LOS FARAONES
17 de abril de 2009
Festival Cultura de Bar
Bar King Creole (Segovia)

 

 

Era la primera vez que les escuchaba. Igual no tengo perdón de Dios, pero intentaré vivir con ello.

Fue un concierto acústico. Contrabajo, guitarra solista, guitarra y voz. Al principio me jodió que no llevaran aunque fuera una caja y un charles; pero cuando empezaron a tocar, se me pasó la tontería. En ningún momento eché de menos percusión. Solo con el ritmo del contrabajo te entraban más ganas de moverte que con cualquier zampaperros metiéndote el doble bombo hasta el píloro. Aunque en realidad no hubo mucho movimiento. Estuvimos comedidos. Solo hubo algún tímido intento de baile, pero nada serio. Nos quedamos con las ganas, que es lo peor que se puede hacer en esta vida. Pero habrá tiempo de remediarlo.

Entre la concurrencia, algunos tupés, varios ex-tupés, y rockers de paisano. No es fácil ser rockabilly en Segovia. No es fácil ser nada en Segovia. Bueno, ser eskinjer parece más fácil. Hay un huevo. Aunque no sé cómo se les ocurre raparse el pelo ahora que tienen. Dios da pan a quien no tiene dientes. En fin.

Los Faraones tocaron temas propios, algunos compuestos “hace más años de los que me gustaría”, tal como dijo el cantante (Javi Faraón) y clasicazos del rockandroll. Todo ejecutado a la perfección. Me quedé acojonado viendo tocar a Salomón, el guitarra solista. Además lo hacía como si nada; sin aspavientos. Después de ver a este tío tocar, he puesto a la venta mi guitarra. Debía ser la guitarra lo que me fallaba. Me voy a pillar una con una bandera confederada, como la de Salomón.

Buen concierto y buen garito el King Creole. A ver si Agustín, pionero rockabilly y gran batería segoviano se anima y sigue haciendo historias.

Texto: S. Carabias.Fotos: Voyhaciendoeses

 

valladolidwebmusical******crónicas