Manta Ray
1 nov’03 (Sala escena. VA)
por Disckreto

Por fin tuvo lugar el esperado concierto de Manta Ray en Valladolid, esperado por diferentes motivos, uno porque cuando salió el disco y a pesar de estar anunciado se suspendió por cuestiones de agenda dejándonos a todos con las ganas, dos porque Manta Ray siempre han pasado por Valladolid en todas sus giras y ya hacía tiempo desde su última visita y tres por ver como desarrollaban y plasmaban "estratexa" en directo, sobretodo en cuanto a sonido.

Estratexa 2003

Aunque no son un grupo de masas, ni mucho menos, si cuentan con un buen número de seguidores incondicionales, pero el sábado faltaron muchos a la cita, ellos se lo perdieron
¿ resulta incómodo desplazarse hasta Zaratán ? ¿ son los seguidores de la escena musical independiente alérgicos a los macrocentros comerciales ? yo creo que se juntan las dos cosas y aunque hay facilidades de transporte (autobuses) y la Sala Escena es un buen espacio para conciertos también es verdad que mucha gente huye de este tipo de recintos, especialmente el público potencial de eventos con cierto carácter contracultural.
Pero la ocasión lo requería, Manta Ray es uno de los grupos más interesantes que se mueven en el territorio rock español, y lo que ellos hacen y siempre han hecho es rock, de una forma o de otra, dándole un toque u otro y eso se nota especialmente en sus directos, suelen ser habitualmente más rockeros que los discos.
Manta Ray forma parte además de ese tipo de músicos que mejoran sus propios temas en directo y forman parte de ese aun más reducido tipo de músicos que les puedes ver todas las veces que haga falta porque siempre lo harán distinto, plantearán otro tipo de concierto.
No puedes decir que ya les has visto, a no ser de que se trate de la misma gira, las diferencias que hay entre una gira y otra suelen ser brutales, de la misma forma que lo son sus discos, hay otros muchos músicos por ahí que sabes exactamente lo que van a hacer, con lo que te vas a encontrar en el concierto, ya sea en 1987 ó en el 2002, se repiten y se repiten, habrá diferencias de contexto, de estado de ánimo, de sonido, de características del recinto, pero musicalmente pocas. Ahora bien, hay ciertos músicos (pocos) que aunque hagan siempre lo mismo apetece verlos de todas formas igual que algunas buenas películas no te importa verlas una y otra vez .. es una cuestión de conceptos.
Jose Luis García
Pero Manta Ray nunca han trabajado así. Yo les llevo viendo desde que les descubrí y cada vez ha sido completamente distinto. En esta ocasión tenía más curiosidad aun, “Estratexa” me parece el mejor disco de Manta Ray hasta la fecha y seguramente el mejor disco de rock publicado en España durante el 2003, ya queda poco y no parece que ninguno de los otros candidatos (¿?) vayan a mover ficha y curiosidad sobre todo por ver como plasmaban en directo el ambiente y sobre todo los sonidos del cedé.
.Manta ray en Escena
Bueno, el primer susto me lo llevé durante un programa de TV (no se si telemadrid) allá por febrero/marzo en el que los de Gijón hicieron 5/6 temas en directo, creo que no habían aun empezado la gira.
La verdad es que lo que vi en ese programa me pareció flojo, en cuanto a intensidad y sonido. Pero unos tipos tan curtidos en el directo enseguida se ponen las pilas y le cogen el punto, así suele ser.
El sábado Manta Ray dieron un concierto de los que no se suelen ver por aquí, bastante intenso unos ratos, muy tranquilito otros, para conseguirlo iban jugando sobretodo con el sonido y a través de él marcando las diferentes partes ya que la música en si fue bastante repetitiva, ese quizás sería el único “pero” que yo le pondría siendo absolutamente sinceros, es decir, Manta Ray alargaron las canciones, algunas bastante y teniendo en cuenta que el esqueleto de estas canciones es simple, mininal y repetitivo, había momentos en que se echaban en falta otros recursos, ojo no hablo de el típico punteo ni nada parecido, ni de cortes o cincuentamil partes al estilo sinfónico, no es así como está planteado el asunto ni mucho menos, está centrado en los cambios de intensidad y en los detalles.
Por partes, el cuarteto se sujeta claramente en tres palos (aunque sean cuatro), uno la batería de Xabel (hermano de Nacho Vegas, al que además vimos ocupándose de otros asuntos) dos las fender (telecaster en cuanto a guitarras) básicamente Jose Luis García aunque a veces Nacho y Rudow cogían el bajo y tres los sintes y secuenciadores (Roland para mayor gloria occidental) a cargo de Nacho Alvarez y Frank Rudow que como digo en ocasiones alternaban con el bajo, especialmente Nacho dejando la carga electrónica a cargo de Rudow al que se ve muy a gusto en ese papel.
Manta ray en valladolid
La voz (Jose Luis) ha pasado a ser un recurso utilizado solo en ocasiones contadas
(o cantadas), ha pasado a un segundo plano aunque cuando aparece lo hace de frente. Estratexa es un disco de canciones rock de dos acordes, bajos en forma de loop repetitivo, rifs de guitarra obsesivos y minimales, aunque ellos han insistido y se nota en la grabación una cierta inmediatez hay que reconocer que el sonido está bien digitalizado y conseguido, estamos hablando de rock hecho en un alto porcentaje con elementos electrónicos y el asunto electrónico no es tan sencillo como la gente cree por ahí, ni los generadores tocan solos ni sirve cualquier sonido, alcanzar la textura deseada puede significar horas o días de trabajo. Plasmar eso en directo es mucho más difícil que interpretar el rock’n’roll de toda la vida que está basado fundamentalmente en el ritmo.
Pues es en esas partes alargadas donde se echaban de menos algunos otros recursos.
Nacho Alvarez
Cuando estaba oyendo el concierto me venía a la cabeza la primera vez que vi a Manta Ray en directo, en Benicasim, justo después de Yo la Tengo y antes de Sonic Youth, entonces Manta Ray jugaban a otra cosa y me sorprendieron, yo creo que a todo el mundo, salieron de allí con la cabeza bien alta, pues el sábado me venía ese concierto a la cabeza y no podía dejar de compararlos con Sonic South y Yo la tengo y la verdad, eso me amargaba un poco el concierto porque es ahí donde te das cuenta de las diferencias entre unos y otros, no todos los grupos tienen un tipo que se llame Lee Ranaldo o Ira Kaplan en sus filas y son la clase de músicos que marcan las diferencias. Y esto lo saco con respecto a muchas críticas que he leído por ahí sobre Estratexa en la que los sesudos investigadores buscan la “conexión alemana”, yo la verdad es que no la veo por ningún lado y mucho menos después de haber visto el directo.

No se si lo dirán por el hecho de utilizar secuenciadores y sintes con registros más bien graves y oscuros o por que lo dirán o si será un invento promocional de su nuevo sello “Acuarela” que tienen una imaginación desbordante para esto del marqueting promocional.
Yo lo que percibo es un grupo de rock, maduro, serio, que saben lo que quieren y que están en constante evolución, aunque para ello tengan que pagar el precio de ciertos desajustes que seguramente no les habría ocurrido si hubiesen hecho algo más convencional.
Estoy seguro que si continúan un año más en esa línea lo dejarán bordado y entonces si que podremos decir “ahora si tíos”, pero esto lo digo buscando tres pies al gato y siendo sincero.
A mi el concierto me gustó (y creo que a la mayoría de los que asistimos) y Manta Ray seguirán siempre entre mis favoritos.
Las adecuadas texturas de sonido no son fáciles de conseguir y requieren mucho trabajo e investigación, ahí se les ve aun un tanto limitados, Jose Luis trabajó básicamente con dos sonidos, uno para las partes tranquilas y ambientales y otro para las cañeras y oscuras.
A Nacho le ocurría lo mismo con el Roland.

recogiendo los bártulos

En fin, digamos que Manta Ray con este último trabajo han dado un paso importante en su evolución y que se puede esperar lo mejor de ellos.
No fue precisamente hardcore como decían hace poco en una entrevista a VA-Web pero si que hubo momentos que se acercaron al punkrock actual (tal y como lo entendemos algunos, más bien pocos) y sino que se lo pregunten a Fugazzi o incluso a Thurston More ... por ahí van más bien los tiros. En todo caso, no se si será porque estoy obsesionado siempre termino viendo el espíritu de la Velvet pululando como un fantasma entre bastidores o entre los pliegues de sonido y los amplificadores.
Y conste que me permito todas estas divagaciones porque me da la gana.

texto Disckreto (nov'03)
fotos Su