JUANA AMAYA Y REMEDIOS AMAYA
TEATRO CALDERÓN
31 DE MAYO DE 2003
Por Luis Cañete

Se presentaban en el teatro Calderón el grupo de baile liderado por Juana Amaya en primer lugar y, posteriormente, el cante ofrecido por Remedios Amaya y su grupo.

Poco hay que contar de esta velada flamenca de cante y baile, muy muy poco.






En el cuadro de baile, señalar la evidente superioridad de un gran profesional, Enrique el Extremeño, sobre un mediocre espectáculo dominado por lo monótono y poco trabajado de las coreografías en todos los palos: tanto los martinetes y seguiriyas, que se limitaron a series de bulerías de Juana Amaya, como las flojas alegrías de Rafael Campallo. Lo mismo en la reaparición en escena de la bailaora con soleares y bulerías muy poco elaboradas que no van más allá de los ejercicios de academia, por muy bien aprendidos que se traigan.











 




Remedios Amaya apareció para cerrar la velada. Remedios, junto a sus hermanas-coristas, cantó por tarantos y taranta, jaleos, tangos y bulerías que remataron sus hermanas en el bis, antes de que la "Camarona" se despidiera con el popular "Tus labios pa´ mí". Lo habitual con Remedios Amaya, una importantísima voz del flamenco restringiéndose siempre a los mismos palos, tangos y bulerías, muy acancionados. La cantaora prescindió de megafonía prácticamente en todo momento, excepto en los frecuentes estribillos coreados. Esta actitud de la artista puede venir motivada por el deseo de entrega y exhibición de facultades o acaso por el deficiente sonido, una vez más, del teatro Calderón.





INICIO***CRONICAS DE CONCIERTOS***REPORTAJES
agenda***las bandas***entrevistas***grabaciones***servicios***foro***mp3