Antonio Izquierdo -Merenguito-
Viernes 3 de noviembre
Cafe España

Maria Eugenio Martín Maeso
Luis Ángel del Caño "Cañete"

La noche del viernes 3 de octubre, tras el paréntesis estival, dio comienzo la temporada flamenca 2003-2004 programada por el Café España con la actuación del cantaor madrileño Antonio Izquierdo -Merenguito-, acompañado a la guitarra por Rafael Andújar.
Ambos intérpretes salieron al escenario con ganas y completaron un buen recital presidido por la gran compenetración entre cante y guitarra. La brillante y acertada sonanta de Rafael Andujar fue el complemento perfecto a la voz y al arte de Merenguito, que se mostró como el profesional serio y entregado que es, desgranando un amplio abanico de cantes y complaciendo las peticiones del respetable con varios bises al final del espectáculo.

Merenguito inició su actuación con la vidalita, un cante clásico en su repertorio y que se adapta perfectamente a sus cualidades vocales, para continuar con caracoles (un cante madrileño por excelencia), malagueñas, soleares (domina los estilos de Triana), tangos extremeños, aires buleareros, caña, peteneras, cantiñas, minera y taranta (es también un maestro de los cantes de Levante) y aires de Cádiz. El público aplaudió largamente el buen hacer y la entrega del artista que, a pesar de llegar al final de actuación al límite de sus fuerzas, todavía atendió sus peticiones cantando unas colombianas y unos fandangos.
Rafael Andujar lució su buen hacer en solitario al comienzo de las dos partes en las que se estructuró el espectáculo. Es de destacar el acierto con el que este guitarrista acompañó el cante de Merenguito. Además del dominio técnico del instrumento demostró un gran sentido flamenco en su acompañamiento, poniendo sus sones al servicio del cante sin renunciar por ello a la brillantez del toque.
 


Por poner algún pero a la noche, únicamente diré que me hubiera gustado escuchar a  Merenguito por siguiriya y por toná, palos que ha ejecutado con maestría en otras ocasiones en las que ha actuado en el España. Alguien del público le solicitó una siguiriya al final del espectáculo, pero tras la larga actuación que había realizado eso ya era pedir demasiado, que los artistas también tienen un límite. No se puede tener todo. ¡Otra vez será!
 
 

INICIO***CRONICAS DE CONCIERTOS***REPORTAJES
agenda***las bandas***entrevistas***grabaciones***servicios***foro***mp3