TOTE KING

14/Noviembre/2010. Sala Mambo (Valladolid)
Grupo telonero: Mowlihauk

 


Un domingo nunca es buen día para realizar conciertos, también para asistir como público. Además este domingo fue un poco frío. Pero a pesar de estos inconvenientes, habían en la sala unas 250 personas. Cifra inferior con respecto a la última visita del MC sevillano a la capital castellanoleonesa que fue, por cierto, a la misma sala, y logró meter cerca de 400 personas. El último disco del rapero ya en la calle desde finales de Octubre ha logrado permanecer dos semanas en el número 2 de la lista de los discos más vendidos de España. Todo un logro para el rap patrio. Es de esperar que este concierto se esperaba con ganas para ver la puesta en escena de los sevillanos.

 

Primero actuó Mowlihauk, de los Wahin Makinaciones de Cádiz. El concierto no tuvo apenas brillos ni puesta en escena a destacar, pero creó ambiente de fiesta a pesar de ser un domingo. Iba acompañado por su DJ y un corista. Se defendían bien en el escenario y supieron calentar al público vallisoletano con ritmos normalmente cuatro por cuatro. El sonido fue nefasto y no se les entendía nada. Ese sonido con el que sonaron los primeros hizo que Tote King al principio sonase también así de mal. No entendemos qué pudo pasar, pero esperemos no vuelva a ocurrir, ya que cobrando una entrada de hasta 15 euros en taquilla no es de buenos anfitriones recibirnos con un sonido así. En todo caso los sureños hicieron mover las cabezas a los asistentes e incluso dar algún que otro bote en la parte final del concierto. Por lo demás, sonaban a tantos otros miles de grupos que hay en España intentando luchar por hacerse un hueco. No había un ápice de originalidad en la puesta en escena ni en los ritmos escogidos. Eso sí, rapeaba bien.

A los 15 minutos de finalizar el concierto de Mowlihauk, saltó al escenario DJ Randy, quien se encargó de llamar nuestra atención e incluso hizo corear el nombre de Tote para que saliese al escenario de la Mambo. Se notó que DJ Randy tiene carisma dentro y fuera del escenario. El concierto comenzó con rapeadas de Tote del disco nuevo, salió entre una ovación, pero pronto el ritmo del concierto empezó a decaer y eso de que se trataba del principio. La entrada tenía muy poca fuerza, y muchos éramos los que allí nos encontrábamos y estábamos pensando que era el mismo planteamiento de concierto que otras veces. Supongo que para una persona que le ha visto una o dos veces esto es totalmente diferente, pero aquí servidor les puede asegurar que ha sido uno de los conciertos más mediocres del sevillano, quién sinceramente nunca ha llegado a tener un directo que haga justicia al potencial musical de sus discos.

Tardó además en sonar bien. Pero en cuanto se iba aclarando el sonido de la sala pudimos contemplar cómo los ritmos escogidos para sus últimos discos, sonaban frescos y originales. Nos deleitó con temas más clásicos. Algo que siempre es bien recibido. Temas como el de “Ni de ellos, ni de ellas” o “Uno contra 20 MC`S” hizo que el público saltase con ganas. Sin duda, la función que ejercen los videoclips a la hora de extender la música es importante, pues el tema del nuevo disco que más se sabía la gente como era de esperar fue “Redes sociales”. Un detalle con respecto al rap en español fue el que hizo DJ Randy. Se quedó solo en el escenario y ofreció unos minutos de rap en español para reivindicar la música de aquí.

Por lo demás fue una hora y cuarto normalita, sin apenas giros, ni sorpresas. Es Tote, le gusta más leer y escribir, y se notó. Aún así merece la pena escuchar esos rapeos inteligentes y sobre todo diferentes a lo que suelen decir en sus letras la mayoría de los hombres que hacen rap en este país.

Imagen: Dispositivo móvil.
Texto: Miguel S.G.

 

En Valladolid 2009

 

valladolidwebmusical******crónicas