Fecha: 18 de octubre del 2003.
Hora: 19 h.

Lugar de encuentro, la Plaza Universidad, hace un día bastante revuelto para hacer un concierto al aire libre sin carpas ni historias de ese tipo, y las primeras gotas de lluvia empiezan a hacer acto de presencia, aunque para pronto.

Da comienzo oficialmente la jam con una exhibición de break a cargo de dos formaciones de la ciudad llamadas “Free Hashing” y “TBH”, que dieron un muy buen espectáculo de baile.
 

· Después de otro pequeño parón a causa de la lluvia comienzan los conciertos, y el primer grupo en aparecer es “TGManeje”, formación vallisoletana formada por cuatro miembros Mike, More, Ien y Edu, que estrenaron muy bien y caldearon el ambiente con temas cargados de mensaje y crítica social. Tuvieron el apoyo en un tema de Samu, organizador de la Jam.

· El siguiente grupo es “Camilo y EseBenex” desde Madrid. Este dúo esta formado por Camilo (productor) y EseBenex (mc). Camilo, de origen colombiano produce todos los temas de las dos maquetas. EseBenex, se encarga de todas las letras de ambas maquetas. En estos momentos preparan nuevos proyectos para el futuro. Les mola eso de la fusión jazz y tal y vienen acompañados de dj krenz y dennis a los coros. Su directo es potente y lleno de improvisaciones, y (a pesar de que a mi entender el público estuvo un poco soso con ellos) a mí me pareció un buen directo.

· Tercer grupo de la tarde “Studio Tunning”, otro dúo pero esta vez desde Palencia. Formado por dos Mc’s, MC Beny (Josito para los amigos) de origen estadounidense y XalCuadrado de origen vallisoletano, pero afincado en Palencia, acompañados de DJ Inercia a los platos. Para mí fue uno de los mejores directos de la noche; bases elegidas muy bien, acompañadas perfectamente por las letras ácidas de los dos mc’s con una puesta en escena impecable... chapó.

· Los siguientes fueron “Maestros del Verso”, grupo vallisoletano dotado de un ácido contenido urbano, y un contraste llamativo entre los diferentes estilos y talentos de los dos mc's que forman el grupo, Wop y Eka, que irán acompañados por Isaac a los coros. Esta formación tiene sus orígenes hace unos 5 años, y ya han dado que hablar en algún concierto como DSE. Llamaron bastante la atención del público por su carácter alegre y cómico con el colofón de una oda al borrachismo en forma de versión del “No woman no cry” de Bob Marley.

· Siguió la noche, y al escenario sube Jewel, componente del conocido grupo vallisoletano “La puta kueva”, que prepara en estos momentos su “ataque” en solitario y que muy pronto tendréis disponible en su página oficial http://jewel.laputakueva.com/ . A los platos DJ Inercia y a los coros, el también componente de “la puta kueva” Niño. Directo muy potente arrasando con todo, salas de conciertos, discográficas, junior, etc, etc. Un concierto para reflexionar sobre todo lo que nos rodea en este mundo del hip-hop.

· Penúltimo grupo de la noche fue “Niño, Demon, Samuel y la orquesta”, que como su propio nombre indica es una conjunción de personas dispuestas a hacer un concierto “distinto”. Formado por Niño de “LPK”, Demon, Samu (organizador de la jam), a los platos, como no el omnipresente DJ Inercia y en los instrumentos encontramos al clarinete Mike (de TGManeje), al saxofón More (de TGManeje), a la trompeta Pastor y a la guitarra Julio. Fue una mezcla de temas instrumentales claramente orientados al jazz fusionado con ritmos de hip hop, con temas muy bien llevados por los tres mc’s y que fue a mi parecer otro de los mas aclamados por el público. Contaban con la colaboración de un servidor en dos temas pero mi garganta dijo basta al principio de la tarde y ahora mismo estoy sin poder hablar, pero aun así todos apoyamos al grupo que llevó muy bien la coordinación de un concierto más complicado de lo normal.

· Por último vino Esseam, para cerrar la noche, con la mala suerte de que la lluvia apareció con mucha fuerza en la tercera canción y desgraciadamente se tuvo que suspender esta última actuación y con ello se dio por finalizada la jam. Final bastante desgraciado para una noche que divirtió a tanta gente.

Un último apunte es añadir algo que no se suele dar con mucha frecuencia en los conciertos de hip hop de grupos “no editados”. El sonido estuvo rozando la perfección (no queremos exagerar y que a la siguiente suene a rayón de coche). A pesar de la lluvia y las dificultades, la gente de Tamayo estuvo en todo momento muy atenta a dar una buena calidad de sonido... y lo consiguieron de hecho, de puta madre.

Texto: K.