El último fin de semana de agosto y como previa de las fiestas patronales de San Antolín se celebró en Medina del Campo el Medina Sonora 2003, evento organizado por la Asociación de Músicos de Medina.

El cartel impresionante, el lugar estupendo y como se dice el tiempo acompañó, y eso que no estábamos muy seguros de que nos fuese a respetar. Como todo festi que se precie tenía su bar y su punto de comidas (burritos) y venta, distribución y exposición de música con tres stand colocados por Charlie Blues de Valladolid, Melancrónica (Valladolid-SalamanK), La recien creada Asociación 44 Notas y como no Valladolidwebmusical mostraba su pagina web y ponía a la venta una serie de material de grupos locales con ediciones especiales (Les O y Shiver) y primicias como los Puagh.
 
 
 

El viernes 28 con los primeros nervios de la organización llegaban las bandas (con retraso) y surgían una serie de problemas técnicos con la mesa que hacían que pasasen las horas y el escenario estuviese vacío, lo que motivó que hasta las 12 de la noche no empezase el concierto, pero bueno la gente se entretenía comiendo, bebiendo y mirando discos (pero que lo que es comprar, nada), pero se iban haciendo buenas migas entre los asistentes y se iba llenado el parque de Aguacaballos.

Por allí pasaron Los Principiantes, Harla Horror, El Pollo Funky, Hoka Hey, Kanito, Desgarro, Silencio Roto y por supuesto lo medinenses al completo encabezados por los Molsaicos y el Mondongo (cuanta buena gente).
 

Y llego la hora del Rock and roll, que es a lo que habían ido la mucha gente allí presentes, muchos músicos y mucha gente anónima que llenaban el parque de aguacaballos.

VIERNES 29 DE AGOSTO DE 2003

Abrió fuego la banda de donostia SEÑOR NO, grupo integrado dentro del sonido Buenavista que con bandas como La Pererra, la Secta, NCC o Why Not han formado un peculiar estilo de hacer música influenciados por los Ramones. Los Señor No, posiblemente sean la banda más dura de todas y la que más influencias del metal plasma en sus canciones. En su hora y pico de concierto mostraron los temas de su último disco "Siempre te diré que no", editado por GP Records y también de sus anteriores trabajos, ya que la carrera de estos músicas está bastante dilatada en el tiempo. En conjunto un buen concierto en el que destaca la presencia y voz desgarrada de su frontman.
 

.Que tarde era ya, y la noche no hacía más que empezar, cuando se subieron al escenario los asturianos DR EXPLOSIÓN, que tras no haber hecho prueba de sonido tuvieron unos inicios bastante malos con una serie de quejas que en algún momento provocó que la gente los tildase de soberbios y estrellas. En lo que al concierto se refiere Jorge Explosión y los suyos hicieron lo que saben hacer: tocar rock and roll, y punk rock bastante acelerado plagado de versiones como si de "Aquellos maravillosos 80" se tratase. Más de una hora haciendo principalmente versiones de clásicos de toda la vida y las canciones que más les gustan hicieron vibrar a la gente que no se quedaba indiferente ante semejante show montado por esos chicos de faldas.
 

Los últimos de la noche fueron SIDONIE, estos chicos con grandes dosis de espectáculo en su concierto consiguieron que sus seguidores que se había quedado sin verlos en la anterior edición de Valladolindie, en la que iban a presentar su ep de remezclas con una portada muy punky, lo único que tenía que ver el disco con este estilo de música. El sonido no fue malo, pero las continuas paranoias de los músicos con idas y venidas provocó una gran disparidad de opiniones que hizo que poco a poco la gente fuese enfilando para casa o a tomar copas a los bares de Medina.

En conclusión una primera larga noche de rock and rolll como dirían los Burning dentro del Medina Sonora 2003 y a calentar motores para el día siguiente, el sábado esperábamos estar los mismos e incluso más para reventar Medina.
 

SÁBADO 30 DE AGOSTO DE 2003

ULTRACUERPOS, PANIK Y SIN CITY SIX
A las primeras horas de la tarde empezó a llegar la gente, unos a montar el stand otros a preparar la barra y los músicos a probar sonido, a las 20 horas estaba todo calentito para iniciar a las diez los conciertos. En la espera se apreciaba una escasa afluencia de público, se pensaba "como ayer empezó todo tarde la gente no vendrá hasta las 12", pero no muy poco público para ver a tres bandas que no se suelen asomar por estos lares, ya que había variedad: desde el garaje de los 80 de los coruñeses ULTRACUERPOS, el rock de PANIK desde Bilbao o los poderosos SIN CITY SIX con representación de todos los lugares.

En primer lugar los stand medio vacíos, ante la ausencia de Melancronica y Charlie Blues, dejó claro que íbamos a estar en familia.

Se arrancaron los ULTRACUERPOS con un rock and roll muy americano, estilos 80 con fuertes influencias de las banda psichobillys de estética marciana, como puedes ver en la portada de su reciente lp editado bajo el sello El Beasto Records. Estos cinco chicos hicieron un derroche de energía sobre el escenario con grandes dosis de guitarreos acompañados por unas voces muy compactas. Tras un desastroso comienzo, en el que salió volando parte de la batería, se continuo calentando una noche fría en el que se observó que la mayoría d e la gente venía a ver a los SC6 y se mostraba un poco apática, pero consiguieron encandilar a unos cuantos.
 

 

Los siguiente en mostrar sus cartas fueron los vizcaínos PANIKS que traían su nuevo cd bajo el brazo "The Panik Kontroversy" y lo querían mostrar a toda la parroquia vallisoletana. De las bandas participante fueron los que menos engancharon con el público y menos ambiente propiciaron ante un público a la expectativa. Presentaron un sonido entre Iggy Pop y los Cramps pero que en ningún momento convenció a excepción de algunas versiones que hicieron que la gente se acercase a las primeras filas.
 

Era ya más de las 2 de la madrugada y pasó lo que la gente estaba esperando, se suben los SIN CITY SIX a las tablas, con una puesta en escena muy simple pero a la vez contundente con dos guitarras, bajo, batería y voz hicieron las delicias del personal y pusieron toda la carne en el asador con unas dosis de Punk rock que hicieron olvidar a la gente la hora y se completaron las primeras filas. La mayoría de la gente no había oído a la banda con su nuevo vocalista Rusty que se incorporó hace relativamente poco tiempo tras la muerte de Lee Robinson. En este caso se demostró que la veteranía es un punto y que tras estos cinco miembros que se iniciaron como Pleasure Fuckers tiene mucho que decir y demostraron que el Punk Rock está muy vivo.
 

Pero ¿donde vais?, falta lo mejor de la fiesta, decía alguno de los miembros de Medina Sonora, en ese momento se anunció la intervención estelar de LOS IDIOTAS, dos chicos de medina residentes en Amsterdam dispuestos a demostrar que en estos lares también se hace un rock and roll bastante bueno y no todo es importación. De Los Idiotas sólo decir que en los aproximadamente 20 minutos que estuvieron sobre el escenario se ganaron un 10, impresionante lo que se puede hacer con una guitarra y una batería.
 

Ahora solo queda esperar a que estos chicos de Medina se lancen y preparen un MedinaSonora 2004 y que todo el mundo les apoye, desde aquí lo tienen.
 
 

INICIO***CRONICAS DE CONCIERTOS***REPORTAJES
agenda***las bandas***entrevistas***grabaciones***servicios***foro***mp3