ISLA ROCK

Valencia de Don Juan (León)
6 y 7 de agosto de 2010

 


Primer finde de agosto y como suele ser habitual por estas fechas época de festivales, pero este año en vez de coger la autovía de Burgos hasta Miranda de Ebro, había que ir por la carretera de Becilla de Valderaduey hasta Valencia de Don Juan, al Isla Rock, un festival nuevo con lo que eso supone: nueva organización, nuevo cartel y nuevo pueblo por descubrir.

Aparcamos el coche a eso de las 21:30, justo cuando empezaban a sonar los primeros temas del concierto de Barricada que eran los que habrían el festival, por lo que sin tiempo para dejar el coche bien aparcado ni para poner la tienda nos fuimos rápidamente a por la pulsera y a entrar al recinto de los conciertos que no era plan de perderse a los Barri.

Entre lo que habíamos leído por internet y lo que vimos al llegar comprendimos cómo iba a ser este festi, la zona de acampada al lado de los conciertos, se podía aparcar el coche al lado de la tienda, mogollón de gente conocida…. Pero largas colas para conseguir la pulsera, bajo mi punto de vista primer fallo de la organización, teniendo en cuenta que empezaba el tema con un concierto tan potente como el de Barricada, en el que iba a haber muchísima gente, era de esperar grandes colas a la hora de cambiar la entrada por la pulsera para poder acceder a los conciertos. Conseguimos entrar mediada la primera parte del concierto de Barricada, bueno por si alguno no lo sabe en la gira de presentación que están haciendo de su último discazo “La tierra está sorda” sus conciertos se dividen en dos partes: en la primera se tocan las canciones del disco en cuestión y luego viene otro rato de clásicos temazos.

Más cosas positivas que descubrimos mientras bailábamos al ritmo de Barricada fueron el suelo de los conciertos que era de cemento con lo que se evitaban las polvaredas que se forman por las tardes, y los precios de los cachis a 4 pavos que visto lo visto está bastante bien, aún así para conseguir los tickets había que aguantar bastantes colas, pero bueno. También me gustó que hubiera chiringuitos para comprar ropa dentro del recinto.

Para completar la noche del viernes faltaban los conciertos de Segismundo toxicómano y de Koma, luego vendría Karbón 14 pero ya nos marchamos para seguir un poco la fiesta por los bares del pueblo. De estos conciertos pues Segis muy cañeros como siempre, metiendo canciones de su último disco “Una bala” y Koma… pues también como siempre, una puta apisonadora.

Segismundo Toxicomano

Koma

 

Sabado 7 de agosto

Lo que no nos esperábamos al día siguiente era el polvo que se generaba durante el día en la zona de acampada, menos mal que había una piscina muy elegante a 2 minutos por lo que nos fuimos a pasar allí el día tan ricamente, hasta el restaurante donde comimos estaba al lado.

De los conciertos de por la tarde poco que contar salvo el horrible calor que hacía, por lo que decidimos quedarnos en la piscina para estar con más ganas durante la noche, salvo algún rato que pasamos viendo a los Seiskafes ya que teníamos ganas de ver qué tal sonaban las canciones del próximo disco que van a sacar dentro de poco. El resto de grupos que no vimos fueron Esguince de Frenillo, Bastards on Parade y los portugueses SK-6. Nos quedamos con muchísimas ganas de ver a los gallegos Bastards on Parade por lo bien que habló la gente de su concierto, así que para la próxima no se nos escapan.

Ya cuando empezó a ponerse el sol fuimos a ver más en serio los conciertos empezando a las 21:00 con los Kaótiko que había ganas de verlos después de haber sacado su último disco “Reacciona!” Y la verdad es que estuvieron bastante bien, lo que son los kaótiko, para echarse unos bailes bastante a gusto.

Kaotiko

Luego le tocó el turno a Narco que empezaron con bastante retraso, pero la verdad que el concierto fue espectacular, no sé si el mejor del festival pero por lo menos para mí el mejor del sábado, muy buenos, y las canciones de su último disco quedan de puta madre en directo junto a las antiguas.

Después vino el concierto de Boikot, muy animado y bailable, como siempre, y que además contó con las colaboraciones del Vikingo de Narco y de Maxi de Fe de Ratas que andaba por allí de espectador.

Y ya para acabar el festival en cuanto a conciertos Escuela de Odio con su Hardcore reivindicativo desde Asturies y la Familia Iskariote con su ska desde Palencia. Curiosa mezcla de estilos en este cierre de conciertos: Boikot-Escuela de Odio-La Familia Iskariote.


Bueno y ya para resumir como cosas positivas me quedo con la cercanía de todo: los coches al lado de la acampada, los conciertos al lado de la acampada, el centro del pueblo al lado de los conciertos y una piscina cojonuda al lado de la acampada ¿Qué más se puede pedir?

También ha estado muy bien el suelo del recinto de los conciertos, los precios de la bebida, la sombra de la acampada y en general los conciertos, un cartel bastante compensado.


Como cosas negativas fundamentalmente el polvo que se generaba en la zona de acampada y las colas que había sobre todo al comenzar los conciertos.
Como veis el Isla Rock ha estado bastante bien por lo que el año que viene habrá que repetir.

texto Alvaro kasta

Fotos Alvaro kasta y Bea ramone

valladolidwebmusical******crónicas