LOCURA COLECTIVA CON THE CHEEKS
Valladolid, 19-09-2009, Sala Polar

El viernes 19 de septiembre, gracias a la Asociación Reducto Sónico pudimos disfrutar, una vez más, de una buena velada musical en la mítica Sala Polar, la cual, por desgracia, está de despedida ya que cerrara sus puertas en breve.

La puntualidad del grupo alemán The Cheeks dejó bastante que desear y los allí congregados tuvimos que “ir calentando motores” con la música que pinchó Nacho para intentar hacer más amena la espera y con la presencia de Chris, el guitarrista de la banda, que ante la ausencia de sus compañeros comenzó a charlar con todos los allí presentes. Con más de una hora de retraso y medio aforo completo hizo su aparición el quinteto de Dortmund, en lo que suponía la presentación en Valladolid de su último disco “Raw Countryside”, con ritmos parecidos a bandas como Zombies, Love Teenage Fanclub, Flamin´Groovies o The Byrds.

Nada más comenzar el concierto, The Cheeks derrochó energía y consiguieron transmitir a todo el respetable el ritmo de su música Garage/Powerpop/Psychedelic. De esta manera, según iba avanzando el tiempo y se sucedían los temas, contagiaron las ganas de bailar y consiguieron que todo el público danzara con cada uno de los temas.

1
(Foto de R.Otazo)

Kono, vocalista de la banda, supo ganarse al público con movimientos sugerentes, ritmos de maracas, toque de pandereta, acompañamientos con la armónica y contacto con los asistentes, como el momento en el que se puso de rodillas y besó el píe de una joven. El resto de los componentes también derrocharon energía, aunque es preciso destacar, que el bajista, T-base, protagonizó varios episodios surrealistas ya que descendió varias veces del escenario para elaborarse un cigarrillo de liar con uno de los asistentes o para bailar con el público.

1

Según avanzaba la noche (y las cervezas…) la locura colectiva se instaló en la sala ya que, como se ha apuntado anteriormente, los chicos de The Cheeks se entregaron al máximo en cada uno de los temas que interpretaron. Este hecho fue percibido por el respetable y nadie de los allí congregados quería que cesara la música. Pero después de una hora y media el concierto llegó a su fin y se dio paso a los comentarios de los asistentes, entre los cuales, destacaban expresiones como; “brutal”, “vaya desmadre” o “muy bueno”.

1
(Foto de R.Otazo)

Pocos minutos después el grupo al completo estuvo firmando discos y cambiando impresiones a cerca de cómo había transcurrido el concierto. Por último, para poner un buen “broche final”, tanto la banda como gran parte de los asistentes se volvieron a juntar en el local garagero Fuzztone de Valladolid, para seguir escuchando buena música (por no hablar de las cervezas, claro).

Hasta la próxima The Cheeks.
Gracias, Reducto Sónico.

Fdo. Miriam & Jano

reseña de su disco 2008

valladolidwebmusical******crónicas