En esta noche más que de un concierto doble se podría hablar de dos conciertos en un uno, ya que por un lado aparecía la banda Ciudad Gris, con un espectáculo de puro metal, y por el otro los Sed, más melódicos y roqueros.

CIUDAD GRIS
Ante una sala perfectamente uniformada en tonos negros subía al escenario Ciudad Gris que repasaron todo su repertorio en los aproximadamente 45 minutos de actuación. Hay que señalar que esta es su tercer concierto, lo que motiva en algunas ocasiones una falta de tablas. La gente que acudió, en su mayoría amigos, disfrutó con el rock duro que presenta esta banda, que en ocasiones hacen más rock que metal, ya que sólo al principio y al final interpretaron temas heavys con punteos y voces más agudas. Es una banda que habrá que seguir y escuchar con atención ya que hay que dejarles que se rueden, lo único negativo del concierto es el coleguismo y el hacer el concierto solo para lo amigos, hay que realizar el concierto de forma más abierta.

SED
Después de un largo intervalo, del todo innecesario, salieron a escena SED, en este momento cambió el decorado del público desapareciendo en la mayoría el tono negro del metal y viéndose más colorido (¿Por qué la gente no se quedará ver los conciertos enteros?, en todos se aprende algo). SED es una banda que viene con dos maquetas a sus espaldas y que ya ha presentado cambios en su formación, ya que se ha ido la gaita y a sido sustituida por el teclado de Lupa. Realmente aunque ha perdido una cierta gracia ha mejorado en calidad lo que conlleva una presentación más fácil ante lo difícil de sonorizar el instrumento de viento. La puesta en escena y el set list que presentan es curioso para mantener al publico activo, ya que  mezclan temas suyos y versiones, así la gente que no conoce sus temas no decae en animo. Repasaron canciones de sus dos maquetas como "Vine la Primavera" y "Por qué bebo si no tengo sed" de la maqueta "Valla carácter más agrio" y "Salvaje, Comando Inferno" o "La dejo seguir" de su cd del año 2002. En el apartado de versiones la característica principal era la variedad con temas de De Green Day, U2, Sabina o Los Romeos, personalmente esta última me gustó mucho, aunque el respetable no la conocía.
Un hecho destacable es ver cómo la banda, encabezada por D. Bisbal, disfrutaba sobre el escenario y estaba perfectamente sincronizada, una grata sorpresa en el panorama musical vallisoletano. Sin embargo, les queda por cerrar algunos puntos cómo el rellenar los espacios intermedios entre tema y tema ya que quedan muy mal los largos silencios para afinar o arreglar algún instrumento

En conclusión, una noche de rock de las que tenían que hacer más a menudo para unir a la parroquia musical vallisoletana.

INICIO***CRONICAS DE CONCIERTOS***REPORTAJES
agenda***las bandas***entrevistas***grabaciones***servicios***foro***mp3