WHITESNAKE
GOOD TO BE BAD SPANISH TOUR 2008 

 

El retorno a los conciertos y su gira por nuestro país, con cinco fechas, representa uno de los acontecimientos musicales del año para todos los amantes del HARD ROCK y prueba de ello es que su paso por España ha supuesto un éxito total en cuanto a la afluencia de público, aunque también hay que reseñar que en algunos  lugares como Madrid cambió recintos de mayor tamaño como LA CUBIERTA de Leganés donde actuó por última vez por recintos de menos aforo como LA RIVIERA, y que la impresión general que han dejado sus actuaciones ante los fans de la Serpiente ha sido cuanto menos confusa.

2008 ha sido el año del retorno discográfico de WHITESNAKE tras 19 años sin nuevas canciones firmadas por la banda como tal (de la que tan solo queda su vocalista, fundador y auténtico corazón DAVID COVERDALE) si dejamos a un lado los cientos de recopilatorios, reediciones, directos, acústicos… y dos discos editados como proyectos personales del vocalista independientemente de que en uno de ellos (RESTLESS HEART) la compañía le obligara a editarlo con el mítico nombre de la banda en su portada.

Desde aquel lejano 1989 en que sacaran SLIP OF THE TONGUE los fans nos tuvimos que conformar con los cuatro temas nuevos que salían como extras en su directo de 2006 LIVE IN THE SHADOW OF THE BLUES, que dejaron a la parroquia un poco fría y que nos hicieron temer lo peor.

Por fortuna, y tras el gran sabor de boca que había supuesto su anterior gira por nuestro país hace casi cuatro años, la edición de su disco GOOD TO BE BAD fue una agradable sorpresa ya que nos encontramos a DAVID COVERDALE recogiendo el testigo de la banda en el punto exacto donde lo dejó, es decir, con su sonido netamente americano, que lejos quedan ya los tiempos de hard blues rock de los MARSDEN,  MOODY e incluso de MEL GALLEY o JOHN SYKES, y con una colección de canciones a la altura de la leyenda que representa.

Así que con estos precedentes los conciertos de su actual gira se presentaban, a priori, como una oportunidad sin igual para disfrutar de un grupo con nuevas y excitantes canciones que acompañar a uno de los repertorios más sólidos y amplios de la historia y con un COVERDALE cuyo estado de forma no debería haber sufrido grandes variaciones en el ultimo lustro.

Sin embargo, y aunque la gira y los conciertos han sido una celebración musical, si que han dejado un poso de amargura e incluso de insatisfacción en sus fans.

Vayamos por partes: El denominador común en los conciertos de WHITESNAKE fue el que colgaron el NO HAY BILLETES en las salas y que la expectación fue máxima con colas que, por ejemplo en Madrid, empezaron tres horas antes del inicio del show y con aforos como en CORUÑA donde sobrepasaron los 8.000 asistentes en el COLISEUM. El repertorio fue más o menos el mismo aunque, y es de agradecer, hicieron alguna variación entre ellos, alternando GUILTY OF LOVE y ALL FOR LOVE, con AIN´T NO LOVE IN THE HEART OF THE CITY y llevándose la peor parte los fans de Valencia en la GREENSPACE que, probablemente por el excesivo calor de la sala y los inconvenientes de la cantidad de fechas de la gira se quedaron con la sorpresa de ver como tras STILL OF THE NIGHT el cantante tomaba la puerta de salida mientras parte de la banda se quedaba en el escenario esperando el arranque de BURN que aquí no sonó y sin embargo el premio gordo cayó en Bilbao que pudieron disfrutar del SOLDIERS OF FORTUNE.

De los cambios en su formación está claro que todos hemos salido perdiendo ya que a nivel de apoyo en los coros, que ahora los necesita más que nunca, la baja de MARCO MENDOZA y su sustitución por un jovencísimo URIAH DUFFY (que en Madrid celebraba su cumpleaños con tarta y paseo por encima de la barra incluido) ha sido un error, a pesar de que por fin nos libramos de los sexy bailes MENDOZA y a quien más se escuchó en esta labor fue a REB BEACH, condenado a un segundo plano en el apartado musical (un lujo innecesario) por DOUG ALDRIGH que se ocupó de la mayor parte de los solos, y cuyos coros, en ocasiones en tonos altos no fueron muy acertados, como tampoco lo fue su actitud en muchas fases del show desentendiéndose de tocar las canciones, probablemente este trabajo de segundón que le reporta cuantiosos beneficios económicos le tenga algo desmotivado, y preocupándose más de bromear con la audiencia, repartir púas y poner gestos cómicos.

DOUG ALDRIGH si que está a gusto con unos zapatos que han calzado muchas de las grandes leyendas de las seis cuerdas y aunque haya discusión en cuanto a que sea equiparable a ellas la verdad es que hizo unos shows magníficos y muy respetuosos con la historia de la banda, clavando los solos con los originales, a diferencia de BEACH que se tomó más licencias en este apartado, y mostrándose entregado y profesional en todo momento.

CHRIS FRAZIER, su nuevo batería, supuso uno de los grandes fracasos de la noche, casi sin pegada ni ritmo y que cuando llega la parte central del repertorio en el que los solos de guitarristas (excesivamente largos y faltos del ritmo necesario para entretener al público) y el suyo propio, permiten al cantante descansar, y de paso romper todo el ritmo al concierto con un bajón que costó superar, CHRIS ofreció el que probablemente haya sido el peor solo de batería visto, en directo o dvd, por un servidor en toda su vida. Carente de cualquier sentido o ritmo y de un aburrimiento que se notaba incluso en el rostro del propio percusionista. Es muy difícil estar a la altura de TOMMY ALDRIDGE (por no hablar de COZY POWEL o IAN PAICE) pero lo de FRAZIER fue de juzgado de guardia.

Poco o nada se escuchó a TIMOTHY DRURY en los teclados, enterrado tras el sonido atronador de las guitarras, y de lo que tocó se limitó a cumplir y no cambiar las interpretaciones originales, con la única excepción de GIMME ALL YOUR LOVE donde el ritmo era diferente.

Y vamos con el tema espinoso de la noche, el estado vocal de COVERDALE. DAVID apareció en esta gira luciendo su glamour, buena presencia escénica y física (aunque los años van haciendo mella en su operado rostro) y con una actitud tan perfecta como en toda su carrera, con la mente puesta en hacer disfrutar a todo el mundo, darle la dosis necesaria de canciones clásicas y melodías ya eternas y entregar a sus fans todos los gestos, poses (chupándose el dedo ante las damas, pellizcándose los pezones, mostrando el pie de micro fálicamente…)  y frases míticas que estos quieren escuchar (como su ya clásico HERE´S A SON FOR´YA), bromeando y dirigiendo sus miradas a todos los miembros de las primeras filas, mostrándose en perfectas poses para los fotógrafos y  chapurreando un español (impagable sus repetidos “MUCHACHOS Y MUCHACHAS”) que encandiló a toda la audiencia.

Mención aparte es su estado vocal, el cual ha decaído enormemente en este último lustro y que dejó insatisfacción y dudas en sus fans. Muy enfadados a la gente que acudió en Valencia, donde apareció más ronco de lo normal (también el excesivo calor de la sala y la humedad del lugar afectan cuando uno esta justo de facultades), encandilando a los gallegos que se llevaron sin duda el mejor show de la gira y entregando a los asistentes a BARCELONA y MADRID un concierto desigual con un arranque, que en Madrid fue tras un atronador MY GENERATION de THE WHO por el equipo a todo volumen, muy competente, donde incluso hay quien pensó que estábamos ante un play back descarado, y una segunda fase de concierto en el que ya COVERDALE sencillamente no podía. Quizás sería conveniente que DAVID tuviera en consideración el recuerdo que muchos de sus fans van a llevarse después de sus conciertos y espaciara un poco más las fechas entre los mismos, aunque esto, como es lógico disparara los gastos de producción.

Lo que si que es verdad es que DAVID con su técnica y su experiencia fue capaz de brillar en lo vocal cuando hablamos de temas de tonos más bajos, probablemente su clásico IS THIS LOVE? fuera la mejor interpretación del concierto, acertando en los temas nuevos como BEST YEARS o CAN YOU HEAR THE WIND BLOW donde el registro es menos exigente y teniendo que tirar de ayuda extra en mesa, con delays y chorus (en HERE I GO fue exagerado) excesivamente altos y procesados cuando los tonos se subían y aún así en canciones como BURN (demasiado esfuerzo para un final de show) o STILL OF THE NIGHT tuvo que alejar su micro de la boca para hacer que fuera la audiencia quien cantara y salvar este “mal trago”.

De todas maneras no creo que esto supusiera que nadie saliera decepcionado de su concierto ya que todos los peros relatados anteriormente son fruto de la comparación con una de las carreras más sólidas de la historia de la música y de una formación que ha tenido, sin ningún lugar a dudas, a los mejores músicos del género en sus filas (tanto en lo técnico y musical como en lo compositivo) y si analizamos fríamente y sin este cariz histórico, veremos como lo que pudimos ver fue a músicos de un nivel excepcional, caso de sus dos guitarristas, con un repertorio con temas como FOOL FOR YOUR LOVIN, AIN´T NO LOVE, IS THIS LOVE o HERE I GO AGAIN ( y eso que se quedaron fuera canciones como READY AND WILLIN, CRYING IN THE RAIN o un BAD BOYS que fue insistentemente pedido en Valencia) cuya interpretación por si sola ya valen la asistencia al concierto (previo paso por unas taquillas cuyos precios están empezando a desorbitarse).

Habrá quien haya rejuvenecido veinte años escuchando GIMME ALL YOUR LOVE, probablemente el momento más aclamado en Madrid, y quien haya tenido la oportunidad, por primera vez, de sentir algo parecido al MONSTER del 83 y todos habrán disfrutado de una experiencia única. La situación del mercado musical nos está privando a todos de la posibilidad de que surjan nuevas bandas que sustituyan, a nivel de capacidad de crear una sólida carrera y un poder de convocatoria que los convierta en clásicos, a los PUPPLE, ACDC, JUDAS, MAIDEN…y me parece encomiable el esfuerzo de estos, cuando el motivo que les incita a hacerlo en la actualidad es el amor a su legado más que al dinero, de mostrarse sobre los escenarios. Son muy pocos los vocalistas que están envejeciendo de manera digna, no todos pueden ser GLENN HUGHES o DIO ya que estos son excepciones, y mientras algunos ya hace tiempo tiraron la toalla (o la perdieron) como GILLAN o PLANT, otros como HALFORD o el propio COVERDALE ya dan síntomas de estar en su última etapa. ¿Es suficiente esto como excusa para perderse un concierto de estas bandas? Pues ahí ya está la opinión de cada uno, desde luego no creo que ningún asistente a esta gira se haya arrepentido, sin embargo, de los que no hayan ido a los conciertos no todos podrán decir lo mismo.

Who knows where the cold wind blows,
I ask my friends, but, nobody knows
Who am I to believe in love,
Oh, love aint no stranger

 

by beerbeer

Reporteros desplazados:

Valencia: ZOEAGA, MANUEK, MAR, HEEPPURPPLE, LEATHERHEAD

La Coruña: RICHIE, ORBIL, FROIZ, FERNEREA

Madrid: KAMELOT, ZIRA, ROCKLAND, TACODEGUASA, BEERBEER

Set list: BARCELONA

Best Years
Fool For Your Loving
Can You Hear The Wind Blow
Love Ain't No Stranger
Lay Down Your Love
Is This Love?
Guitar Duel
A Fool In Love
Solo batería
Ain’ t Gonna Cry No More
All For Love
Guilty Of Love
Gimme All Your Love Tonight
Here I Go Again
Still Of The Night
Burn / Stormbringer / Burn

SET LIST MADRID

Best Years
Fool For Your Loving
Can You Hear The Wind Blow
Love Ain't No Stranger
Lay Down Your Love
Is This Love?
Guitar Duel
A Fool In Love
Solo batería
Ain’ t Gonna Cry No More
Aín´t No love in the Heart of the City
Gimme All Your Love Tonight
Here I Go Again
Still Of The Night
Burn / Stormbringer / Burn

valladolidwebmusical******crónicas