AEROSMITH

Palau San Jordi. Barcelona

28 de junio de 2010

 

 

Cuando Aerosmith anunció su gira europea tras una larga lista de escándalos y dimes y diretes tenía pocas esperanzas de lo que íbamos a encontrar y eso a pesar de ser uno de los últimos grandes grupos que me quedaba por ver. Asi que nos fuimos a Barcelona con muchas ganas pero con algo de inquietud sobre  lo que veríamos sobre el escenario. Además, hacía once años que los americanos no venían a visitarnos. Desde media tarde ya había mucha gente alrededor del Pabellón Sant Jordi, lugar del concierto, con camisetas, banderas y la entrada se produjo de forma escalonada. A las 20:45 apareció el grupo telonero, The Cribs, que durante media hora y sin que la gente le hiciera mucho caso, desplegó su música. Y es que en la entrada ni siquiera aparecía su nombre.

A las 22:10 se apagaron las luces del recinto y un gran telón con el logo de la banda cubría el escenario, bastante sencillo, tan solo con una pasarela en el centro y unas pantallas de fondo. Éste cayó con los primeros acordes de “Love in an elevator” que fue el gran comienzo de la noche. OOOH! YEAH! Salieron con fuerza y ganas y teniendo en cuenta que era la gira 40 aniversario y que Steven Tyller tiene 62 años, es mucho decir, pero según se mostró durante toda la noche creo que está en plena forma. El sonido inicial fue un poco bajo, algo desajustado pero tras unos minutos esto se solucionó y fue muy bueno durante el resto de la velada teniendo en cuenta el recinto elegido. Por supuesto, el cantante americano salió con sus pañuelos atados al micro y un gran sombrero. En las pantallas de fondo se proyectaban tanto imágenes del concierto como vídeos grabados con anterioridad con motivos relacionados con las canciones.

“Back in the saddle”  y “Falling in love (It’s hard on the knees) ”fueron las siguientes, con la gente saltando, botando, tanto en la pista como en las gradas. 14.000  personas aclamando a la banda, entregándose a ellos como Aerosmith lo hicieron con nosotros. Desde luego desplegaron caña y un repertorio increíble que apenas nos dio descanso. “Eat the rich” con eructo final incluido y un  Joey Kramer espectacular dio paso a “Pink” y a otro cañonazo como “Livin’n on the edge”. Y es que si una nos parecía buena, la que seguía nos parecía mejor.  Joe Perry  estuvo increíble, demostrando lo buen guitarrista que es, enrollado con la gente, interactuando con Steven Tyller y haciendo birguerías con las seis cuerdas. Por cierto, que rompió dos guitarras durante la actuación… una la estrelló contra un ventilador y la otra la destrozó con su cinturón, que se quitó para “azotar” al pobre instrumento. Brad Whitford y Tom Hamilton se mostraron más reservados pero también tuvieron sus momentos.

“What it takes” puso algo de calma, una canción preciosa y algo difícil de cantar con todos los agudos en su sitio y muy bien interpretada por Tyller que seguía contorsionándose por todo el escenario, jugando con los ventiladores, con su micro, con todo lo que se le pusiera a tiro, vamos. Movimientos muy sexuales, buscando la cámara que emitía imágenes para “mirar” a la gente a los ojos o momentos más como de trance, como viviendo en sus carnes toda la experiencia del concierto y sintiéndola muy dentro.  Que feeling, que buen rollo, que ambiente mostraban y creaban, creo que todos lo que estábamos allí sentimos que veíamos algo grande, algo espectacular. Y esas dudas de antes del concierto sobre que Aerosmith veríamos se disiparon al segundo acorde del concierto. “Stop Messin Around” cantada por Joe Perry y sobre todo “Rag Doll” con ese ritmo que se pega y no te puedes quitar pusieron a todo el mundo más patas arriba aún. Para este tema Joe Perry situó su guitarra tumbada sobre unos caballetes, colocándola como si fuera un teclado y con una púa y  un slide en la otra mano tocó así esta canción. No había parones entre corte y corte y pasábamos de un éxtasis a otro. Eso ocurrió con “Crying” que interpretaron después.

Otro de los momentos chulos de la noche llegó con el solo de batería de Joey Kramer que llegó a tocar con los codos y los puños cerrados para conseguir unos sonidos profundos y potentes que maravillaron a los asistentes. Durante unos instantes salió Tyller a acompañarle dando unos toques pero luego se retiró. Regresó el resto de la banda para seguir dando caña con “Mama Kin” A continuación, llegó otro despliegue más de Perry que se puso a cantar y tocar un blues disfrutándolo a tope. De verdad, a veces me pregunto si un grupo, tras cientos de conciertos sigue gozando en directo, pero después de ver a Aerosmith, 40 años después de su inicio creo que si, que siempre se pueden divertir. La superbalada del repertorio llegó con “I don’t want miss a thing” con imágenes de Liv Tyller en las pantallas en un instante muy paternal. Impresionante la gente cantando la canción de principio a fin.

Con una intro de bajo de Tom Hamilton llegó “Sweet emotion” y un final antes de los bises muy blusero, “Baby, please don’t go” y “Draw the line”. Por cierto, que Steven además de cantar no se olvidó de su armónica y la tocó en diversos momentos con gran maestría. Se fueron durante unos minutos del escenario y por fin llegó la canción que más esperé toda la noche, tanto que cuando comenzaron a tocarla hasta se me escaparon las lagrimillas… y es que los heavys no somos de piedra, el concierto estaba siendo alucinante, el repertorio espectacular y llegaba “Dream On” que a pesar de ser de 1973 sigue siendo uno de sus mejores temas. “Walk this way” puso a la gente a mover los brazos con las indicaciones de Tyller. Como broche final “Toys in the attic”. Presentación de la banda y despedida con el público aplaudiendo hasta que nos dolieron las manos!

Desde luego, fue un conciertazo, y aunque el sonido no fue perfecto porque el Palau no es el recinto adecuado, disfrutamos de una noche mágica, con una banda entregada y un público correspondiendo como merecieron los bostonianos. Eché en falta sobre todo “Janie’s got a gun” y quizás “Amazing” o “Crazy” pero desde luego fue un repertorio que repasó su carrera a la perfección, lleno de momentazos y que nos hizo gozar a tope!!!

valladolidwebmusical******crónicas