SHIVER 
Cafetal (Medina del Campo)
5-12-2003
TEMA I : De cómo empezar un fin de semana

Hay momentos en los que uno está muy orgulloso de ciertas cosas. Normalmente, esto viene acompañado de alguna situación paralela, la cual hace que la mente y el cuerpo se hinche cual pavo en celo.
Todo esto viene en base al hilo de ciertas informaciones recientes, que ya os contaré en su debido momento y sobre todo al nuevo fin de semana que nos hemos pasado en el pueblo. Lejos de las batallas campales que se centran en otros lugares, aquí en Medina del Campo, tenemos una máxima que dice… “Cabezón, no entra en cajón”.
Un buen fin de semana (con fiesta extra) está compuesto por diversas actividades:

En primer lugar es bueno pegarse una ducha antes de salir. Debes comer bien, no sea que vayas a perderte más de un día por las calles y luego (cada uno al gusto) que vaya en busca de su evento favorito.
NOTA: si ese evento no existe, no importa, móntalo tu mismo.

Pues eso, que lo primero en la agenda del fin de semana, era el concierto obligado de “SHIVER” en el Cafetal. Para ser un principio, no está nada mal…
Veamos que pasó allí.
“Shiver”  en un grupo de Valladolid (como todo el mundo sabe) formado por 3 personas, Guille (voz), Dani (bajo) y Efe (baterista).
Ellos son antiguos compañeros de algunos componentes de “Valdemar”. Cada uno se fue por un lado y podemos decir que por ambas partes hay tema.
Lo primero que llama la atención de “Shiver” es su puesta en escena. La imagen es un punto a favor de este grupo. Con cuatro detalles perfectamente visibles se hace todo. Un poco de color en los ojos, una especie de guante protosiniestro y algo de desparpajo es suficiente para satisfacer lo visualmente incorrecto.
Otra de las cosas que más llama la atención (esta a nivel más musical) es la más que clara influencia (por llamarlo de alguna manera) de la banda internacional “PLACEBO”, a la cual ya pudimos ver en Santiago de Compostela. Esto en principio no es nada malo, aunque algún fan de los “Idiotas” se empeñe en lo contario. Esta influencia es aprovechada por la banda pucelana para crear texturas sonoras que crean ambientes y temas muy personales. 

Su cantante Guille es el alma del grupo, pudiendo decir de él que tiene una voz privilegiada. En el foro ya nos comentó que no estaría al 100 %, pero lo cierto es que eso siempre son excusas. Lo hizo bien y punto. Pienso que no hay que darse tanta importancia, ni a uno mismo ni a su estilo, ni a nada ¿Joderrrr…!
Bueno, tampoco es eso, pero lo que si es cierto es que cuanto menos piensas en las cosas, mejor te salen. Cuando estás mal, la cosa nunca puede ir peor, por lo cual lo único que puedes hacer es hacer las cosas mejor. Visto de esa manera la vida puede facilitarse un poco (parece mentira que yo diga esto, ¡¡¡¡en que me estoy convirtiendo!!!)

Y andando andando, se hizo el camino. Dani al bajo, pone seguridad y veteranía. Proveniente de otra banda vallisoletana “La leche que mamé”, el bajo llena un grupo, que no pretende más que hacer buenas canciones e interpretarlas bien. 
Efe, el batería estuvo a la altura de las circunstancias.
Voy a poner un pero en esta crónica; a esta banda le falta sonido. Quiero decir que es una verdadera pena que se queden un poco escasos de watios. Ni mucho, ni poco, simplemente lo suyo. Es una mera apreciación. Esta bobada no empaño un concierto en el cual repasaron temas de su última grabación y alguno que otro antiguo. También tocaron la más famosa canción de "The Clamberries", cosa que me rompió un poco los esquemas, pero bueno... no por mucho madrugar...
... chuchillo de palo.

MOL

+ info de la banda