PASTORA
PARQUE DEL CASTILLO – ZAMORA
24 DE JUNIO DE 2008

La razón que me une a una banda como PASTORA, que se encuentra a muchos kilómetros de mi universo musical, es la originalidad de su propuesta. Son un grupo de pop y de eso no hay ninguna duda, pero su forma de encarar las composiciones de sus discos y, después de lo visto, sus directos, se asemejan más a una banda de rock.

Me he quedado con ganas en varias ocasiones de asistir a uno de sus shows, y la posibilidad de asistir en ZAMORA a una de las fechas de su gira “CIRCUITOS DE LUJO” en un lugar con una acústica y encanto tan especial como el Parque del Castillo, justo junto a la muralla de la ciudad, en uno de los actos del programa de fiestas de la ciudad era una ocasión excepcional.

Llegamos tarde al recinto, consecuencia de tener que trabajar para ganarse la vida, y esto hizo que llegáramos justos para ver los últimos temas de la banda telonera BASICO, que debido a una enfermedad de su batería actuaron desprovistos del arropo del percusionista, algo que su cantante palió desprendiendo desparpajo y comunicación con la audiencia. Pop de corte básico, como su nombre indica, y composiciones desnudas que provocan que se queden al aire tanto sus virtudes como sus miserias.

Así que cuando llegó el momento de la salida de PASTORA había en el recinto cerca de medio millar de personas que recibieron la entrada de los hermanos RIBA con aplausos y la de la auténtica protagonista de la noche DOLO, con una gran ovación.

Su puesta en escena responde al planteamiento de unir lo musical con lo visual, mediante el aprovechamiento del espacio del escenario, cuya amplitud deja lugar para los bailes personales de DOLO y las imágenes que proyecta en la pantalla PAUET, que están relacionadas con las canciones pero se desarrollan de un modo orgánico, es decir, no se trata de crear un montaje de video grabado, con más o menos medios, y accionar el play durante la actuación, sino que improvisa con cámaras enfocando al escenario y a un atril lleno de diferentes objetos cuya combinación y uso de programas de imagen hacen un efecto que enriquece el show.

La tecnología forma parte del desarrollo del concierto, no solo por las proyecciones mencionadas, sino que se aprecia claramente en el sonido de guitarra de CAIM RIBA, auténtico cerebro de la banda, que toca (sorprendentemente con gran calidad) su guitarra conectada directamente a un portátil que no solo dispara de forma automática los presets de sonidos sino que sirve también para accionar las bases y ritmos sobre las que los músicos tocan, combinándolo de manera natural y fluida sin que se pierda la inmediatez que supone el desarrollo de un concierto.

DOLO es la auténtica protagonista de la noche y ella lo sabe y lo aprovecha. Luciendo un bonito vestido de noche aprovecha las bazas de haber sido actriz en el pasado, lo que hace que su forma de estar en el escenario esté llena de teatralidad y desparpajo, tanto en sus gestos, movimientos y bailes como en las contadas ocasiones que se dirige al público, contando pequeñas historias de tipo cinematográfico que buscan sorprender al que escucha. Hay mucho de desparpajo y de voluntad de narrar pasajes que, como las letras de sus canciones, parten de la cotidianeidad de lo diario y viajan hacia el interior de la personalidad, rica y peculiar de la vocalista.

CIRCUITOS DE LUJO es su último álbum, y en el han mutado su sonido hacia temas cuyas bases se acercan más a la música disco, algo que, sobre todo en la parte final del concierto dejó algo confundida a la audiencia, que agradeció sobremanera cuando sonaron los temas más conocidos. La estupenda balada DESOLADO que dejó al descubierto la preciosista voz de DOLO, LA VIDA MODERNA, NO SE PUEDE MAS, MUNDO INTERIOR, MIRONA, TENGO (sonó estupenda), o la coreada y aclamada por todos LOLA. Pero el protagonismo quedó para los temas de su nuevo disco, COSMICA, ME TIENES CONTENTA, y sobre todo GRANDES DESPEDIDAS y CUANTA VIDA que hizo mover a todo el mundo.

En resumen, un concierto estupendo en un lugar privilegiado y con una buena organización (gracias KINROS por las atenciones) que me auto convencen de que dentro de la maraña de bandas de pop insulso que pueblan las emisoras de radio se esconden joyas como PASTORA que aún creen en el placer de hacer buenas canciones, ser originales y saber llevar al directo su propuesta.

by beerbeer

 

valladolidwebmusical******crónicas