Sábado 8 de mayo.
Sobre las 2 de la tarde llegué el Lagar de Fausto, restarurante situado en el polígono se Santovenia, y donde anteriormente se había celebrado la I cena HeavyFest. Había poquita gente, pero el resto fue llegando de manera continuada. En esta ocasión se trataba de una comida organizada por la propia banda Presidio, en cierto modo como homenaje o celebración hacia muchas de las personas que los han ayudado, apoyado, animado, etc... (cada uno como quiera incluirse). No estaban todos, pero es que tampoco hubiese sido posible, según propias palabras de la banda, seríamos alrededor de 50/60 personas. Alli nos encontramos con gente varios grupos, como Null System, MelQarT o Madre, con camareros de los bares habituales Malavida,Velardes, etc... y gente del Frente Esgueva, Unión Penosa, y demás peñas deportivas de la ciudad.
Sobre las 3 y después de hablar con unos y otros, nos dieron de comer idéntico menú a la I cena heavy, es decir, paella de marisco, parrillada de carne y postre casero, todo acompañado de agua vino y cerveza. Y por supuesto, como es habitual en los conciertos de Presidio, orujo de hierbas para todas las personas que allí estábamos, Y es que este gesto, siempre lo tienen (gracias Jose!).
Después de comer, ya tomando los chupitos, comenzó la actuación, en la que nos presentaron temas clásicos del grupo y otros de nueva cosecha, compuestos con la nueva formación. Comenzaron con "Loco" y "Te digo adiós" y el sonido fue claro en todo momento. La banda suena compacta y la presencia de Valen como cantante da mayor dinamismo al concierto, animando en todo momento, y eso que estábamos sentados.... Cosa que no duró mucho, pues después de estos 2 temas, recogimos las mesas rápidamente para hacer hueco y poder disfrutar del concierto como debe ser. Uno de los temas nuevos, "Dejala volar", es una mezcla entre potentes riffs y melodías más orientales o árabes, aportando más variedad al sonido, y por que no decirlo, parece que los nuevos temas son más accesibles para el público, con estructuras más fáciles de recordar y cantar. Otros temas en caer fueron "A Tren" o "Mito Enterrado" donde colaboró desde el público David, su anterior vocalista y que tampoco faltó a esta comida, al igual que Pedro, anterior bajista, lo que demuestra la buena relación que tienen aun entre ellos.
Para finalizar su repertorio tocaron "Odio" y "El tercer ojo", unos de los temas más melódicos y pegadizos de la banda, donde todo el público estuvimos tarareando su melodía antes de que arrancasen por sorpresa con el "Creeping Death" de Metallica, dando lugar a un buen pogo en las primeras filas, incluído el Mariskal, que aprovechando su visita a Valladolid ese mismo día, no faltó tampoco a esta fiesta. Después tocaron "Symphony os destruction" de Megadeth, donde todos cantabamos con su riff "Uñas free" y por último, "Dirty deeds..." de ACDC, que también dio mucho juego con el famoso lema de la banda "uñas para todos y gratis!!".

Fue mi primer concierto de Presidio con la nueva formación, y aunque era una situación algo atípica, la sensación fue buena, los musicos tocado como siempre y bromeando con la peñacuando se podía, claro. Dentro de poco esperamos escuchar una grabación pra apreciar más a fondo la nueva etapa de la banda.

ValladolidWebMusical Volver a cronicas de conciertos