43 Edición del
Festival Internacional del Cante de las Minas
pruebas selectivas
Valladolid 27 de junio de 2003. Sala Borja
Texto y fotos: Luis Cañete

El pasado viernes 27 de junio Valladolid debutó, gracias al personal empeño de D. Pedro Sanz, como sede de las pruebas selectivas de la cuadragésimo tercera edición del Festival Internacional del Cante de las Minas, concurso flamenco por antonomasia, junto al  que se celebra en Córdoba.

El poco público que se congregó en la Sala Borja presenció un concurso en que se alternaron intérpretes veteranos y noveles al tiempo que locales y foráneos.
 
Abrió cartel el premiado cordobés Domingo Herrerías Pozo que interpretó minera, malagueña, tarantas y tonás con seguridad y cumplido de facultades. Al toque acompañó magistralmente el guitarrista oficial del certamen, Francisco J. Jimeno, que firmó una gran actuación en cada una de sus intervenciones a lo largo de la noche.

 Seguidamente el baile con los tarantos de Ramón Martínez Rama, procedente de Sevilla, quien posteriormente puso el colofón al certamen por alegrías. El bailaor en su presentación dejó testimonio de una técnica consolidada ensombrecida por la pobreza de las coreografías puestas en escena.


Domingo Herrerías Pozo

Ramón Martínez Rama
 

Óscar Pariente

Raul Pérez Olivar

Francisco J.Jimémez

Jesús Chozas

Le sucedió el local Óscar Pariente que escogió siguiriyas y minera para su concurso. Se mostró serio y voluntarioso pero dubitativo, gajes de las competiciones.

Posteriormente escuchamos la guitarra de otro vallisoletano, Raúl Olivar, bien conocido de los aficionados locales a pesar de su juventud. Interpretó tarantas y unas personales soleares que dieron cumplida cuenta del guitarrista que es y de su experiencia sobre los escenarios.

El último participante en presentarse en escena fue el premiado(entre otros, los tres primeros premios en La Unión en 1999) y veterano madrileño Jesús Chozas. No dejó lugar a dudas sobre su excepcional conocimiento y concepto de ejecución de los cantes levantinos. Así quedó de manifiesto en el repertorio de cantes que nos ofreció: cartagenera, minera y taranta; además de unas tonás trianeras.

En resumen, primera ocasión en que se radica en nuestra ciudad unas pruebas selectivas para un concurso de cante de ámbito internacional con variedad: veteranía, juventud, vallisoletanos, andaluces y madrileño y diversidad de cantes dentro de las limitaciones de repertorio impuestas por las bases del concurso). Si algún pero hay que poner es que el esfuerzo personal de un aficionao no se vio respaldado con hechos concretos por parte de las autoridades locales léase Fundación Municipal de Cultura-, proporcionando un local municipal o actuando como patrocinador serio del acto de manera que se hubiese evitado el cobro por la entrada, que fue algo más que testimonial (6€) para presenciar unas pruebas selectivas.

INICIO***CRONICAS DE CONCIERTOS***REPORTAJES
agenda***las bandas***entrevistas***grabaciones***servicios***foro***mp3