noche lo demostró con creces. El eternamente sonriente Jose Ramón Ríos, rellena los huecos que deja la voz con sus arpegios y sus figuras de guitarra, un "bluesero" con gusto y al que da gusto oír. Y todo esto apoyado por la base rítmica sólida y potente de Alfonso Pazos (bajo) y Jose Antonio Coronel (batería), que sin florituras ni fuegos de artificio, sustentaban las canciones del grupo con profesionalidad, sin grietas ni fisuras.

El sonido durante la noche fue adecuado, nítido y cálido como corresponde a un grupo de este estilo, exceptuando algunos problemas en el micro de Eugenio, que por suerte fueron solucionados. Sin embargo, a la batería no le hubiera venido mal un poco de amplificación, pues estaba un poco demasiado en segundo plano.

Tras solucionar los problemas del micro, el grupo continuó con “Espiral”, uno de los últimos temas que prepara la banda para su nuevo CD, seguido de uno de los clásicos de los madrileños: “Algunos dicen”. A continuación, vino la balada “Cobre”, que daba un poco de cuartel tras seis temas de puro rock&roll. Con el grupo ya mucho más calmado, vino una de las sorpresas de la noche, una sorprendente versión rockera del “Corazón loco”, donde todavía se podían apreciar las raíces del bolero de Machín.

La puesta en escena de la banda fue impecable, con la comodidad y la soltura que dan decenas de conciertos. Eugenio era una fuerza de la naturaleza, moviendose de un lado a otro, animando no sólo al público sino a sus propios compañeros, que de todas formas no lo necesitaban porque se notaba que estaban disfrutando como nunca.

La máquina de Motel Crash iba cogiendo fuerza, y se iban alternando temas de siempre como “Sólo un día más” con otros nuevos como “Tío raro”. Y, de repente, nos sorprendieron nuevamente, con el “Rock N' Roll” de los Led Zeppelin, sustituyendo la voz aguda de Plant por el chorro rasgado de Eugenio. La audiencia se iba calentando cada vez más, y ya cantaban y daban palmas sin necesidad de que les animaran, mientras se descargaba otro de los temas nuevos, “Sorpresa”.

Pero realmente, el momento mágico de la noche llegó con uno de sus nuevos temas, "Idolos caídos": guiños a canciones de rockeros de leyenda, presentación de la banda, el público cantando, Eugenio llevado en volandas (literalmente) sobre el público... conseguir que toda la audiencia de una sala se tumbe en el suelo es algo que uno no tiene la oportunidad de ver muy a menudo en esta ciudad. Todo eso lo consiguieron Motel Crash antes de cerrar el repertorio y dejar a la audiencia en pleno clímax.

Pero, por supuesto, esa no era la última palabra. Eugenio y José Ramón volvieron al escenario y se marcaron una versión acústica del “Extranjero” de Bunbury. Y finalmente, ya con la banda al completo, tocaron dos de los temas que habían estado extrañamente ausentes del repertorio: “El viaje” y “Sin control”.

Motel Crash llenaron con facilidad hora y media de repertorio, con subidas y bajadas de ritmo, versiones, chascarrillos, partes con protagonismo del público... en ningún momento el concierto se hizo pesado ni aburrido. Como resumen, lo mejor del concierto fue la conexión con el público: consiguieron que la audiencia vivieran el rock & roll tanto como lo hacían ellos. Y, ya puestos, si tuviera que sacar algún fallo a este conciertazo, serían quizás los dos o tres detalles técnicos de sonido que podían haber convertido un gran concierto en una experiencia perfecta.

En conclusión, el mejor concierto que he visto de Motel Crash, a los que he tenido la ocasión de ver ya varias veces. La única razón por la que esta banda no tiene ya un contrato discográfico es porque ese estilo de música ya no está tan de moda. Porque calidad, tablas y capacidad para entretener, les sobran.

SETLIST COMPLETO
1.MOTEL
2.LA VENDEDORA
3.LA BANDA
4.BACK IN THE USSR
5.ESPIRAL
6.ALGUNOS DICEN
7.COBRE
8.CORAZON LOCO
9.SOLO UN DÍA MÁS
10.TIO RARO
11.ROCK AND ROLL
12.SORPRESA
13.IDOLOS CAIDOS

14.EXTRANJERO
15.EL VIAJE
16.SIN CONTROL

ENLACES RELACIONADOS
Web oficial del grupo: http://www.motelcrash.com

valladolidwebmusical******crónicas