LA HABITACION ROJA
(Sala Escena 21-11-2003)
por Mol

No me esperaba yo que tuvieran cierto tirón los valencianos "La habitación roja".
Superado ese trance (ja ja ja) y siempre después de cenar algo, nos dispusimos a hacer de la espera un hecho consumado. Viene siendo bastante habitual la larga espera que va, desde que está programado el concierto hasta que empieza. Eso unido al elevado precio de las consumiciones, una caña casi 500 pesetas de las de antes (lo pongo en pesetas que siempre impacta más) hace más difícil que la gente suba hasta Zaratán. Puede llegar a ser comprensible la falta de gente en este tipo de eventos...
¡¡¡Ojito!!! Sobre la entrada del concierto no me voy a pronunciar, porque como músico, creo que tampoco es para tanto pagar por ver un concierto. Eso si, como buen bebedor, me quejo del elevado precio del consumible. Es lo que hay. El que quiera (o el que no) que tome nota. Repito, es lo que hay. Siempre está lo opción de no beber nada, pero eso no deja de ser un cruel acto de masoquismo.

habitacion roja en Escena

A lo que iba, ya se rumoreaba que en las pruebas de sonido el volumen era brutal, lo cual quedó perfectamente constatado en el concierto.
Por mi parte decir que no hace falta tener un volumen bestial para ser mejor.
Me pasa lo mismo con las guitarras. Tengo especial "tirria" por las guitarras hipermegadistorsionadas (al menos en los grupos pop, o los que van como tal).
Por supuesto hay que diferenciar entre distorsionar y saturar. En este caso no hay mucha queja. No se por donde empezar a contaros algo de este concierto. Empezaré por el cantante, ya que fue lo que menos me gustó, por no decir Rodrigo. Claro, ahora caigo. El volumen brutal, casi siempre viene dado por un cantante inseguro que no se atreve a dejar su voz perfectamente definida. ¿Cuál es la opción?, subir el volumen de la música hasta que reviente todo y ya de paso mi voz queda perfectamente disimulada entre tantos decibelios.
El fallo fundamental de mogollón de bandas que hacen pop es la voz. Este es uno de los ejemplos más claros. Al igual que le pasa a J, de "Los planetas", el que por cierto parece haber poseído a nuestro cantante de hoy, al saber que tu voz es mala, siempre tiendes a esconderte. La historia de la música está llena de cantantes malos (vease Bob Dylan, Tom Waits). La diferencia entre un buen cantante malo y un cantante malo acojonado, es precisamente el no tener ningún tipo de complejo a la hora de enseñar tu voz. Los que esconden la voz entre volúmenes y distorsiones, no hacen, sino que ocultar sus verdaderas vergüenzas y no hacen más que poner en bandeja de plata al respetable su cabeza, representada por un falso intento de ser lo inexistente. Las voces malas están para oirse, eso es lo que precisamente da la autenticidad y esas, al fin y al cabo, son las voces que quedan en el recuerdo.

el cantante

En la parte que corresponde a la banda, tengo que señalar mi grata sensación.
Sin ser grandes músicos, demostraron tener cierto gusto a la hora de interpretar los temas.
No se por qué, pero cada vez que veo a una banda en momentos intensamente "noise", me viene a la cabeza "Sonic Youth", por algo será. La pega en este caso viene dada por la excesiva utilización del delay en la guitarra solista. Esta utilización delata la falta de recursos, pero bueno, eso al final y al cabo es un tema secundario, cada uno hace lo que puede, en pos de un sonido y de un estilo. Esto no quiere decir que el estilo de este grupo se defina por sus guitarras. Al fin y al cabo ya sabemos que no han inventado nada nuevo.
Sobre el repertorio decir que empezaron con el primer tema incluido en su cuarto disco, "4". Después de "La soledad del corredor de fondo" también tocaron otros temas estrella como "Viaje alucinante" o "Los últimos veranos". El concierto se basó en su repertorio más clásico combinado con los temas de su último disco. Fueron los menos, lo cual demuestra la inseguridad de su último disco, que sin ser atrevido confirma su madurez.
Esto es lo que pudimos ver este Viernes en la sala "Escena". En un momento dado también hicieron su particular visión, o versión, de "A perfect day" de Lou Reed. Lo único que no me gustó fue ese intento de cambiar demasiado la canción. A Lou y la Velvet que ni la toquen, sobre todo en un tema tan personal. Poco más se puede decir de esta banda.
Sin más, me despido deseando a todos los músicos un feliz día de Santa Cecilia y recordaros que bebáis con moderación, sobre todo en Zaratán.

MOL

comentario de su disco 4

crónicas .^.*.^. agenda .+.*.+.VA-Web