SUIKERROCK FESTIVAL
TIENEN – BELGICA
1 DE AGOSTO DE 2009 

 

 

Bélgica es un país con una amplia tradición en la celebración de festivales musicales veraginegos, probablemente por su necesidad de disfrutar de las jornadas estivales después de los fríos inviernos, y en la actualidad son casi 300 los que se pueden ver a lo largo del periodo vacacional.

Entre ellos están los más conocidos como WERCHTER, PUKKELPOP, DOUR y quizás el más veterano de todos el SUIKERROCK FESTIVAL.

El “festival del azúcar” (SUIKERROCK) se celebra en la localidad de TIENEN, apenas a 40 minutos de autovía de la capital Bruselas y en esta ocasión se trataba de disfrutar de su edición número 23, lo cual le convierte en uno de los más antiguos y que tenía en esta ocasión como platos fuertes las actuaciones, a lo largo de los tres días en que tiene lugar, de bandas como STATUS QUO, SIMPLE MINDS o FUN LOVIN CRIMINALS como bandas internacionales y junto a ellos grupos con mucho tirón en los países centro europeos como NATALIA (otro producto OT belga con muy buenas ventas), NOVASTAR o la superventas ANOUK.

Un cartel en el que la popularidad internacional y local se combinaban dando lugar a una programación a la altura de ediciones pasadas, donde han actuado grupos como DEEP PURPPLE, ROXY MUSIC, IGGY POP, UB40 o BJORN,

Acostumbrado a la forma en  como se desarrollan los festivales en España es estupendo ver como se organiza una localidad como TIENEN, con una población que rondará los 50.000 habitantes con un evento de esta magnitud y que atrae a muchos visitantes de ciudades y países vecinos.

La principal seña de identidad es que los conciertos se celebran en su plaza medieval, GROTE MARK, en el centro de la localidad y que se cierra para los asistentes, los cuales pueden introducir sin problemas cámaras o comida, aquí no hay cacheos en las puertas, aunque la oferta gastronómica y de bebidas es espectacular. Se puede elegir, a precios muy asequibles entre comida de diversos países o cenar en alguna de las terrazas de los restaurantes de la plaza y combinar los típicos vasos de cerveza de plástico para llevar con beber un cocktail  preparado con profesionalidad e incluso llevado hasta a ti por camareros. El acceso es mediante el sistema de pulseras, sin ninguna restricción a entrar y salir cuantas veces quieras y en toda la zona centro de la ciudad hay una oferta gastronómica excepcional y numerosos puestos de merchandising, mercadillos, atracciones feriales y un segundo escenario con actuaciones musicales, generalmente de bandas noveles, que programa el mismo festival y que se desarrollan de manera gratuita probablemente gracias a la inmensa cantidad de sponsors de primera línea con los que cuenta.

En la GROTE MARK un escenario de grandes dimensiones, un sonido excepcional, pantallas de video, buena visibilidad y un montaje de luces de primera fila. Y junto a ello un trato excepcional para los medios de prensa acreditados, entre los que nos encontrábamos nosotros, con una zona tras el escenario donde poder beber y comer de manera gratuita, acceder mediante líneas adsl de alta velocidad a poder enviar las fotografías y crónicas casi en tiempo real y un espacio común para medios y artistas donde estos podían acercarse a departir con la prensa si lo deseaban. Todo ello gestionado por un personal amable y dispuesto a colaborar con la prensa asistente, que era numerosa, siempre con una sonrisa y sin ningún mal gesto, lo que, a mi entender, constituye una de las principales diferencias con la organización que sufrimos en muchas ocasiones sobre todo por parte de los medios de seguridad privada.

Si hubiera que poner algún pero a la organización sería que los servicios existentes en la plaza, instalados para la ocasión, eran de pago y había que abonar 50 céntimos de euro por desahogarse, eso si en unos baños limpios y pulcros, cosa que hacía todo el mundo ya que a nadie se lo ocurría mear fuera de tiesto, nunca mejor dicho, y pasaban por caja en cada ocasión o compraban un “bono” con lo que el precio salía algo más económico.

Asistir a este festival no fue casualidad para mi ya que tenía anotado su fecha desde hace tiempo con el objetivo de poder ver en directo a una de mis cantantes favoritas, la holandesa ANOUK, prácticamente desconocida en España, donde ni tan siquiera cuenta con distribución de sus trabajos, y un fenómeno de masas en países como Holanda, Bélgica o Alemania donde actúa en recintos de gran aforo y forma parte del elenco de grupos super ventas con capacidad para realizar espectáculos de primer nivel.

Pero el día venía completo y al llegar al festival, recoger las acreditaciones y ubicarnos un poco en el recinto, tuve la oportunidad de disfrutar del directo de los americanos FUN LOVING CRIMINALS, a una hora un tanto temprana y como primer plato fuerte de la jornada estrella del festival, el sábado.

Es estupendo ver que la banda de NEW YORK ha sabido adaptarse a los tiempos actuales y tras la borrachera de popularidad de sus primeras obras y la acogida de ventas que tuvo 100% COLOMBIAN que les llevó a lo más alto, han sabido readaptarse y seguir facturando grandes discos y shows especiales y llenos de clase.

Su giro hacia el uso más acusado de sampleados y la pérdida de los elementos soul y funk estilo Motown de sus inicios, a favor acercamientos al hip hop de alta escuela no ha hecho más que reforzar su status y darles una frescura que se antojaba necesaria tras el paso de los años.

Sin embargo aún permanece intacta esa chulería latina de HUEY en el escenario, su estilo impecable a la hora de vestir como un auténtico gentelman y su destreza con la guitarra junto al protagonismo de su socio fundador BRIAN LEISER que se encargó de disparar los pregrabados además de tocar el bajo, teclados, trompeta e incluso la harmónica.

 Contaron con algo más de una hora de tiempo para tocar muchos de sus clásicos como KING OF NEW YORK, la popular SCOOBY SNACKS, LOVE UNLIMITEDLOCO o su tema homónimo FUN LOVIN CRIMINALS con el que pusieron fin a una actuación llena de buen humor, comentarios en spanglish, algun comentario hiriente  hacia COLDPLAY y un carácter personal y arrebatador que fue calentando progresivamente a la audiencia.

Impagable fue ver en el backstage como ese “buen rollo” que destilan en el escenario se ve reflejado en la relación entre los miembros de la banda, los cuales iniciaron una guerra de agua de la que hubo que guarecerse para no acabar tan empapados como ellos.

NOVASTAR son belgas de adopción y por ello jugaban en casa.

Confieso que antes de la actuación no tenía ninguna referencia de su música y por ello me llamaba la atención que figuraran en un puesto de honor del festival. Toda la banda gira en torno a su cantante y compositor JOOST ZWEEGERS que se ocupa de la guitarra acústica y ocasionalmente del bajo y el piano, y cuya historia discográfica comienza en el año 2000 cuando publicaron su álbum de debut, desde entonces hasta ahora otros dos discos de estudio y una popularidad y ventas masivas para un estilo que se aleja de los parámetros musicales de comercialidad, tal como lo entendemos aquí, para conformar un estilo personal, la propia voz de JOOST ya es un elemento muy diferenciador,  en el que lo emocional y lo profundo se dan la mano en un conglomerado de elementos que fluyen desde los ritmos jazz de su batería, una jovencísima chica llamada KAREL DE BACKER que otorgó un feeling especial al evento a acercamientos al pop espacial de los U2 de la última década o al lirismo poético de CROWDED HOUSE o COUNTING CROWS.

Temas cantados en inglés y coreados por todos los presentes que ovacionaron largamente a la banda y que en número fueron prácticamente idénticos que los que esperaban la actuación de la estrella de la noche

ANOUK

Es cierto que conocía su primer single NOBODY´S WIFE por la difusión que se realizó de su clip en 1997, impactante por su sencillez y con su sola figura, en blanco y negro, ante la pantalla, pero hasta hace unos años no la presté la atención que merece.

No encuentro un paralelismo con ninguna vocalista española con la que poder orientar a quien no conozca a esta holandesa de voz profunda y carácter indomable, ya que estilísticamente se podría acercar más a figuras anglosajonas como AMANDA MARSHALL, ALANIS MORRISSETTE o incluso a BETH HART por su timbre profundo de voz, su potencia interpretativa y un talento especial para conglomerar en su voz elementos del pop, rock, soul e incluso el blues y que la permiten navegar desde el tono roto y desgarrador de JANIS JOPLIN a la ternura y delicadeza de MARI CHAPIN CARPENTER, salvando en todo caso las distancias pertinentes.

Así que desde que publicó en 2004 el estupendo HOTEL NEW YORK he seguido su trayectoria a través de sus cds y videos con la idea de algún día poder ver alguno de sus enérgicos shows. Ante lo improbable, tal como están las cosas en el mercado discográfico, que su compañía, la en otro tiempo todopoderosa EMI invierta en ella y la traiga a España y gracias al milagro de los vuelos low cost me planté en Bélgica con la imagen de su último dvd en directo LIVE AT GELREDOME y sus dos horas de show.

Sus problemas personales y la lucha contra sus adicciones parece que han repercutido en su forma física o bien es que no la pillamos en el mejor de los días, pero lo cierto es que en algunos aspectos la actuación fue un poco decepcionante.


No por el desarrollo del show, que se ejecutó con la profesionalidad requerida en una artista de su talla, sino porque la cabeza de ANOUK no estaba por la labor. Se encontraba en esos momentos en la fase de mezcla final del que será su nuevo trabajo FOR BITTER OR WORSE, que se publicará en Septiembre y del que interpretó su nuevo single TODAY, una canción rápida y enérgica con cierto aire de power pop y alejada de lo que es su estilo habitual, y aunque su banda, formada por dos guitarras, teclista, tres coristas excepcionales y una nueva sección rítmica en la que su bajista desplegó una destreza impecable dotando a canciones como JERUSALEM de un nuevo ritmo, estuvo impecable y la voz de ANOUK siguió conmoviéndome hasta el extremo, tal y como lo hace en sus cds esperaba algo más de entrega.

No se encontró a gusto la vocalista desde el principio del show con el sonido interno del escenario, y aunque a los presentes nos llegaran perfectamente canciones como IF I GO, de su último disco en estudio, el más soul WHO´S YOUR MOMMA o su tema más reconocido NOBODY´S WIFE, de su ya lejano debut, la vocalista se dirigió en varias ocasiones hacia su técnico de mesa para reclamarle e incluso abandonó el mismo durante unos instantes para volver, con  mejor humor, y alternar los temas más rápidos como MODERN WORLD, GOOD GOD o GIRL con sus conocidos y sensibles medios tiempos, su auténtico punto fuerte, y que dejaron boquiabierto a todo el público como sucedió en la estremecedora LOST, MORE THAN YOU DESERVE o STAR.

Una cosa que me llamó poderosamente la atención fue lo poco participativa y efusiva que fue la audiencia durante todos los grupos, a pesar de llenar hasta los topes el recinto, y que apenas reaccionan con aplausos entre tema y tema pero siempre de manera estática y distante y que me hace pensar que quizás el tópico de todas las bandas internacionales cuando se pasan por nuestro país  acerca de lo “caliente” de la audiencia sea algo más que un reclamo publicitario para ganarse un primer tanto con los asistentes.

Quizás sea esta la razón por la que cuando ANOUK abandonó el escenario sin llegar si quiera a completar una hora de actuación, sin bises y dejándonos a todos con un palmo de narices, la gente educadamente abandonó sus lugares y dirigió sus pasos hacia la salida de una manera educada y ordenada.

Mucho me temo que si una banda internacional hiciera algo similar en España la integridad del grupo podría estar en peligro o al menos las protestas, lógicas y lícitas, se harían escuchar de manera clara.

Espero que la pillara en una mala noche y que tenga la oportunidad de poderme desquitar ya que el potencial de repertorio de la holandesa (que se dejó en el tintero temas de la categoría de MICHEL, R U KIDDIN ME, IT´S SO HARD o BALL AND CHAIN, auténticos clásicos de su repertorio) dan para mucho más que para esos escasos 55 minutos de actuación.

Me quedo con la imagen de la cantante frente al escenario improvisando una parte vocal al final de su tema JERUSALEM, con la que finalizó el show, en la que gritaba de manera agónica un “CAN YOU HELP ME?” que retumbó como un grito agónico hacia todos los presentes, quizás sea necesario que se ayude a si misma como primer paso y la música debería ayudarla.

by beerbeer

 

valladolidwebmusical******crónicas