ASFALTO

SALA PORTA CAELI – VALLADOLID –15 DE ENERO DE 2010 
 

El impresionante concierto que ofreció ASFALTO para sus seguidores el pasado viernes 15 en la sala PORTA CAELI de VALLADOLID solamente se puede definir como un ejercicio de honestidad infinita.

Es una noche especial con una sala en un ambiente íntimo y hemos preparado un repertorio diferente” esas fueron las palabras de JULIO CASTEJÓN recién empezada la velada y en ese momento los asistentes, muchos de ellos venidos de VILLALVA DE LOS ALCORES una población donde hay una devoción infinita hacia ellos, comprendieron que habían conseguido un premio que no olvidarían.

Para empezar recibimos el mejor sonido que esta sala ha ofrecido en los años de programación musical que lleva ofreciendo al menos para el que escribe (y he visto ya unos cuantos conciertos en este recinto) con el añadido que hablamos de una formación con dos guitarras, bajo, batería, teclado, piano y dos integrantes de combinan y alternan las labores como vocalista principal.

Además la increíble pericia musical de sus integrantes que demostraron tener un nivel de ejecución de primera línea en todos sus componentes, destacando la labor de su bajista ALEJANDOR OLLERO “POLLO” (ex TRIBU X y SUGARLESS) con una pegada y sentido rítmico sobresaliente y RAUL SANTANA a la guitarra (una PARKER FLY que sonó de lujo) y sobre todo tomando el protagonismo en la voz en muchos de los temas (impresionante en NO SOLO ES AMOR y NADA, NADIE, NUNCA), evocando al gran MIGUEL OÑATE,  y cuyo tono musical se entrelaza y complementa con perfecta armonía con la de JULIO CASTEJÓN que ofreció una master class de calidad, capacidad y creatividad a todos los presentes, dejando en paños menores a todos los músicos que le han precedido en ese mismo lugar del escenario sino fuera porque su humildad y su infinita humanidad no le permite alardear de ello.

“¿ASFALTO es una banda de ROCK URBANO?” no creo que una etiqueta se pueda quedar más corta después de lo visto. ASFALTO es una banda de ROCK con mayúsculas capaz de abrazar desde el progresivo hasta la psicodelia o el rock andaluz y con la capacidad de aglutinar diversas actitudes musicales y deglutirlas todas hasta conformar un sonido propio que ha sido injustamente ninguneado en los libros de historia del género que ensalzan a grupos de la época como LEÑO o TRIANA (que claramente se lo merecen) pero que han relegado a la banda a ser reivindicada por unos pocos.

JULIO CASTEJÓN tomó en su momento las riendas de la formación, casi nada más fundarse tras la fuga de varios de sus integrantes para formar TOPO, para llevarla a hitos musicales sin precedentes en un mercado rockero español que andaba en pañales y desde que retomó su andadura musical bajo la etiqueta de ASFALTO con el disco UTOPIA (que pasó inadvertido en esta noche) y ahora tras su disco en directo AL FIN VIVOS continua desgranando pedazos de su maestría por los escenarios del país.

Ligero retraso en el comienzo del concierto (algo muy peligroso teniendo en cuenta el estricto horario al que somete la sala a los programadores) y un repertorio de ensueño donde los temas provenientes de sus discos de principios de los ochenta (MAS QUE UNA INTENCIÓN de 1983 y CRONOPHOBIA del 84) fueron protagonistas con canciones como CONCIERTO FATAL, EL HIJO DE LINDBERG, la citada NADA, NADIE, NUNCA o BUFALO VIL y que dejaron los espacios vitales necesarios para recuperarnos de la emoción que emana de las canciones de su disco de debut, las imprescindibles ROCINANTE y CAPITAN TRUENO (con las que finalizaron el concierto y que lamentablemente no pude disfrutar por coincidencia de horarios con otra cita musical de la ciudad) SER URBANO y sobre todo la obra maestra que es DIAS DE ESCUELA, auténtica crónica histórica y social de un periodo de sombras de nuestra historia reciente, y que fue coreada con el sentimiento contenido y la voz desgarrada por todos los presentes.

De esta manera la personal voz de JULIO CASTEJÓN llena de matices y calidez y navegando entre los tonos agudos y el gusto por el lirismo melódico dejó, perfectamente cobijada por el colchón musical de sus componentes, la sensación de que ASFALTO tienen aún vida y que sus conciertos son más que un ejercicio de nostalgia dirigido para sus compañeros de generación, sino que el oficio obtenido en los años de carrera les han de valer para encarar esta nueva década con garantías.

by beerbeer

valladolidwebmusical******crónicas