TurboRock!


Mercado de Sarón (Cantabria)
24 y 25 de Septiembre de 2010

Acabado el verano y sin en el menor reproche, llegamos hasta la localidad cántabra de Sarón para enfrentarnos a una de las últimas citas del calendario de festivales ciertamente alternativos que podemos encontrar en la península. La aparente primeriza pretensión de recrear tiempos en los que la música todavía desprendía ese cierto halo salvaje, nos puso al descubierto enseguida la realidad del evento allí programado;  y es que nada más encontrarte con el recinto en cuestión (un antiguo mercado de abastos de 1929), necesariamente aparece la agradable sensación de un sitio cercano y de alguna manera “hogareño”. Nos contaron que unos 12 días antes el techo de madera recién instalado ni siquiera existía. Es estupendo ver como aprovechando  que el Pisuerga pasa por Valladolid, se rehabilita este antiguo edificio en horas bajas.


Por contaros un poco como es el festival por dentro, deciros que en un anexo al recinto, había la correspondiente mini-carpa (de circo), en donde pinchadiscos de corte “soulero” recreaba al respetable entre concierto y concierto. Básicamente esa era toda la distribución del espacio del festival. Estaba claro que lo importante estaba en lo musical, no obstante todo acompañaba a la perfección…

Tras la llegada en los últimos compases de los madrileños “Sex Museum”, pudimos ver a dos de las bandas más esperadas del festival.

Y es que el Viernes como fin de fiesta, “Turborock” dedicó su espacio a 2 bandas que de alguna manera revitalizaron el panorama musical de los años 80. Los australianos “Hoodoo gurus” consiguieron momentos intensos pero el gran momento llegó cuando aparecieron en escena los angelinos “Redd Kross”.

Recuerdo que empezaron el concierto con los arpegios de “Lady In The Front Row”, los cuales no pudieron ser  sino el mejor comienzo que nos podían ofrecer esta banda, que después de pasar a través de los años por diversos sonidos y habiendo dejado discos para la historia, ofrecieron un soberbio concierto que hizo disfrutar al público congregado.

 

Llegado el Sábado la organización ofreció a su público algo de comida caliente en el recinto del festival. Es de agradecer ya que la 2ª jornada se preparaba intensa en lo musical.

El turno de apertura  de conciertos le tocó a los madrileños “Los Chicos”, que recién llegados de su gira australiana, descargaron una vez más su exitosa fórmula “rock & show” a partes iguales. Aún era pronto para bailar pero los madrileños levantaron al público y a pesar del comentario generalizado de trasladarles a otro horario más gamberro, estos “muchachotes” no dejaron pié con cabeza, estaba cantado…


Después de ver a “Muck & The Mires” y su rock de corte garagero y “beatleliano” pasaron por el escenario de “turborock” “The Wildebeests”, dejando ambas bandas un público aradecido..


Un de las sorpresas de la noche se encargaron de presentarla “Jc Brooks & the Uptown Sound”, una de esas bandas que te encontrarías en programas como “Área reservada” (Radio 3) y que sin duda puso en pie y a bailar a todo el recinto (a esas horas el ambiente era ya estupendo). La fórmula de esta banda de Chicago es un funk/soul bien presentado y bien ejecutado. Probablemente el “pureta” no vea en  bandas de estas características más que una orquesta funk, yo no digo que no, pero lo que es bien cierto y una realidad, es que la gente congregada se abrió de orejas y respondió con bailes a la estupenda puesta en escena de su líder Jc Brooks, un “crack” de estos que dan mucha vidilla en el escenario…


Para entonces el ambiente ya estaba lo suficientemente caldeado como para disfrutar de los madrileños “The right Ons”. Justamente después quedaría la recta final de este festival “Turborock” con la presencia de las 3 bandas cabezas visibles de este estupendo sábado.

Jamás escuché a esta banda en directo, pero “Young Fresh Fellows”  dejó claro que su líder Scott McCaughey , aunque sea parte activa de “Rem”, enseñó a bandas como “The Makers” y consiguieron que la escena del Seattle de finales de los 80 surgiera como respuesta revitalizante a la de alguna manera difícil sensación de excesiva modernidad ochentera.  Fer (la otra parte implicada en esta crónica), me contó la productividad del Sr. McCaughy para con otras bandas paralelas (mas de 5, entre ellas “The Minus 5” o "The Venus 3").


La parte más moderna (por decirlo de alguna manera) de todo este tinglado, la pusieron los suecos TSOOL más conocidos como “The Soundtrack of Our Lives”.

Reconozco la grata idea de ver a una de esas bandas del norte de Europa tan en auge en los últimos tiempos; hay que decir que la oferta de esta región del globo gana adeptos día a día y es que bandas más conocidas como “Turbonegro” o “The Hellacopters” o menos conocidas como “Wired for Mono”, han sabido conectar a un público cada vez más dividido… Desde luego que los suecos hicieron lo que se esperaba de ellos, su mezcla de rifs de guitarras con tres acordes funcionó  a la perfección; si a eso le añades el puntito comercial que tienen algunos temas y un líder lo suficientemente “jugón”, hay aparece la E = mc2 del asunto. Hay que reconocer cuando una canción es una buena canción y es que en el caso de "Sister Surround" lo es…


Lo último de la noche estaba por llegar, los sucesores de “Green River”,  “Mudhoney” aparecieron en el escenario para ofrecer un revitalizante concierto. Lo impagable de todo esto es seguir sonando con la crudeza y dureza con la que suena esta banda; imagino que haber nacido en Seattle  tendrá algo que ver, yo por mi parte recomiendo encarecidamente seguir manteniendo  la sencillez de las cosas y es que como decía aquel,  el inteligente no es aquel que lo sabe todo, sino aquel que sabe utilizar lo poco que sabe…

 

Mol
(26/09/2010)

valladolidwebmusical******crónicas