JOHN WAITE

SALA RITMO Y COMPAS (MADRID)

5 DE MARZO DE 2010  

 

Me asusta sobre manera cuando espero un concierto con el grado de expectación con el que esperaba el de John Waite fundamentalmente porque el resultado final, por muy bueno que este sea, estará por debajo de todas las expectativas creadas.

No se si, afortunadamente o no, la existencia de Internet y la cantidad de información que se puede encontrar en la red nos facilita que podamos hacernos una idea aproximada de lo que vamos a ver, a través de las experiencias de los que ya han pasado por el mágico instante que vamos a vivir y por la pérdida del misterio consistente en saber que temas serán los elegidos por un artista que a lo largo de su trayectoria ha parido algunas de las mejores canciones del género en los ya 16 discos de estudio que ha grabado.

El anuncio del paso por nuestro país del genio de Lancaster se escribió en mi agenda de conciertos con la necesidad imperiosa de no perderme esta fecha, que al final fue única para España, y con el temor de que la pequeña sala RITMO Y COMPAS pudiera dejar en la calle por falta de entradas a muchos seguidores.

Realmente parece que mi universo musical se encuentra muy alejado del resto de los mortales ya que al final, y para sorpresa mayúscula del que escribe, ni siquiera logró agotar el taquillaje, poco más de 200 afortunados, que pudimos vivir una noche íntima y cercana con un auténtico héroe de Rock Melódico.

TH3 REASONS era la banda encargada de abrir noche y calentar a los asistentes que poco a poco iba tomando posiciones. Una formación de Móstoles con un sonido que navega entre JOURNEY y TOTO y que presentaba su primer EP. ANGEL´S FIRE. Buen sonido y ganas de agradar a una audiencia que nerviosa esperaba la aparición del protagonista de la noche.

Lo primero que llamó la atención fue el estupendo estado físico en el que se encuentra JOHN WAITE. A sus 57 años conserva una cuidada melena y una delgadez (casi fragilidad) acorde con su nuevo guitarrista, el joven californiano de origen brasileño LUIS MALDONADO (miembro de INTO THE PRESENCE de los que llevaba puesta una camiseta), que ya habíamos visto el año pasado en los escenarios madrileños en la gira de GLENN HUGHES de su disco F.U.N.K. y que en esta ocasión se mostró mucho más extrovertido que con el galés, más participativo y disparando desde su preciosa  LES PAUL blanca, un sonido crudo y clásico, muy rico en solos y armonías  de base blusera, que supo manejar en los temas de ritmo más lento para intentar rellenar los huecos que la falta de un teclado propiciaban.

Y es que esta podría ser la única pega en lo musical que se puede poner a una banda que cumplió en su base rítmica con la presencia de los semi desconocidos y solventes TIM HOGAN al bajo y BILLY WIKES a la batería ( ex CRENSHAW) que ni brillaron ni cometieron ningún error, pero que habrían necesitado el apoyo sonoro que un teclado hubiera propiciado en canciones como en WHEN I SEE YOUR SMILE..

Pero lo importante aquí era la voz de WAITE y en ese aspecto podemos decir que conserva su tono y calidad original, sin ningún tipo de acrobacia vocal, nunca fueron parte de su sello, pero con el estilo y timbre característico que lo ha acompañado en su carrera.

Desde el arrollador comienzo de CHANGE donde pudimos comprobar como se las iba a gastar el señor Maldonado en los solos con uno rápido y desenfrenado que combinó de manera sublime con los arpegios limpios y cristalinos o el comienzo de BACK ON MY FEET AGAIN donde la voz de JOHN se quedó solo acompañada por un leve ritmo de guitarra que permitía  apreciarla mejor mientras los continuos movimientos y saltos del vocalista, que se abrazaba constantemente a su micro y no paraba de hacer gestos de aprobación y complicidad con las primeras filas demostraban sus ganas de agradar esta noche.

Se que es difícil hacer un set list a gusto de todo el mundo pero creo firmemente que se equivocó en este aspecto. No en dejar de lado muchas de sus baladas o temas lentos para centrarse en un repertorio más rockero y vivo, quizás más aconsejable para el directo, dejando de lado temas de base acústica como BLUEBIRD CAFÉ o IN DREAMS, que si que está interpretando en muchas de sus actuaciones de esta gira, sino porque dentro del corto tiempo de concierto, 15 canciones para su primera visita a nuestro país, incluyó dos versiones, una de su adorado BOB DYLAN, ALL ALONG THE WATCHTOWER que fue toda una sorpresa y que sonó furiosa y compacta (hay que recordar que han sido muchos los tributos que ha realizado al músico de MINNESOTA (Highway 61. Just Like a Woman..) y el único bis de la noche ROCK AND ROLL de LED ZEPPELIN que fue furiosa en el apartado vocal (dentro de los registros de WAITE) y algo deslavazada en lo musical, donde cualquier comparación con el cuarteto original siempre es odiosa.

 

Además buceó quizás más de la cuenta en su pasado musical con las interpretaciones de ISN´T IT TIME (que no figuraba en el set list y que sustituyó sobre la marcha por IN DREAMS, EVERY TIME I THINK OF YOU y MIDNIGHT RENDEZ VOUS (3 temas originales de su etapa con THE BABYS) y BEST OF WHAT I GOT (muy buena de nuevo la labor de MALDONADO, punteo de guitarra en solitario sobre el escenario incluido,  en el papel de NEAL SCHON) de su etapa con la súper banda BAD ENGLISH, lo que nos dejó tan solo nueve composiciones de su carrera en solitario.

El primer gran momento de la noche llegó con WHEN I SEE YOUR SMILE que fue coreada por toda la sala haciendo que el cantante permitiera a los presentes entonar el estribillo (nunca un título de canción encajó tan bien con las caras de todos los presentes debería de pensar WAITE), la fuerza que desprendió MR WONDEFULL, donde aprovechó para presentar a la banda, y que llegó al clímax con la interpretación de su mega éxito MISSING YOU (de nuevo un teclado aquí habría hecho justicia al tema) donde todo el mundo coreó hasta la afonía.

WAITE cumplió de sobra y dejó a todo el mundo satisfecho y con la sensación de haber vivido una gran noche que se antoja difícil repetir, aunque durante el concierto se disculpara por tantos años de abandono y prometiera un nuevo regreso, pero con el sentimiento de que lo que fue una gran noche podría haberse convertido en legendaria con unos cuantos retoques en el repertorio y algo más de tiempo sobre las tablas.

Me temo que poco a poco, el que las bandas tengan que completar todo el calendario de fechas con conciertos que puedan hacer rentables sus giras, nos está haciendo ver que muchos músicos ponen, a veces inconscientemente, el pie en el freno para no arriesgarse a una cancelación o mala noche que pueda dañar su reputación y eso va en detrimento del espectáculo y su espontaneidad.

De todas maneras cuando termine este año la fecha del pasado viernes seguro estará entre las mejores de las vividas en una sala de conciertos y ojala se pueda repetir en el futuro.

El A.O.R., Rock Melódico o como se quiera llamar se está convirtiendo en una escena cada vez menos underground gracias a músicos que están volviendo a la carretera para llenar nuestros oídos de grandes melodías, pericia musical y sobre todo estupendas canciones. Y en eso JOHN WAITE, aparte de ser uno de los pioneros, sigue conservando toda la magia

by beerbeer

 

REPERTORIO

 

  1. CHANGE
  2. BACK ON MY FEET AGAIN
  3. ENCIRCLED
  4. WHEN I SEE YOUR SMILE
  5. ISN´T IT TIME
  6. ALL ALONG THE WATCHTOWER
  7. MR WONDERFUL
  8. EVERYTIME I THINK OF YOU
  9. SUICIDE LIFE
  10. BEST OF WHAT I GOT
  11. NYC GIRL
  12. MISSING YOU
  13.  MIDNIGHT REDEZ VOUS
  14. HEAD FIRST
  15. ROCK AND ROLL

 

 

 

 

 

valladolidwebmusical******crónicas