BRAINSTORM – PRIMAL FEAR
SALA HEINEKEN – MADRID –
24 OCTUBRE 2009

 

 

Parece ser que en los tiempos que corren todo aquel que quiera disfrutar y despotricar con alguna banda internacional metalera tiene que cogerse la mochila y hacerse 200 kilómetros solo por ser de la tierra donde el metal no existe ni en los discos, pues eso es lo que hice, Primal Fear y Brainstorm eran el cebo perfecto para una mala noche para los que sufren de las cervicales. No nombro a los también alemanes Jaded Heart porque de no haberles visto rondando por la sala pensaría que no habían tocado, se suponía que según el horario previsto empezaría a las 19:30 y yo puntual a esa hora entre en una Heineken que por el entonces no tenia ni 100 personas dentro, y para mi sorpresa ya habían terminado, ¡hay que joderse! No era de esperar ese recibimiento, por lo cual no hay que comentar mas es de suponer que presentarían su reciente disco y ¡25 minutos de duración!.

Y como íbamos con adelanto salen los Brainstorm inmediatamente y al parecer no había sido yo solo el que me había perdido a los Jaded Heart, la sala estaba a la mitad escasa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


El intro de turno abre Forsake What I Believe,tema de su Memorial Roots que salió el pasado día 16 y que por cierto me compre allí mismo, tema de medio tiempo con cierto misticismo solo roto por un estribillo contundente y es que si en algo destacan los alemanes es en eso, sea como sea el tema el estribillo es duro y bien claro queda que Torsen Ihlenfeld y Milan Loncaric son dos metrelletas de riffs que se tiran meneando la cabeza melenas al viento todo el show. Llega Fire Walk with Me más contundente y más de los Brainstorm que por lo menos a mí mas me gustan, y esta bien el decirlo que es de agradecer que tocaron las buenas, no todas las buenas porque apenas llego a la hora pero si fue un setlist agradecido, su gusto por algunos temas mas progresivos y menos comerciales podrían haber enfriado la actuación, aunque todos los discos son impresionantes y muy cañeros el set list me agrado mucho. Highs Without Lows fue el siguiente en dar cuerda, single del Soul Temptation, y un Andy B. Frank entregado a la causa de comerse a la gente siempre cantando muy encima del publico y tirando de nosotros a cantar los temas, algunos solo a medias, ja!.

El mejor álbum de la banda por lo menos para mí, por ser el más cañero y el más directo tuvo un único tema Blind Suffering con una contundencia sin reproche alguno, se salió. Si una cosa nos quedó clara fue su gran afición al fútbol, muchas fueron las alusiones hechas, que si ganarán el próximo mundial, que si los del barsa vocean más que los del Madrid, ¡estos no han venido por Pucela!. Entre el chorreo y los clásicos de la banda nos cayó otro tema del Memorial Roots; Shiver, uno de los más rockeros del disco, no tiene esas bases tan pesadas ni esas guitarras machaconas. Este nuevo trabajo de los Brainstorm sirve de consolidación como miembro estable y no de sesión de Antonio Ieva (bajo) aunque ya tocara en el anterior álbum Downburst no fue incluido en fotos, Brainstorm formaban como cuarteto.

Tantas ganas tenía el señor Andy por el contacto con la gente que a los primeros acordes de Shiva's Tears se bajo a la pista a burrear con el personal instaurando la histeria colectiva, temazo y gran recuerdo que se llevo alguno con tío Frank. Y después del subidon y de mas piques futbolísticos le llega el turno a la poderosa Falling Spiral Down, hay que decir que de sonido andábamos bien, de aptitud también sobre todo por parte de Andy y Antonio que eran los más activos, que contrastaban con la estatua de Torsen (guitarra) que no hizo ni amago de moverse en todo el concierto, también es de comentar que posiblemente Brainstorm sea la banda con mas Kilos de guitarra en sus filas, menudos 2 mastodontes de las seis cuerdas.


Con todo esto quedó tiempo para un par de temas del Liquid Monster, Worlds Are Comin' Through y la balada All Those Words con un Doorway to Survive entre medias de lo mas hevylon y con el respetable entregado no había que esforzarse mas, el How Do You Feel para preguntarnos como nos sentimos y dejarnos en manos de los Primal Fear, estuvo bien.

 


40 minutazos de colocación de la batería de Randy Black que nos tuvimos que meter para dar continuación al calentón, aunque merecía la pena por ver a una de las bandas con mas facilidad de hacer temas pegadizos, cañeros, machacones y cojonudos de todo el panorama metalero, los hacen como rosquillas; con un águila, un ángel y una explosión nuclear te hacen un grandes éxitos de 20 temas, es increíble. Iba a ser la tercera vez que los veía en directo y no tenia ni la menor duda de que iba a ser la ostia, bases que suenan como una maza contra un muro, una voz que se mete hasta la médula y 2 guitarras que parece que las han puesto el interruptor en destrucción total y ya tenemos un concierto de Primal Fear.

El intro a escena con Randy, Henny, Alex y el tío Sinner, y para sorpresa parón del intro con caras de ¿que ha pasado? en los miembros y Sinner se mete para dentro con cara de mala ostia, ¡uy mal empezamos!.Un minuto tardó en solucionarlo y ya quedo el susto en el recuerdo, metieron el Under the Radar para empezar y todos tan felices, salió a los primeros acordes el cantante mas cachas del mundo Ralf Scheepers con el modelito que sale en las fotos del disco, un tema este no muy cañero quizás algo light para empezar pero sonó bien.

 

Fueron alternando temas del nuevo 16.6 con clásicos, Battalions of Hate con Killbound, el Nuclear Fire con el Six Times Dead rematando con el Angel in Black, casi nada, lo que hacía un bloque de cinco  temas de lo mas explosivo, cinco cañonazos donde la banda ya hacía con nosotros lo que quería. El sonido era bastante bueno y todos encantados de la vida, es de recalcar que el Six Times Dead suena igual de cañero que en el disco o más, que pasada de tema, me encanta su  agresividad y con un Henny Wolter sensacional por el que siento una gran simpatía, es un saber estar el de este hombre y una cañaza que le mete a los temas que es de lo que no hay, con su aptitud y sus poses que no hay cinco en el mundo, sobervio.

 

Parte de la banda se toma un descanso y deja a Alex Beyrodt con Henny para que se marquen un duelo de guitarras muy ameno y divertido, nada de solos aburridos de estrellitas del heavy que estamos hartos de ver. Un Alex Beyrodt que sustituye a Magnus Karlsson y que la banda no acaba de asentar un  guitarra fijo, Alex es de corte muy clásico quizás demasiado para Primal pero el tío sabe y mucho, es un gran maestro como demuestra en su disco en solitario Vodoo Circle y con los Silent Force (banda que también me encanta).

 

Después del descanso, solo para algunos, llega el recuerdo para su anterior álbum New Religion con Sign of Fear y el megabaladòn Fighting the Darkness muy coreado por la tropa heavy. Cuatro segundos para coger aire y nos cayó el Riding the Eagle y el Final Embrace, presente y pasado de la banda, 2 temazos sobre todo el segundo, ¡los pelos como escarpias!.


Encarando el final del show llega el clásico de los clásicos, un tema que estará en la banda sonora de la vida de muchos de nosotros el Metal is Forever, sin comentarios.

Un nuevo parón para preparar el escenario acústico con sillas del backstage muy bajas, no aptas para la ocasión, y un Hands of time muy emotivo y muy español, Paco, Antonio fueron los nombres elegidos por Ralf para presentar a Alex y Henny, un Sinner de lo mas flamenco, fue muy familiar el tema y me agrado mucho, son unos fenómenos. No voy a decir que sean mi banda preferida pero en directo estos tíos tienen algo que no tienen otras bandas. El fin de fiesta nos llego con Seven seals y el clásico Chainbreaker, un buen tema para despedirse. Mención aparte es comentar lo buen músico que es Mat Sinner, creo que nunca se habla de  él tanto como se merece, es el cerebro de 2 bandas estables y con larga carrera, no hace por resaltar por encima de ninguno de sus componentes y lo da todo en el escenario, para mí un icono del metal actual. ¡Esperamos impacientes la próxima visita amigos Primal!.

Fotos Y Texto
Oskkar 13

valladolidwebmusical******crónicas