.

 

TEXAS TERRI
ESTUDIO 27  - BURGOS
17 DE NOVIEMBRE DE 2008  

Hay semanas que empiezan por todo lo alto, como si la vida te diera una oportunidad para desquitarte de la feroz rutina que nos empuja el lunes a volver a poner el despertador y enfrentarte a una sucesión de interminables minutos malgastados en un no-vivir, tan solo actuar y cumplir un papel establecido por unas normas que nos alejan de lo que realmente nos gusta. Y sin duda un gran concierto de ROCK es una de las mejores maneras de enfrentarte a ello.

Tras cumplir con la empresa no me dio pereza arrancar el coche y encaminarme hacia la fantástica sala ESTUDIO 27 (ideal para este tipo de actuaciones intimistas) y encontrarme con uno de los símbolos del punk underground de LOS ÁNGELES, ahora tamizado por el filtro de su actual residencia en Berlín (“es una buena ciudad donde conocer tíos” me dijo TEXAS tras el show) y por el desgaste de muchos años de patear escenarios por todo el mundo, derrochando en todos los casos una energía y entrega fuera de lo común.

Pero a pesar de ello y de que haya dejado atrás algunos de sus comportamientos más salvajes (su giras de hace unos años se hicieron populares por lo extremo de sus actuaciones donde salía a actuar desnuda con sus iniciales hechas con cinta aislante en los pezones y en muchos casos algunos volvieron a sus casas rociados por diferentes líquidos fisiológicos) con el fin de no encasillar su shows y hacer que la gente preste atención a su música. Y en verdad  hay que decir que TEXAS TERRI sigue sin hacer prisioneros en sus actuaciones y que la entrega y el coraje sigue presente. Poco la importó que fuera lunes, que el concierto comenzara casi a la media noche o que tan solo medio centenar de asistentes hubieran pasado por taquilla, cuando empezó a sonar el primer tema (LIFETIME PROBLEMS con su inconfundible toque pshycobilly y su ritmo desenfrenado) dejamos de ver a la persona encantadora que estuvo todo el rato en la sala charlando y atendiendo a los fans, para mutar en un personaje peligroso y desafiante, cambiante y  visceral, intimidador y personal, sin que las comparaciones que habitualmente se le asocian cuando la prensa se refiere a ella, tratándola de encasillar en etiquetas que se le quedan cortas y equiparándola con gente como G.G. ALLIN o IGGY POP, de los que sin duda ha bebido, pero también de la primeriza DEBBIE HARRY, WENDY O WILLIAMS o de GIRLSCHOLLS la pesen en exceso.

Acompañada por una banda sencilla pero eficiente en la que se echó de menos a su antiguo compañero de directos DEMOND BOY y en la que su bajista, con un look punk clásico, tomó especial protagonismo por su movimiento constante por el escenario, sus poses, coros y muecas, y un guitarrista que estaba bastante enfermo (era evidente la tiritona que tenía además de llegar incluso a vomitar a pie de escenario) fue TEXAS TERRI quién tomó todo el protagonismo y nos deleitó con su hiperactividad en el escenario, que contagió a los asistentes hasta el punto de que toda la sala se puso a bailar, y sus influencias con sonidos que fueron desde RAMONES (“ONE HIT WONDER”)  a NEW YORK DOLLS (“RAUNCH CITY”, “NEVER SHUT UP”), IGGY (“TO THE TOP”) o THE CRAMS (algo más evidente en sus directos que en las canciones de sus dos discos) como en la fantástica BABY LETS TWIST .

De esta manera y junto a las canciones de sus discos, fundamentalmente de YOUR LIPS MY ASS que centró su repertorio, impresionantes NEVER SHUT UP con sus coros y su agresividad musical y con grandes sorpresas en la parte final del show con las versiones de DEAD BOYS (“SONIC REDUCER”, que me trajo a la memoria la interpretación que hicieron este mismo año JUNKYARD en su gira en Madrid),  el clásico I WANNA BE YOUR DOG cuyo estribillo cantó en español en la adaptación de LAS VULPES (“ME GUSTA SER UNA ZORRA”) subida a la barra del bar dejando cantar al público y obsequiándonos con un pequeño streeptease,  y un impresionante I GOT A RIGHT de IGGY POP con la que se despidió dejándonos a todos, tras hora y cuarto de concierto, con ganas de más.

Rock psicótico, phycobilly, performances  y toneladas actitud para alguien que defiende por los escenarios la bandera del punk rock americano clásico como nadie y que, lamentablemente, no ha tenido la suerte de contar con el apoyo masivo de los medios como por ejemplo su alter ego más edulcorado JULIET LEWIS AND THE LICKS, quedándose encerrada dentro de un sector underground en la que se la ve a gusto.

Viendo su fiereza y agresividad sobre las tablas no podía evitar pensar mientras conducía de vuelta a casa en toda la retaila de cantautores mojigatos que últimamente están invadiendo los escenarios con sus guitarras de diseño y su pretendido intelectualismo poético y musical, con ellos TEXAS TERRI no tendría ni para empezar.

by beerbeer

REPERTORIO:

1- LIFETIME PROBLEMS   
2-ONE HIT WONDER       
3- RAUNCH CITY  
4- NEVER SHUT UP      
5- MAFIA        
6- MOTEL ROOM
7- TO THE TOP        
8- DREAM WRECKER    
9- DIRTY ACTION   
10- OH YEAH!!         
11- SITUATION         
12- SONIC REDUCER                    


13- 100 BUCKS

14- I WANNA BE YOUR DOG
15- BABY LETS TWIST         
16- I GOT A RIGHT           

valladolidwebmusical::::::crónicas

.