Sábado 27 de noviembre de 2010

Con el concierto de esta noche terminaba mi particular minigira, cuatro conciertos en ocho días. Aqui no hay término medio, o no tienes ninguno en meses o de repente te encuentras con varios seguidos. Desde luego no me voy a quejar, porque todos ellos han estado fenomenal, cada uno en su estilo.

La actuación de esta noche era la del Reno Renardo uno de los grupos más frikis que se recuerdan en tiempo!!! Con los cuernos de reno en la cabeza, si, si, cuernos de reno... nos dirigimos a la sala Portacaeli con un frío del carajo. Abrieron las puertas a las 21:30 y desde el primer momento se percibía un gran ambiente y es que creo que nunca he visto este lugar tan lleno como para este evento, ni siquiera con grupos como Lujuria o Saratoga. Además, había un público muy variado tanto en gustos como en edades.

La hora anunciada para el inicio eran las 22:00 pero no fue hasta veinte minutos más tarde cuando se escuchó la intro que ya provocó la locura entre el personal. Poco después aparecieron el Jevo y sus compinches vestidos con chilabas egipcias para empezar con "Ancho Cipote" y seguir con "No quiero ir al Gym". Desde luego, no son las letras más complejas, o el grupo más virtuoso, pero Ander the Thunder, bajista, Iván el batería y Mikel guitarra tocan muy bien, pero la alegría y la fiesta que trasmiten, son únicas, es que te ríes desde el segundo uno hasta el final. Y encima la banda, se pasa la actuación diciendo tonterías, animando e interactuando con los asistentes.

"Ni una sola parada", "Control+Alt+Suprimir" dieron paso a "Reno Renardo" que fue la que inició el proyecto. El Jevo contó que este fue el primer tema del grupo y que lo colgó en internet con un perfil falso por si la cosa salía mal... pero no ha sido así e incluso me atrevería a decir que están teniendo más éxito que con su otra banda, Valhalla. Además, en este corte apareció el propio reno a tirar caramelos al público, como si fuera un rey mago.

En "Hasta la Polla" el grupo se explayó tocando fragmentos de canciones de Dio, Queen, Ac/Dc o los BeeGees. Con "El Bardo Bastardo" la gente sacó sus mecheros, móviles, y la sala se balanceaba de un lado a otro al ritmo de la música. Pero el corte que más se alargó fue el de "Farruquito" pues pusieron a los asistentes a gritar el estribillo y a decirlo con varias vocales diferentes hasta concluir en una frase de corte sexual, bueno, todo en este grupo acaba llevando al mismo asunto. La peña siguió bailando con "El Bogavante" que desembocó en un "Camino Moria" con el que los vascos se retiraron durante unos minutos.
Nunca había visto a la gente de Valladolid pedir tan rápido y con tanta insistencia que el grupo regresara a escena. De verdad, que en ese aspecto el concierto me dejó muy sorprendida, bueno, a mi ya la banda que alabó en varias ocasiones al público pucelano. Cuando volvieron tocaron dos de sus himnos, "Tu hamster" y por supuesto, y para cerrar la noche, "Crecí en los 80" todo un manifiesto para aquellos que vivimos esa época. Eran las 23;40 y apenas habíamos tenido una hora y veinte de actuación que se hizo cortísima porque cuando te lo pasas bien, el tiempo vuela. Este era, además, el último concierto de la presente gira porque el 10 de diciembre ponen a disposición en su web su nuevo trabajo: "El Improperio Contraataca" y del que ya se puede escuchar un adelanto. Por este motivo podían haberse estirado un poco más y terminar el tour de un modo más especial. Pero bueno, lo pasamos bien y lo único que esperamos es que contraataquen!!!

Crónica y fotos de Skaidana

 

mas fotos de david izquierdo

valladolidwebmusical******crónicas