VALLADOLINDIE 10. CONCIERTO DE CLAUSURA.

SEX MUSEUM+ARIZONA BABY.

MUSEO PATIO HERRERIANO VALLADOLID, 5 JUNIO

 

Poco podemos añadir a lo que ya se ha publicado en diferentes medios sobre el festival Valladolindie, su XV aniversario y su fiesta de clausura. Sólo sumarnos a la enhorabuena por continuar después de todos estos años manteniendo un más que decente nivel musical, entendiendo el “indie” o la independencia no como una referencia estilística sino como una actitud o una posición ante el negocio de la música, al margen de los circuitos de  música de consumo masivo. Muchísimos grupos, muchos estilos han desfilado por el Valladolindie a lo largo de todos estos años. Hemos tenido grupos que luego fueron alcanzaron gran popularidad y otros que nunca llegarán a ser “primera fila” de ventas pero continúan en la brecha defendiendo su propuesta y haciendo que la música rock y pop sea algo vivo y con capacidad de sorpresa.

A lo que vamos, el menú del banquete del sábado consistía en dos platos fuertes, dos primeros platos, uno local y otro nacional. Ambos repetían en Valladolindie, son ya amigos del “festival más largo del mundo”. Y ambos entendieron que se no se trataba de un concierto más sino de una celebración en la que había que se imponía compartir escena con otros protagonistas de la escena musical pucelana.

Arizona Baby son probablemente el grupo que más éxito ha logrado en el panorama nacional en los últimos doce meses. Hablo de éxitos de verdad, no de noticias inventadas por algún medio afín. Tienen todo a lo que puede aspirar un grupo independiente, y todo lo han conseguido a base de mucho trabajo, de moverse mucho y de aprovechar las oportunidades que se les han presentado. Han llenado además una necesidad musical de sonidos orgánicos, de música directa tocada con guitarras de palo y voces crudas, exenta de toda pose y afectación, sin pretender descubrir el universo pero trabajando duro su estilo como quien ha encontrado un filón de oro en una mina abandonada. Luego, han tenido la suerte de convertirse en fenómeno “de moda” lo quieran o no, han caído en gracia a los medios de comunicación, tienen una imagen llamativa y “vendible” a la vez que muy sencilla. No me extrañaría nada que les estén tentando con ofertas de muchos ceros.

Con cierto retraso sobre el horario previsto y con su desparpajo y soltura habitual salieron los Arizona para hacer los temas de su último y brillante disco, “Second to none”. La gente por supuesto entregada y ellos ya curtidos en un repertorio familiar y querido para la mayoría del respetable. Tuvieron además el detalle de sacar a la palestra varios de los músicos que se están moviendo en el ambiente de garitos musicales de Pucela: Angel Román, Garú, Angel Stanich,  para acabar invitando al grupo Dehra Dun al completo, con el que cerraron marcándose unas estupendas versiones, entre ellas “Cold Turkey” de John Lennon.

Sex Museum hicieron una vez más su defensa del ultra-rock, rock duro  sin concesiones ni a la galería ni a los tímpanos frágiles. Para mí lo mejor fueron los invitados, nada menos que Urbano Canal (Harla Horror), Jorge Bumper (The Panteras), Roberto Terne y Arizona Baby de nuevo. Versiones de los Dictators, Tom Petty, una extraña mezcla de Deep Purple y Beastie Boys que clavaron con Jorge…

Allí nadie quería ni podía parar. De hecho creo que la fiesta continuó y continuó y continuó una vez cerrada la actuación. No me extraña, me alegro por todos los que participaron y los que disfrutaron con esta celebración. Enhorabuena y feliz cumpleaños! A seguir así.  

Texto Rafa Chail

Fotos cortesía Ricardo F. Otazo

 


 








ARIZONA Y EL MUSEO DEL SEXO (5 junio 2010)
Ayer por la noche teníamos una cita ineludible en nuestra agenda.


Y es que, se celebraba la gran fiesta vallisoletana del rock: la clausura de la edición 2010 del Valladolindie, el autodenominado festival más largo del mundo y un referente en el calendario anual de festivales de música independiente.

De nuevo las espuelas, las estrellas de sheriff, los saguaros y los sombreros de vaquero se subían a un escenario pucelano para recorrer los caminos más perdidos y desérticos del rock nacional. Los ARIZONA BABY, formación nacida en la ciudad del Pisuerga, compartía cartel con la legendaria banda SEX MUSEUM.

Era una de las clausuras más rockeras que recordamos de un festival que ha traído grandes promesas y exitosas estrellas de la música independiente.

La entrada al recinto, el Museo Patio Herreriano, otrora escenario de grandes conciertos que recordamos con cariño, se retrasó casi una hora respecto a lo previsto, por motivos de prueba de sonido, segñun explicó Javier Vielba, cantante de ARIZONA BABY, durante el concierto.

El público estaba ansioso por ver al trío de vaqueros, si bien, al principio dio una impresión equivocada de frialdad que poco a poco fue cambiando, gracias a las buenas artes y los ritmos trepidantes de los cowboys de este lado del Pisuerga, sobre todo en el segundo tema que sonó, "The Truth", hasta llegar a su himno más carismático hasta la fecha "Shiralee" coreado por todos los que estábamos allí.
Mientras transcurría el concierto de Vielba y sus compinches, no podíamos más que sentir arrebatos nostálgicos al ver las imágenes que iban proyectándose en la pantalla montada al lado del escenario: fotografías de momentos de pasados festivales, que han quedado ya retenidas en nuestras mentes, desfilaban delante del público como el recuerdo de lo mejor que esta ciudad puede dar en forma de festival de música independiente.

Pero lo que disfrutamos ayer no fue un concierto más. ARIZONA BABY, con la asistencia del resto de músicos de otras formaciones que se dieron cita allí, supieron convertir un concierto de clausura de festival en toda una fiesta de amigos; nada de individualidades, nada de demostrar lo buenos que son sobre el escenario. Ya les conocemos. Era el momento de divertirse y de divertir. Desde la hierba, todo el público nos sentimos parte de esa fiesta de amigos. 

Todo el concierto pareció estar, no solo dedicado al público y a los músicos de Valladolid, sino que todos los que disfrutamos del directo nos sentimos como subidos al escenario, gracias a las constantes invitaciones de Javier Vielba, cantante del grupo.

Quizás, una de las colaboraciones que más nos gustaron fue la de Ángel Stanich, que con su estilo de blues pantanoso, demostró que "Shiralee" puede vestir con éxito muchos pelajes diferentes. También pudimos ver a Ángel Román colaborando en "Runaway" y a Garú a dúo en "Getaway".

Aunque, a priori, los vallisoletanos ARIZONA BABY debían cumplir el papel de teloneros de los clásicos SEX MUSEUM, al final resultó ser lo contrario. No dudamos de la calidad de los madrileños, pero tuvimos la impresión de que mucha gente, como nosotros, se desplazó hasta allí para ver a los ARIZONA.
En lo que se refiere al repertorio, no presentaron ningún tema nuevo, a pesar de que éramos muchos los que estábamos deseando probar un poco de la nueva medicina sureña que de seguro este trío de boticarios del rock está ya preparando.

Se despidieron con un "Somos Arizona Baby…¡y vosotros también!" tras lo cual volvieron a salir para compartir escenario con los fantásticos DHERA DUN, tocando juntos el famoso tema de Lennon "Cold Turkey", como ya hicieran en ese mítico concierto navideño de hace años, así como la psicodélica y garagera "Shackin' All Over" de los GUESS WHO (Javi Vielba me apuntó después que el tema pertenecía a Johnny Kidd & The Pirates) y "The Seeker", de THE WHO.

Por lo que se refiere al repertorio, el propio Vielba, a través de facebook, nos ha ayudado a recomponer nuestras maltrechas neuronas recordándonos los temas que allí sonaron, como "Survive", que nos trajo ecos de su legendario primer trabajo autoproducido (y del que guardamos una copia como oro en paño), "Ouch!", "The Truth", "A Tale of the West", una de nuestras favoritas desde la primera vez que les vimos en concierto, "Dirge", "Everything", "Xd Out", "Shiralee", otra de nuestras favoritas, o "Muddy River", fabulosa.


En resumen, un concierto a la altura de lo que nos tienen acostumbrados, con un elegante detalle al invitar a tantos amigos a colaborar, pero con el sabor agridulce de no haber aprovechado tan importante evento para presentar algún tema nuevo, que sin embargo han presentado por los escenarios de media España.
Javier Vielba, a través de facebook, nos ha comentado cuales fueron los temas del repertorio que sonó ayer y nos ha hecho saber que lo que nos perdimos, además del directo de los SEX MUSEUM, fueron las colaboraciones que esta banda madrileña tuvo, que fueron las siguientes: con Urban Von Ripper (Harla Horror) "Minnesotta Strip" (The Dictators), con Jorge Bumper (The Panteras) "Fight For Your Right" (Beastie Boys) y "Smoke On The Water" (Deep Purple), con Roberto Terne (de Dehra Dun) "Running Down A Dream" (Tom Petty) y con Arizona Baby "Rocking In The Free World" (Neil Young).


Fotos del concierto:

Txt y fotos: Javi Aristin

 



 

 

valladolidwebmusical******crónicas