I Concurso Flamenco
Virgen de la Casita
( 8 de agosto de 2003, Alaejos).



ANTONIO BORJA


EMILIO SALAS


RAFAEL ESCUDERO


SANTIAGO BORJA


El pasado viernes se celebró en Alaejos, dentro del programa de actos de la I Concentración Ecuestre Virgen de la Casita, el también primer concurso de cante de esta localidad.
El acto lo abrieron, fuera de concurso, por fandangos de Huelva José Martinillo y Ruben de la Huerta, dos aficionados de Nava del Rey que despidieron también el acto por sevillanas para deleite danzarín de la concurrencia.

Como guitarristas acompañantes para el concurso tuvimos a Miguel Uña y Raul Olivar que se alternaron para acompañar a los cinco cantaores a concurso.

En primer lugar, actuó Santiago Borja, eligiendo para la competición Taranta, junto a Raul olivar, Alegrías y Bulerías acompañado por dos guitarras. Estuvo centrado y dispuesto, sobrado de compás, aunque le falló su gran voz en algunos momentos.

Tras éste compareció Emilio Salas, acompañado por Miguel Uña. Todo afición llegó a templarse en algún momento por Malagueñas, discreto por Soleares, y "lanzao" en sus fandangos.

Posteriormente, hizo acto de presencia la única fémina a concurso, Lorena Ledo acompañada por las dos guitarras por Tangos, Alegrías y bulerías. No cabe duda que Lorena lo dio todo, pero la falta experiencia junto a la guitarra impidió que llegase a sacar lo que pueda tener que ofrecer a la afición.

El siguiente a concurso fue Rafael Escudero, que interpretó unos Tangos de Málaga vibrantes y pletóricos, muy por encima de sus dos cantes restantes: Martinete con Siguiriyas y Fandangos. En estos últimos pecó de acelerado por el afán de agradar.

Cerró el concurso, en su primera fase, Antonio Borja, declarado camaronero en sus Tangos, Bulerías y Fandangos, donde sacó a relucir su poder emulador del malogrado Camarón. Se mostró poderoso de voz y compás, cuajando una actuación bastante completa.

Una vez concluida la primera fase, el jurado se retiró a deliberar para elegir dos finalistas. El intermedio lo amenizaron por Bulerías los guitarristas del evento, con Santi y Rafael como improvisados palmeros. El falló del jurado dejó como finalistas a ambos Borja (sin conexión familiar aparente), que de nuevo subieron al escenario para disputarse los dos trofeos: mejor cante y mejor compás.

Santiago Borja subió de nuevo al escenario con Tangos, Fandangos y Bulerías, mientras que el también Borja, Antonio de nombre, repitió Tangos y Fandangos.
El jurado otorgó el premio al mejor compás a Santiago y el de mejor cante a Antonio. Cualquiera de los dos se habían hecho justos merecedores de ambos premios. Todos contentos con el fallo y con esto acabó el concurso pero no la verbena.

Toda esta retahíla se podría resumir, para el que se lo perdiese, en que se pasó un ratito en un ambiente informal (chiquillería incluida) y se pudieron escuchar cositas.

INICIO***CRONICAS DE CONCIERTOS***REPORTAJES
agenda***las bandas***entrevistas***grabaciones***servicios***foro***mp3