TACHU ROCK 2010.

Itero de la Vega (Palencia). 20-08-2010

 

 


Muy buen jaleo el que año tras año, sobre el 20 de agosto, monta la gente de Itero de la Vega en su pueblo. Este es el pensamiento que tenía cuando llegué a casa después del Tachu Rock.

Por primera vez nos acercamos a este festival solidario, una iniciativa musical que se viene celebrando desde 2005 en el pueblo palentino de Itero de la Vega, situado en la Tierra de Campos palentina, cerca de Astudillo.

Todos los años el festival se ha caracterizado por organizar conciertos el viernes y el sábado y por destinar las ganancias a comunidades desfavorecidas como los niños de Angola o Chiapas. También, a parte de los conciertos, durante el día se realizan numerosas actividades en las calles y plazas del pueblo.


Este año, el Tachu Rock se realizaba los días 20 y 21 de Agosto. El viernes 20 estaba programado el concierto de “Armando Jaleo” y “Artos Tos” y ya para el sábado quedaba el grueso del cartel compuesto por los conciertos de “Los Kebraos”, “Tokame la Polla”, “Escuela de Odio”, “Mariachi Guerrilla” y “Lendakaris Muertos”. A parte de estos conciertos, por la tarde del sábado actuaron en las calles del pueblo los pucelanos “Rumbeuros”, “Clownados” (teatro de calle) y “Porta Alegría” (escuela de samba).

Nosotros llegamos a eso de las 18:00 ya que no nos queríamos perder las actividades de la tarde, y nada más dejar la tienda en la acampada gratuita que hay habilitada cerca del pueblo, nos fuimos dando un paseo hasta escuchar el ruido de la gente ya que no conocíamos el pueblo, aunque da igual ya que es imposible perderse. Llegamos a la plaza de la iglesia donde estaban tocando los Rumbeuros con sus versiones rockeras a ritmo de rumba animando a la numerosa gente que les veía.


Luego les tocó el turno a Porta Alegría para hacernos bailar con sus tambores y demás instrumentos.


A eso de las 22:00 empezaban los conciertos y los encargados de abrir el fuego fueron Los Kebraos el grupo de Venta de Baños que versionea a Cicatriz. Siempre que pueden suelen contar con colaboraciones de gente conocida en los conciertos, esta vez se subieron a cantar Eliax, el cantante de “Debakle”, que andaba por allí y Pirri, el de “Escuela de Odio”.


Después tocaron Escuela de Odio con su Hard-Core lleno de mensaje desde Asturias. Varias veces han sido las que hemos podido ver a este grupo por nuestra tierra y la verdad es que nunca nos cansa, es un grupo muy comprometido con lo que canta y eso se agradece, aunque su estilo musical guste más o menos.


Luego le tocó el turno a los navarros Lendakaris Muertos, con la sala petada de gente y muchísimo calor, pero la verdad es que la peña se cantó todas sus canciones. Hicieron un repaso a su último disco en directo.


Los siguientes en tocar fueron los pucelanos Mariachi Guerrilla, que fue el toque bailable del festival, aunque al tocar después de Lendakaris hubo un bajón de gente.


Y para finalizar, se subió al escenario el grupo de versiones de “La Polla Records” Tokame la Polla, desde Guadalajara. No era la primera vez que les veía y ya sabía lo que me esperaba pero para el que los vea por primera vez va a flipar, están totalmente colgaos, pero te hacen bailar por sus santos cojones.

 

Una de las mejores impresiones que deja este festival es lo que se implica el pueblo en él, tanto en las actividades programadas, en las que participa todo el pueblo, como con la gente que vamos de fuera ya que en todo momento el trato que te dan es muy bueno y te sientes como en casa.

También destaca muy gratamente darte cuenta que el único bar que hay en el pueblo es de rock, el bar Tachu. ¿Te imaginas a los viejos de tu pueblo jugando la partida mientras escuchan “Barricada” o “La polla records”?.

Bueno, un festival para repetir clarísimamente por varios motivos: desde que llegas hay jaleo por los rincones del pueblo, los conciertos bastante buenos, mucha gente conocida, todo a precios bastante aceptables y encima sabiendo que lo que se saque va para ayudar a gente que lo necesita.

Sólo una cosa más: ojalá hubiera más historias como esta.

Texto y fotos Kasta

 

valladolidwebmusical******crónicas