QUIQUE GONZALEZ

11 de octubre de 2010. Ávila.
Sala de Cámara del Palacio de Congresos de Ávila “Lienzo Norte”.

 

El pasado lunes, Allí, con sus más de 800 ojos puestos en el escenario, Quique González se presentó solo, se sentó al teclado y empezó a tocar las primeras notas de “Rompeolas” y a poner su voz a la lluviosa noche abulense. Tras los primeros aplausos de la noche, Quique bromeó con una de las últimas noticias de actualidad. El gobierno multará a las parejas que mantengan relaciones sexuales en los coches, nosotros ya lo sabíamos, él lo confirmó “eso hubiera reducido notablemente mi discografía”. Con las risas sonando aún en la Sala, la guitarra en las manos y la armónica en los labios “Polvo en el Aire” llenó de música el Lienzo Norte.

El comienzo no había podido ser mejor y con “Permiso para aterrizar” incorporó a la banda que le acompañaría el resto de la velada.


“La siguiente canción la compuse un día de fiesta, tal que mañana” fue la pequeña introducción que hizo que gran parte del aforo se dijera a sí mismo “Día de feria”.
           
Con “Palomas en la Quinta”, Quique González se metió finalmente al público en el bolsillo, un público que no dudó en acompañar los primeros acordes con palmas, se notaba que el aforo no era ajeno a la discografía del cantautor y, además, que no iba a dudar en demostrarlo.

Casi sin darnos cuenta, “La Ciudad del Viento” se convirtió en “Bajo la lluvia”, ambas del disco “Salitre84” que está a punto de cumplir una década. Con éstos temas, ya se notaba que el público estaba encantado con la visita del cantautor a Ávila.

 

La presencia del ya conocido neón de “Daiquiri Blues” recordaba al aforo que Quique González tenía un nuevo disco. “Cuando estés en vena” fue el primer tema nuevo que sonó en la Sala de Cámara. Una canción ya conocida por el público presente que no dudó en usar sus palmas para acompañar al cantante y su banda. Palmas que prácticamente acompañaron todos los temas de la noche.

“Por Caminos estrechos”, “Me agarraste” y “Nadie podrá con nosotros”  sirvieron de preámbulo para una de las canciones más coreadas de la noche “Kamizakes Enamorados”, del disco homónimo del autor.

“Hasta que todo encaje” y “Daiquiri Blues”, canción que da el título al último trabajo de Quique González, consiguieron que todo el aforo se removiera en su asiento hasta que, con los primeros acordes de “Vidas Cruzadas”, el público no aguantó más y se puso en pie para formar parte del concierto con coros y palmas.

A pesar de que gran parte de la gente volvió a sus asientos, con cada nuevo tema, volvían a ponerse en pie e incluso a bailar, incapaces de permanecer quietos por más tiempo en sus butacas.

“Te lo dije”, “Avería y Redención” y “Restos de Stock” convirtieron el concierto en una auténtica fiesta.

“Pájaros Mojados” fue el punto y seguido con el que Quique González y su banda abandonó por primera vez el escenario de la Sala de Cámara. Tras unos instantes y con el público coreando “otra, otra, otra…”, el cantante volvió al escenario para tocar unos merecidísimos bises.

Los últimos temas de la noche empezaron tranquilamente con “Riesgo y Altura”. “Su día libre” dejó paso a “Salitre”, canción que, a pesar de ser un tema más bien tranquilo en su versión grabada, Quique González consiguió llenarlo de fuerza y con él, hacer que las guitarras retumbaran por todo el teatro.

“Hotel los Ángeles” puso fin a un concierto que consiguió poner en pie a las más de 400 personas que se juntaron en la Sala de Cámara del Lienzo Norte, algo casi impensable en el público de Ávila que, si se caracteriza por algo, es por su silencio y tranquilidad en eventos de este tipo.
Quique González se despidió con el ya conocido tema de Kiss “Rock and Roll all nite” y los aplausos de todo el aforo puesto en pie que, poco a poco, fue dejando vacía, y en silencio, la Sala de Cámara.

Texto y fotos: BeaRamone y Judith Sáez

en va-web

::::: Valladolid 2010 ::::: Salamanca 2008 ::::: Valladolid 2008 ::::

:::: Sonorama 2008 ::::: Valladolid 2005 :::::::Entrevista 2005 :::::

 

valladolidwebmusical******crónicas