Cuadro de texto: “Porque no es lo mismo escucharlo que vivirlo” 

Presenta la Crónica del concierto de
 Depedro

1
1

Jueves 02/12/2010  22.00H   Sala Porta Caeli (Valladolid)

Un frio sideral que traía unos incesantes copos de nieve era la estampa de un desapacible jueves de invierno. Dichos ingredientes hacían la combinación perfecta para pasar una tranquila noche al calor del hogar. Pero Jairo Zavala y su grupo tenían preparado un plan mejor para que el público vallisoletano convirtiera las inclemencias meteorológicas en una mera anécdota de Diciembre.

Tras los pasos por países como Austria, Italia o Estados Unidos, este nómada de guitarra y furgoneta, hizo una parada en tierras castellanas.

En su tercera visita a Valladolid, Jairo supo como encandilar con su voz, sus profundas letras y una variopinta mezcolanza de instrumentos (como ellos lo llaman el “kung fu musical” ) a alrededor de un centenar de asistentes que se dieron cita en la sala Porta Caeli para disfrutar del concierto que ofreció Depedro para presentar su último disco ‘Nubes de papel’ (Pias 2010).


Pasados más de treinta minutos desde la hora prevista, sobre la luz tenue del escenario compareció Jairo en soledad, para comenzar de manera íntima, silenciosa y personal con la primera canción de la noche ‘la brisa’. El público, que ocupaba las primeras filas sentado en el suelo, comenzó frío como la noche, pero pronto se emocionó al escuchar los acordes delicados que salían de la guitarra de Jairo que hacían sentirse en cercanía con él.

Al instante, salieron al escenario el resto de componentes de la banda, a los que fue presentando uno a uno durante el concierto, para acompañar a Jairo con el tema ‘Two parts in one’ de su primer trabajo ‘Depedro’ (2008).Otros dos famosos temas de este disco fueron los siguientes en aparecer en escena, ‘LLorona’ y la preciosa ‘Te sigo soñando’ convertido actualmente en un hit en los locales indies de Tel Aviv, le dieron al público esa pizca de energía necesaria para que se pusiera al nivel de la actuación.

En el plano meramente musical, la potencia de la trompeta, el acompañamiento del contrabajo, el ritmo de la batería, el liderazgo de las guitarras,  el empuje del teclado y los alternativos sonidos de la mandolina, el vibráfono y la melódica  hacían la armonía perfecta para que sonaran durante toda la noche a la perfección y con bravura todos los temas de su repertorio, entre los que se encontraban ‘Tu mediodía’ o ‘Cuando el día se acaba’.


Jairo, que no paró de hacer guiños al público para que corearan y animaran a cada uno de los componentes de la banda, espoleó al gentío con la canción ‘Nubes de papel’  y su pegadizo estribillo además, de con la animada y risueña ‘La memoria’.  Las canciones en lengua inglesa ‘Don´t leave now’  y ‘Empty fields’  compuestas haciendo un guiño a sus viajes por todo el mundo y sobre todo a las personas que le han acompañado en ellos, hicieron su aparición poniendo el toque internacional a la función.

Entre tanto sentimiento, el quinteto Depedro con sus movimientos pequeños pero poderosos, cogió impulso y derrocharon pasión y empuje para dejar a los oyentes prendados con canciones como ‘Victor Jara´s hands’  que suele cantar con sus otros compañeros de aventura Calexico. Otra de las canciones estrella de la noche fue ‘Equivocado’ en la que Jairo y su banda demostraron esa garra  y vigor que tienen para desarrollar sus trabajos. Así, se llegó a la parte en la que el grupo arrancó a los asistentes un coreo de palmas para que acompañaran el tema ‘¿Qué puedo hacer por ti?’ que supuso la entrada para el poderoso dueto más cantado de la noche ‘Chilla que tiemble’ y ‘Como el viento’ con el que la banda dio paso a un descanso merecido.


Tras el bis, Jairo volvió a repetir la fórmula inicial. Saliendo al escenario acompañado únicamente por su guitarra y un silencio sepulcral en la sala, se fue formando una atmósfera especial entre público y artista, augurio del embrujo que se iba a producir apenas escuchados los primeros acordes del éxito ‘Diciembre’. Momento en el que definitivamente, no hubo sorpresa de última hora para los soñadores que pensaban que podía aparecer entre bambalinas Pucho (cantante de Vetusta Morla que acompaña con su voz en esta canción en la versión del disco) pero en su lugar, Jairo se puso delante del micrófono y regaló a la ciudad del Pisuerga un momento mágico que cada persona allí presente supo agradecer de manera íntima, cantando entre susurros y mirada atónita, sintiendo cómo cada una de las notas y palabras les recorría el cuerpo dejando una sensación de felicidad y paz interior.

En las postrimerías del concierto, las dos últimas canciones de la banda sobre el escenario fueron en primer lugar, la versión de la Velvet ‘What goes on’ cantada por el magnífico Lucas, que al igual que el resto de la banda, nos ofreció una dinámica lección durante toda la actuación, sobre registros musicales jugando con los diferentes instrumentos.


Para despedirse, Depedro eligió el electrizante tema ‘Comanche’ que con sus pegadizos ritmos latinos, hicieron moverse y cantar  a la multitud, que obsequió con un gran aplauso la hora y media larga que estuvo el grupo sobre las tablas.

Al término del concierto la gente pudo hablar con los artistas y comentarles las impresiones sobre el concierto además de compartir experiencias sobre la gira en España y curiosas anécdotas de sus viajes por el resto del mundo.

Jairo Zavala ha conseguido con este nuevo disco encontrar la estabilidad y la identidad de la banda y esto en directo, queda reflejado sobre el escenario. Las influencias americanas de músicos como Calexico, Fleet foxes, Andrew Bird o M.Ward se entremezclan con ligeros toques africanos, que junto con el sello personal de Jairo hacen, según el propio artista, un compendio de música folk latina y americana pero con un sabor puramente mediterráneo que el público sabe agradecer en cada uno de sus conciertos.


Este artista que empezó realizando canciones instrumentales y música para teatro ha sabido cómo sacarle partido a la infinidad de viajes por todo el mundo encontrando la idoneidad del momento para ir desarrollando sobre la marcha esas canciones llenas de profundidad y sentimiento y así, dotarle de contenido y sonido a este último trabajo con el que se encuentra de gira por España y resto del planeta.

En definitiva, el grupo Depedro dejó un buen sabor de boca en la ciudad vallisoletana tirando de aquello que realmente saben hacer, una música emotiva, sincera y cargada de fuerza con la que conectan con el público, envolviéndoles bajo el manto de las estrellas que dejan sus ‘nubes de papel’ en una blanca y gélida noche de invierno.


Desde ValladolidWebMusical deseamos una exitosa gira al grupo y esperamos que nos vuelvan a acompañar pronto por estos lares.

Crónica: (Texto y fotos) Javier Cortecero
ValladolidWebMusical
Más información:
facebook.com
http://www.depedro.net/
http://www.myspace.com/myspacedepedro

Valladolid 2008

Sonorama 2009

Valladolid 2010

valladolidwebmusical******crónicas