TWODAY FESTIVAL
VALLADOLID
7 de noviembre de 2009
(Pabellón de la Feria de Muestras)

Sesión de tarde

Ya por la tarde, a las 18 horas, el Festival se trasladó al Pabellón de la Feria de Muestras de la capital del Pisuerga, lugar, que tal vez no sea el más indicado para la celebración de un evento de estas características pero lo cierto es que tampoco hay muchas más opciones a la hora de escoger un recinto. Resulta obligado mencionar algunos de los aspectos que provocaron más quejas por parte de los asistentes, lo cual en nuestra opinión debe ser tomado como una consideración a tener en cuenta para mejorar en la próximas ediciones. En este sentido, hay que señalar que el sonido no era muy bueno, que los cambios de grupo duraron mucho tiempo y que el festival resultó muy “parado” en algunos momentos. Igualmente, se comentó entre el público, la conveniencia de colocar un servicio de ropero en un evento de este tipo, al igual que se mostró bastante desconteto por el hecho de no permitir la salida del recinto hasta las 22 horas o por la poca variedad de bebidas a la venta y el precio elavado de las mismas. Una vez dicho esto, es justo precisar que lo importante es que este festival se haya celebrado y es una buena señal haber escogido a Valladolid como sede.

Los vallisoletanos Arizona Baby fueron los encargados de comenzar en Twoday Festival demostrando como, perfectamente, se puede ser profeta en la tierra de procedencia. Muy bien esta banda que ha sabido cautivar a todo el panorama musical nacional con un producto diferente que aporta originalidad y calidad. Javi, Rubén y Marcos forman este trío de rock acústico que impresiona por su fuerza y presencia sobre el escenario.
Arizona Baby, aunque lo tuvieron difícil al arrancar consiguieron solventar las complicaciones e  interpretaron los temas que componen su Second To None, larga duración que se encuentran actualmente presentado y que supone un merecido premio al tiempo que llevan dedicado a la música. Todos los asistentes al Twoday supieron apreciar que estaban escuchando algo realmente bueno y fueron correspondidos con aplausos, los primeros que se escucharon en la noche. Lo que fue una lástima es el hecho de que aparecieran los primeros ya que se hubiera agradecido verles sobre las tablas en otro orden.
Después de los vallisoletanos, llegó el turno de la joven Zahara acompañada de su banda fabulosa formada por: Xavi Molero, Alfonso Alcalá y Dani Vega. Esta andaluza afincada en Barcelona ya ha visitado en numerosas ocasiones nuestra ciudad y se mostró agradecida por el acogimiento con el que habitualmente se viene premiando su encanto. Zeta y los suyos interpretaron temas de su segundo disco La fabulosa historia… como En La Habitación, Funeral (que sonó realmente potente con sus chicos fabulosos), Merezco o aquella que invadiera la esfera myspace antes de sacar el disco con una multi, Olor a Mandarinas. La responsable del spot de la Vuelta Ciclista a España de este año supo enfrentarse al público con su pop dulce y encandilador.

El tercer cambio de grupo puso sobre el escenario del Pabellón de la Feria de Muestras de Valladolid el peculiar sonido de La Bien Querida, quien aterrizó en nuestra ciudad presentando su Romancero, un disco muy esperado dentro del panorama indie nacional. Ana Fernández-Villaverde y los suyos continuaron ofreciendo al respetable un sonido popero personal y muy característico en un directo que quedó algo desangelado en el pabellón de la Feria de Muestras, y que dieron por terminado con De Momento Abril.
Seguidamente, con los suecos Billie The Vision & The Dancers llegó la primera gran explosión de locura colectiva del Twoday y es que los responsables del conocido “Summercat” supieron activar a todo el público con su sonido fresco, festivo y bailable. Con un vestuario llamativo y un ritmo pegadizo demostraron que son mucho más que ese famoso estribillo repetido a lo largo de este verano como consecuencia de un anuncio televisivo, y es que esta banda encaja perfectamente en un festival porque ofrecen un producto muy divertido y bailable.
Y después de los suecos hicieron su aparición sobre el escenario los veteranos Lagartija Nick con su rotundo sonido indie muy rockero que hizo continuar con el ritmo instaurado por la banda anterior. La cosa se iba animando. Sonido de calidad, letras inteligentes y una gran presencia sobre el escenario son armas infalibles con las que cuentan estos granadinos que son una banda totalmente consolidada y que demostraron en la noche del festival en Valladolid el por qué de su éxito. Evidentemente, cada uno de los temas que interpretaron con la potencia que les caracteriza fueron muy aplaudidos por todos los presentes y cerraron una brillante actuación que sin embargo se vio limitada en algunos momentos por las condiciones del recinto que comentabamos al principio.
Y después del movimiento incitado por las bandas anteriores se produjo un cambio radical de ritmo con la actuación de Christina Rosenvigne que ha sido fruto de muchos comentarios, porque seguramente, colocar a Christina después de Billie The Vision & The Dancers y de Lagartija Nick no fue lo más acertado. No obstante, esta artista madrileña, gracias a toda la experiencia acumulada en todos sus años en esto de la música, supo afrontar la situación y estar a la altura que se esperaba de ella. Con una amplísima discografía desde los años ochenta, tanto en grupos como en solitario, en 2008 grabó el disco Labio Superior y el EP Labio Inferior, con los que demostraba que, realmente sigue estando de lo más activa. Canciones totalmente “made in Christina” sonaron con fuerza en el pabellón que supo apreciar la calidad de la música realizada por esta artista ya totalmente consagrada.
Y continuando con el intimismo y la tranquilidad, apareció sobre el escenario Russian Red, para ofrecer al público su estilo personal e innovador que cautiva tanto por su música como la impresionante voz de la madrileña Lourdes Hernández. Otro momento que los asistentes aprovecharon para, de manera más relajada, pararse a apreciar la música de esta artista que interpretó temas de su I Love Your Glasses, como " Cigarrettes" o "They Don’t Believe" con el apoyo de músicos reconocidos en la escena como Charlie Bautista o Manuel Cabezalí. Además la madrileña tocó nuevas canciones que hacen presagiar una próxima grabación.

Con Sidonie llegó El Incendio y vaya si “quemaron” la sala porque supieron romper totalmente con el ambiente relajado e hicieron olvidar a los asistentes las primeras muestras de cansancio después de tantas horas de festival. Los catalanes se comieron, literalmente, el escenario con su sonido indie provocando otra gran explosión de locura colectiva en la sala. Presentaban en nuestra ciudad su nuevo trabajo El Incendio sin olvidarse de hacer guiños a sus discos anteriores como es el caso del tema "Sidonie Goes to Moog".

Marc Ros, Axel Pi y Jesús Serna protagonizaron uno de los actuaciones más esperadas del Twoday Festival, con colaboración de Zahara incluida, y, como es habitual en ellos no defraudaron. Adornada con un juego de luces adecuado y un poco de pirotecnia, se puede decir que fue uno de los conciertos más reseñables de la noche. Su directo resultó impresionante, psicodélico por momentos e hicieron saltar las chispas (realmente saltaron chispas…) de ese Incendio que vienen provocando desde que recientemente publicaran su último disco. Lo único negativo de su actuación es que acabó pronto y todo el público se quedó con ganas de más tiempo con Sidonie.

Lo siguiente fue la esperada actuación del gallego Iván Ferreiro, este genio de la música que lleva años demostrando, primero con Los Piratas y luego en solitario, su arte a la hora de entender y hacer música. Iván es eso, un genio del que poco se puede decir que no se haya dicho ya, salvo reafirmar. Acompañado por Amaro Ferreiro a la guitarra y segundas voces, Pablo Novoa al bajo y Toni Toledo a la batería, en su actuación en Valladolid demostró esa genialidad que le caracteriza y su música cautivó por completo a todo el público, el cual, no cesó de cantar cada uno de sus temas.
Grande Iván que contó con la colaboración puntual de Marc Ros y supuso todo un lujo poder disfrutar de su arte con temas míticos como “Ciudadano A” o “El viaje de Chihiro”. “Turnedo”, aclamado por todos los asistentes, sirvió de despedida justo en el momento en el que la canción dice “… y digámonos adiós…”. Todos esperamos que Iván vuelva pronto por estas tierras y ese adiós no sea más que un hasta pronto.

Rozando las cuatro de la mañana y después de una espera considerable, los artistas invitados por Camera Obscura, Magic Arm ponían su folk experimental encima del escenario ante un público poco receptivo. Tocaron tres canciones en el que sin duda no era el mejor momento para apreciarlos y dieron paso a la esperada banda escocesa que por primera vez visitaba nuestra ciudad. Camera Obscura ofrecieron un concierto que todo sea dicho, no fue nada fuera de lo común. Abrieron su actuación con el tema que da título a su más reciente álbum "My Maudleen Career", a la que siguieron entre otras "Swans", "French Navy" y rescataron el mítico tema "Lloyd, I’m Ready To Be Heartbroken" de su anterior trabajo. Tracyanne y los suyos se despidieron sobre las cinco de la mañana haciendo un concierto correcto pero poco emocionante.

Y aunque el cansancio acumulado tras once horas de festival era más que considerable, la sorpresa se la llevaron los pocos que aguantaron hasta el final, y es que Second no defraudaron en absoluto. Su forma de estar en el escenario , añadido a las canciones bien hechas les convierte en una de las bandas más atractivas de nuestro país. Mereció la pena disfrutar del espectáculo de los murcianos, que removieron el pabellón con temas como "Rodamos", "Horas de Humo" e "Invisible". Liderados por la fantástica voz de J.A. Frutos, éste no dudó en bajar a bailar con el público, subirse a un poste, o dejar que los allí presentes subieran al escenario a cantar "Todas Las Cosas". Probablemente fuera uno de los pocos aciertos en el orden de las actuaciones del Twoday Festival porque los Second realmente pusieron el broche al evento e hicieron que a pesar de los inconvenientes los asistentes dieran por terminada una jornada maratoniana con mejor humor.
Miriam Arranz y Ali Aliste (noviembre '09)

SALAMANCA

La crónica

Artistas del Twoday en Valladolidwebmusical

 
valladolidwebmusical
crónicas