alcohol jazz
Sala Asklepios. 16.01.2003
Fotos y texto. El pequeño Alfredo

Vuelve la actividad frenética y no nos vamos a quejar por ello, todo lo contrario, bienvenida sea la música en directo, bienvenidas las diferentes propuestas en cuanto a estilos y contextos ...
El viernes había movida en Subterfugio y en Asklepios y como eran a diferente hora pudimos estar en los dos sitios.
A destacar la buena respuesta del público en ambas convocatorias.
De como fué lo del Subter ya os han hablado en esta sección, sólo añadir que a mi personalmente me gusta la evolución de Standstill a lo largo de su trayecyoria, que no hecho de menos sus primeros discos y que me gusta más lo que están haciendo ahora.
En cuanto a Alcohol Jazz : el asunto estaba presentado como una fiesta y así fué.
Organizado por el programa de Radio La Casa de la Luna la sala Asklepios estaba a tope, no cabía más gente. El sonido era bueno, quizás un poquitín más de volumen no habría estorbado, pero ya sabemos como son los vecinos en general y entendemos que las salas se tienen que curar en salud, además el hecho de que haya tanta gente en una sala cerrada hace que se coman una buena parte del sonido, pero por lo demás bien, todo clarito y en su sitio, para los oídos del público y dependiendo del tipo de música siempre es mejor un sonido de calidad que un volumen alto y poco claro e incluso molesto.
Lo que hacen Alcohol Jazz es lo que anuncian, FUNKY, pero dejemoslo ahí en funky (no jazz).
Es una banda de profesionales, buenos instrumentistas (aunque alguno por ahí echaba de menos al antiguo guitarrista del combo, que efectivamente era más solvente) y cuando unos buenos músicos hacen lo suyo el resultado está asegurado.
 

Cuando uno va a una fiesta funky a lo que va es a bailar, esa es la base de este estilo desarrollado en USA a mediados de los 70 y que en un principio coge su base del jazz, pero no por eso hay que confundir los estilos, aunque fueron algunos de los grandes maestros del jazz los padres del invento el funky en si ha seguido un camino propio a través de los años.
En la propuesta de Alcohol Jazz encontramos el funky de base más comercial, más easy-listening, de hecho empezaron dando caña con Starsky y Huch, por eso la cosa se presentaba como una fiesta para bailar y eso es con lo que hay que quedarse, cada cosa tiene su momento y su sitio. Hay que valorar el hecho de poder escuchar diferentes tipos de música con su propio caracter y autenticidad al margen de toda esa morralla con la que nos intentan sacudir los 40 principales y todos los próceres de la comunicación.

     


 



El publico muy selecto como se ve en la foto la sección Medina del Campo

INICIO***CRONICAS DE CONCIERTOS***REPORTAJES
agenda***las bandas***entrevistas***grabaciones***servicios***foro***mp3