AMARAL
TEATRO CALDERON “VALLADOLID VIVE LA MUSICA”
5 DE MAYO DE 2009
 

Enmarcado dentro de la programación de VALLADOLID VIVE LA MUSICA y tan solo ocho meses después de llenar la plaza de toros de la ciudad regresaba AMARAL al Teatro Calderón para desgranar ante sus fieles, que volvieron a agotar el papel en taquilla, un cancionero que se ha convertido gracias al trabajo duro y constante del dúo, y no vamos a negar que también gracias al apoyo de las radio fórmulas, en patrimonio y voz de una generación de jóvenes que lo han tomado como suyo.

Una actuación en un teatro difiere de manera radical, cuando se trata de un grupo con pulso rockero (tamizado eso si) de un recinto al aire libre, “veros a todos hay sentados me hace sentir como si estuviera examinándome” pronunció EVA al principio del concierto, y la diferencia no estribó únicamente en el montaje, que aunque sobrio estaba muy bien diseñado en su juego de luces y escenografía, sino que la existencia de diversos tipos de entradas y sus precios elevados, motivado por el pequeño aforo del recinto, ocasionó que el continente engullera al contenido y propiciara que los asientos de la parte de abajo lo ocupara gente de una generación mayor y más tranquila que respetó escrupulosamente los parámetros del recinto y guardó silencio sepulcral en la primera mitad del show despertando tan solo cuando el empujón de los más jóvenes, situados en las localidades más económicas y alejadas les hizo reaccionar.

Y es que la noche empezó fría y la audiencia correspondió poniendo el acento en la archiconocida frialdad castellana, aunque es cierto que no ayudó que el inicio del show fuera una EVA AMARAL pertrechada únicamente con una guitarra acústica en el escenario sin ninguna ayuda del equipo de iluminación (vaya putada para los fotógrafos acreditados que nos quedamos sin la oportunidad de hacer el trabajo de manera digna) y sin tan siquiera descorrer el rojo telón “soy la telonera de estos chicos de Zaragoza” nos contó mientras sonaban los primeros acordes de TARDES. Luego vino al rescate el 50% del dúo y con él, previo recordatorio del partido del siglo de ese fin de semana, tocó TARDE DE DOMINGO RARA que de rara que fue propició que EVA olvidara parte de la letra, también la ocurrió en la archiconocida MORIRÍA POR VOS, e hizo que la vocalista se autocalificara con un suficiente “a expensas de intentar subir nota”.

Y esa nota subió aunque no llegara al sobresaliente gracias a un conjunto de músicos con una destreza y ejecución quirúrgica (siete ejecutantes en escena) que aportaron a las composiciones del dueto los matices y adornos necesarios para dotar a las canciones de la dosis de contenida furia y calma que el guión exigía y que tan solo EVA se saltaba de vez en cuando en forma de arrebatos viscerales, NO SE QUE HACER CON MI VIDA (de lo mejor de la velada) o REVOLUCIÓN sin que la audiencia, en la mayoría de los casos se diera por enterada.

Y es que ni los enérgicos acordes de la SG de AGUIRRE ni el contundente sonido del bajo (personalmente  el triunfador de la noche) consiguieron desperezar al respetable antes de la citada RESURRECCIÓN, a la que acompañaron las primeras palmas, como si la falta de alcohol y tabaco unida al encorsetamiento de los buenos modos les impidieran disfrutar del espectáculo.

Aunque la banda se lo curró en forma de nuevos arreglos como el comienzo de batería y voz de SALIR CORRIENDO o inicio acústico de EL UNIVERSO SOBRE MI y sobre todo EVA AMARAL que tan pronto echaba mano de la harmónica (la citada el UNIVERSO SOBRE MI), las campanillas chinas y las guitarras de ritmo arábico (TE NECESITO con una EVA arrodillada ante el respetable mientras cantaba y JUAN AGUIRRE finalizando la composición con un largo solo de guitarra que daba por terminado la primera parte del repertorio), la interpretación de la seminal BIARRITZ  perteneciente al proyecto inicial de AGUIRRE, DIAS DE VINO Y ROSAS y la gran sorpresa de ver a EVA AMARAL sentada en el suelo, tras cambio de modelito, tocando el sitar en DE CARNE Y HUESO, tan solo consiguieron reanimar al paciente en los instantes finales, en los que incluso hubo un atisbo de perder las buenas maneras y de paso el sitio adjudicado para regresar a la butaca en la final EN UN SOLO SEGUNDO (más que discutible para acabar dos horas de concierto) y dejar un regusto de si pero no, de que la comparación con el concierto de la plaza de toros en Septiembre dejó un poso de intensidad más marcada en los asistentes y de que aunque AMARAL son una gran banda y unos compositores sobresalientes necesitan, como los buenos toreros, de la tarde idónea para abrir la puerta grande. Sus incondicionales sin ninguna duda les ofrecerían todos los trofeos, para otros la tarde aunque fue buena distó de pasar a los anales del género. Quizás la próxima sea la buena.

by beerbeer

amaral en va-web

Valladolid 2008 **** Burgos 2005 ***** Valladolid 2005

valladolidwebmusical******crónicas