FIESTA CONCIERTO EN LOS LOCALES

MOLSAICOS, LOS LAGARTOS Y Dj CRISTOBAL
Medina del Campo 25 octubre'03

Todavía no os he contado nada de la comentada fiesta transcurrida a lo largo de la noche del Sábado 25. Hasta ella se acercaron mogollón de personas, que invitadas o no pudieron disfrutar de lo allí acontecido. Explicaros que el motivo de tan apasionante juerga eran las celebraciones de unos cumpleaños. El cartel era de lujo. Plaza de primera, artistas cuanto menos difíciles de ver y por lo demás, deciros que regalaban almohadillas en la entrada, si de esas...

tarjeta invitación a la fiesta
Empezaría sobre las 23:00 de la noche.
Yo estaba allí desde las 17:00 de la tarde (menuda tunda).
Creo no haber dicho que el sitio en cuestión eran los locales de ensayo-fiesta que los músicos de Medina del Campo tenemos al lado de la estación de RENFE y que nos sirven como medida preventiva, progresiva y alarmista. Menudo garito, ya haremos un reportaje en profundidad para que lo veáis como es debido. . . (*+*)
Hasta allí se acercarían unas 150 personas que pudieron ver y beber todo lo que allí se ofreció. Las actuaciones vinieron a cargo de Molsaicos, Los Lagartos y DJ Cristóbal, que llegado desde Salamanca nos hizo vibrar con su ya clásico estilo mod-sixty en sus actuaciones.
Decir que el amigo que vino con él esta vez (siempre vienen con amigos) también pinchó un rato y también acabó diciendo que como no le habían llevado antes a Medina, que esto no había que perdérselo ni por todo el costo del mundo (otros prefieren el oro).
Total, resumiendo, una barra llena de energéticas bebidas de alta graduación en cantidades megabrutales, un escenario que sería la envidia de toda la comarca, un sonido perfectamente conseguido, gente por doquier y unas ganas locas por romperse a bailar y a pasárselo bien (quedó bién demostrado).
DJ Cristobal, de Salamanca
En primer lugar y con un pedo considerable subimos a tocar los Molsacios.
Ya sabéis que renuncio de la autocrítica por eso nunca hablo de mis conciertos.
Solo os contaré la sudada que nos pegamos.
Para mi el momento cumbre de la programación, era poder volver a ver en directo a Los Lagartos, banda que aparte de anunciar hace tiempo su disolución, hicieron arte y ensayo para poder estar esta noche allí con nosotros.
Los Lagartos, Isabelino y Urbano
Como buenos desgraciaus que son, no se pierden una y saben darlo todo llegado el momento. Los que allí estábamos pudimos ver a una banda, de esas que, como el buen vino, que mejora con los años (aunque no ensayen, da igual). Los 4 músicos allí reunidos en pos de un cumpleaños o un compromiso (como se quiera ver) desprendieron tal cantidad de feromonas, volumen y actitud, que bien podrían haber dejado en ridículo a los mismísimos Stones (y eso que casi tienen su edad, ja ja ja). La única diferencia es que no lo son (una pena).
Lagartos repasó todo su larga trayectoria con lo más granado de su temática. "El Pollo", clásico evolucionado de las vivencias más fascinantes de su predecible cantante "Isabelino Lagarto" y otrora leyenda convertida en realidad. También el "rock de Goyo Ramos" (que tendrá Goyo que a todo el mundo le gusta) se convirtió en himno para pasar a los altares de lo incorrecto.
A parte de eso, "Ayúdame", "Las flores de mi cuerpo" y un largo ect, nos demostraron una vez más, la fascinante necesidad de bandas como Lagartos, que a falta de un compromiso establecido, se dejan ver de vez en cuando. Algo así como el "Equipo A" que siempre están donde se les necesita.
Por lo demás, no puedo dejar de referirme a los músicos.
El "Su" a la guitarra, sigue demostrando que por encima todos sus trabajos paralelos, (Mondongo, Hoka Hey...) lleva el rock en la sangre y eso se ve, o mejor dicho se escucha un todas y cada una de sus interpretaciones.
Por otro lado el ritmo brutal de Pablo (Bises, Harla Horror) es directamente proporcional a la contundencia y espectáculo de su bajista Urbano (Harla Horror, Buitres...).
Pablo
Acabados los conciertos, comenzó la sesión Dj a cargo de los antes mencionados Cristóbal & Company. Básicamente lo escuchado nos transportó hasta los años 60 y 70 con toda una lección de ambiente festivo y claras alusiones al estallido mod, mezclado con el groovi más bailongo que te puedas echar a la cara.
el público . . . los más jevys
La fiesta duró hasta las 5 de la mañana (incluido el cambio de hora).
Después, el decisivo cubateo por la zona de copas (Panic, Cafetal) hizo sentenciar a muerte a más de uno. Hacía tiempo que no se veían tantas borracheras juntas, al menos esa es la sensación que yo tuve.
La gente andaba catatónica. Pero bueno, supongo que eso entra dentro del plan, sino la gente no lo haría.
Esto, a grandes rasgos, es lo que pudimos ver en otra apasionante noche medinense.
Recordaros que si os encontráis con algún problema, siempre podéis llamar al "Equipo A".
El número no existe, pero si se piensa en ellos con mucha, mucha fuerza, seguro que aparecerán en cualquier fiesta dispuestos a salvarte de la famosa teoría del Kaos.
El pedo de un ratón en Rusia, puede desencadenar una tormenta de fuego en Medina del Campo
Si no os lo creéis probad.

EL MOL