"DAZE OF DAWN" 
en el Panic,
Medina del Campo (7-12-2003)

TEMA II:  En ocasiones veo muertos 

Os acordáis de la canción de "Los toreros muertos" "Hoy es Domingo"; pues hoy es no lo es, pero el día del concierto de "DAZE OF DAWN" lo era ... ¡y no veas tu si lo era!. 
Al ser este un fin de semana especial, osea + lunes gratis, pues eso, que organizamos todo el percal para que vinieran a tocar al Panic los ya escuchados "DOD". La noticia de la llegada de los valencianos a Medina sentó bien, y como no podía ser de otra manera el bar se llenó. Ya os he contado otras veces que últimamente siempre se llenan los conciertos en el panic. Encima, este fin de semana hemos estado de aniversario del bar y hemos tenido también a dos de los mejores pinchas de la zona. 
 Aitor, el primero en discordia es un viejo conocido de Valladolid, le podréis ver de vez en cuando por la "Rayuela" trabajando. En este caso su pasión por el vinilo nos remolcó al lado más retro-punkrocker, al igual que su compañero de escuderia "Panito Paniagua" "Pani", que otrora ya nos deleitara en varias audiciones anteriores. 
Pues con este imponente comienzo de fin de semana, llegamos al Domingo, bien satisfechos de haberlo dado todo en las anteriores jornadas. Es duro, pero es así. 
Sobre las 8 de la tarde llegaron los DOD al bar para ir preparando las cosas. Como ya nos conocíamos del concierto de pucela, la cosa fue todavía mucho más fácil. ¿Más fácil que qué? Pues más fácil que comer con los dedos. 
Después de comer un rato con los dedos, probaron para quedar satisfechos en corto espacio de tiempo, de que el sonido era inmejorable. 
E inmejorable fue. Cuando a eso de las 11 menos 10 empezaron a tocar los DOD, el Panic era un hervidero de gente deseando que empezara la fiesta. Lo primero en llegar fue el alucinante "FIRE" de Jimi Hendrix. Siguieron con "SHE", primera canción de su disco "Puppets Heats" que fue tan cañera, que la gente no lo dudó ni un segundo. Yo que estaba más o menos a media altura entre las primeras filas y las últimas, veía como al fondo, ya casi en los baños había gente pegando brincos salvajes, llegando incluso a temer por el suelo del segundo piso, ya que veía que los saltos eran tan grandes que podía desplomar el edificio con la cabeza. Detrás mio y delante también la gente también saltaba como los grillos en verano. Sino que se lo pregunten al batería de Valdemar que estuvo allí. Por cierto un saludo. Ya sabes que estamos haciendo un bote-colecta para comprar camas para los que como el "Chabuli" (un amigo de Madrigal" y tu, os quedéis a vivir en Medina, o en el Panic, con nosotros (je je). Todo un lujo. 
El resto del concierto fue de una ejecución tal... que el sonido y el buen rollo que allí había era capaz de levantar por los aires a cualquiera de los allí presentes. Por supuesto incluidos los mismos componentes del grupo, que vieron como pasaba el tiempo sin rechistar. La gente pedía una y otra y estos lejos de amilanarse (no se porqué dicen amilanarse si el milano es un rapaz bastante contundente) suigieron calentando al personal hasta límites casi olvidados. Pocas veces un concierto cala tan hondo en el público y en el grupo. 
¡Pues si!, se gustaron y gustaron. Claude a la voz estuvo magistral, excepto unos pequeños desafines que le perdonaremos sin rechistar. 
Decir que la falta que Victor en este ahora cuarteto, no se hizo notar, dado que los 4 restantes se bastaron para demostrarnos que velocidad y tocino tienen mucho que ver, aunque nos digan lo contrario. 
Se repasaron no se si todas, o casi todas las canciones de su disco. 
Es más, tal era la electricidad allí contenida que se atrevieron a tocar 2 nuevas canciones, que aunque ellos se empeñaran en decirnos que no las habían ensayado, sabían que estaban condenados a tocarlas. Desde luego que arrepentirse, lo que es arrepentirse no lo hicieron. Podemos decir, y somos los únicos en haber oido algo de el próximo repertorio de la banda, que por cierto, va a ser bestial, al igual que el trabajo ya publicado anteriormente. 
El final, ya casi después de 1 hora y tres cuartos dando caña fue la primera canción tocada casi dos horas antes. Es decir "FIRE" de Jimi Hendrix. Y efectivamente fuego es lo que salió de esta última canción. 
En serio, deciros que fue unos de los mejores conciertos vividos hasta el momento en Medina. Si no os lo creéis venir a ver a Islabikini este Sábado día 13 de Diciembre". 
¡¡¡Hay queda eso, espeso!!! 

MOL


 

mas info de  la banda 
en Web-Valladolid
Valladolid 11-10-2003 
Medina 7-12-03
Cd. Puppets heads