MIGUEL RIOS

        PARQUE HUERTA DEL OBISPO – PALENCIA-

        1 DE SEPTIEMBRE DE 2009  

 

En el escenario dos grandes carteles de autopista, uno con salida inmediata, el de PALENCIA donde actuaba esa noche, y otro con salida a largo plazo, su GRANADA natal, varios conos de tráfico y unas cuantas señales y para empezar una pantalla de video donde una silueta avanza despacio hacia nosotros, la forma se hace carne, como dijo la biblia, y aparece ante nosotros el vocalista más importante del rock patrio de toda la historia y probablemente el único solista al que el adjetivo de leyenda de la música, junto con el señor ROSENDO MERCADO, le encaja sin el peso de la grandilocuencia de la palabra.

Una gira de despedida de dos años de duración, es tanta la gente que ha pasado por el camino del granadino que es necesario todo este tiempo, y una de las primeras paradas en la capital palentina y su fiesta mayor, donde más de siete mil fieles se dan cita para cambiar por unas horas a su patrón SAN ANTOLÍN, por SAN RIOS, que da más satisfacciones, y para asistir a una ceremonia del rock de alta, y vieja, escuela compuesta por un cancionero con pocas sorpresas y apto para una audiencia que no ha necesitado pagar ticket, aunque el concierto no es gratis como recuerda RIOS al señalar que esto se paga con los impuestos de todos y que el ha llegado “puesto por el ayuntamiento para daros gusto a todos, aunque dentro de un orden”.

MEMORIAS DE LA CARRETERA abre el repertorio con un sonido que es nítido y claro, aunque a los más rockeros nos hubiera gustado unos cuantos vatios más, con la demostración palpable desde el primer momento de que MIGUEL RIOS está en una forma increíble a sus 65 años. Con cazadora, pantalones negros ajustados y protegiéndose inicialmente la garganta del azote del fresco de la ribera del Carrión, y según pasan los minutos nos enfrentamos a las historias de “estrellas fugaces, flores de desguaces, cruces, bares y noches sin sueño” como entona en su tema de apertura.

Los conciertos gratuitos, cuando son de rock, y más si son en fiestas patronales son un auténtico cáncer para los que disfrutamos de la música ya que lo heterogéneo de la audiencia y la abundancia de curiosos propicia que, una vez hechas las necesarias fotos en el foso y tras sortear alcaldes himplados, concejales que han rescatado unos pantalones vaqueros de un rincón del armario (o han ido urgentemente a una boutique de guardia a comprarlos) y señoras con más maquillaje que los KISS poblando el backstage, tenga que cambiar de ubicación entre los asistentes en varias ocasiones por el riesgo que corro de enterarme del último escándalo de algún(a) personaje televisivo.

Y mientras MIGUEL cambia la letra de su BIENVENIDOS y saluda “a los nietos del Rock and Roll”, quizás porque de por perdida a su generación para la causa y necesite que alguien escuche el mensaje y recoja el testigo que él dejará y mientras una banda conformada por músicos de su ciudad provenientes de bandas locales, 3 guitarristas, bajo, batería y teclado, dan aire nuevo y fresco a composiciones que en su gran mayoría ya formaron parte del mítico ROCK AND RIOS, a día de hoy aún el mejor disco en directo editado en este país de pandereta.

De esta manera suenan temas míticos como GENERACIÓN LÍMITE, un SANTA LUCÍA interpretado de rodillas mientras es cantada por todos los presentes hasta hacer que se me ponga el vello de punta, las más cañeras ROCK AND ROLL BOOMERANG o LUA o un BLUES DEL AUTOBUS reservado como bis y también sorpresas increíbles como poder escuchar íntegramente REINA DE LA NOCHE, emocionarnos con EL RIO este es el tema más antiguo del repertorio nos avisa, o rescatar el canto de lucha hippie de ANTINUCLEAR, EL RUIDO DE FONDO, el riff stoniano de NIÑOS ELECTRICOS ¡que gozada!!, EN EL ANGULO MUERTO una composición reciente con letra de su paisano LAPIDO,  las versiones de SABADO EN LA NOCHE, MANERAS DE VIVIR o una sentida BAJO LA LLUVIA de QUIQUE GONZALEZ y llegar a la recta final, tras dos horas y veinte de show, con el cantante en solitario frente a todos interpretando TODO A PULMON, auténtica declaración de principios de su carrera, el HIMNO A LA ALEGRÍA con un final eléctrico y acelerado y volver al escenario saltándose su finalizado set list y regalarnos NO ESTAS SOLA, “creo que es la segunda vez que hago esto de salir de nuevo después de tocar el Himno” para dejar sonrisas de satisfacción en todas las caras, incluida la suya ya que como confesaría luego a la organización era hasta la fecha el mejor concierto de la gira, y un poso de amargura al comprobar que el espacio que deja MIGUEL no tiene un claro sucesor ya que probablemente otros más populares ocuparán su lugar en el escenario pero una carrera de cincuenta años de integridad y libertad musical no será repetida en este mundillo musical plagado en la actualidad de recién llegados con aires de salvadores de la causa y pseudo músicos con el ego engordado.

50 años en la carretera, más de cuarenta discos, reconocimientos oficiales, premios varios e incluso varios programas televisivos (que noche la de aquel año, fiebre del sur, buenas noches bienvenidos) donde intentó inculcarnos su amor y conocimiento del género. MIGUEL RIOS es fundamental para entender nuestra historia musical y su comportamiento un ejemplo de dignidad personal, el día que baje el último telón todos nos quedaremos un poco más solos.

by beerbeer

  • MEMORIAS DE LA CARRETERA
  • BIENVENIDOS
  • GENERACIÓN LIMITE
  • ANTI NUCLEAR
  • NUEVA OLA
  • EN EL ANGULO MUERTO
  • RAQUEL ES UN BURDEL
  • MADRID
  • EL RIO
  • BAJO LA LLUVIA
  • SANTA LUCIA
  • REINA DE LA NOCHE
  • EL RUIDO DE FONDO
  • NIÑOS ELECTRICOS
  • NOS SIGUEN PEGANDO ABAJO
  • EL SUEÑO ESPACIAL
  • AÑO 2000
  • EL ROCK DE UNA NOCHE DE VERANO
  • ROCK AND ROLL BOOMERANG
  • SABADO EN LA NOCHE
  • MUEVE TUS CADERAS
  • MANERAS DE VIVIR
  • MIS AMIGOS
  • LUA
  • TODO A PULMON
  • EL BLUES DEL AUTOBUS
  • HIMNO A LA ALEGRIA
  • . NO ESTAS SOLA

    valladolidwebmusical******crónicas