Neverness desplegaron todo su arsenal de equipo, efectos, técnica y sonido sobre es escenario del Tío Molonio el pasado 10 de Diciembre.

Eran las 22:30h y la sala ya anunciaba la llegada de los cuatro músicos. Mucha gente, bueno rollo y pocos integrantes de otras bandas, iban aproximándose al escenario. Neverness saltó al escenario abriendo el concierto con una canción instrumental en la que cobraron gran importancia los teclados. Primero “Némesis”, seguida de “Huida hacia delante” y de “Silencio Permanente”, tema que se dedicó con especial cariño a una persona que ha sido parte importante de Neverness desde sus principios: Javi.

Con pocas palabras llegó “Otra vuelta de Tuerca”, una creación bastante reciente del grupo, muy cañera, que junto con “L. A. Woman” hicieron que al respetable se les despegaran un poco los pies del suelo. Cerrando el concierto se presentó “Un largo pasillo”, la cual concluyeron a solas en el escenario Dino (guitarra) y Victor (teclado).

Se notaba que la ocasión era especial, Neverness había traído todo su equipo de sonido, estaban rodeados de su público de siempre, en un sitio tan acogedor como es el Tío Molonio. Dispusieron lo posible para que esa noche todo saliera bien, como ellos querían. Muchas canciones nuevas (todas las que presentaron) y muchas ganas de tocar tras su último concierto en la C/ Acibelas en Valladolid, en la misma puerta del Malahierba, durante las fiestas de la Virgen de San Lorenzo, donde comenzaron a preparar estos nuevos temas.

Una de cal y una de arena. A toda su brillantez técnica quizá se echó de menos un poco más de viveza sobre el escenario. David se movió y vivió el concierto desde el primer momento, Victor el teclista pareció animarse poco después (creí que tiraba los teclados el tío), pero el bajista Paco y el batería (del cual temí un posible incendio en diversas ocasiones, Antolín un día se te van a echar a arder los pelos deja el tabaco que es mu malo...) me parecieron demasiado estáticos.

Quizá les hiciera falta un cantante, alguien que se dirigiera un poco más al público y dotara un poco más de vida al escenario. Actualmente las letras son cantadas por el guitarrista y por el teclista, y en ocasiones, uno se puede dar clara cuenta de que en un grupo así, donde los cambios de ritmo, cajas a contratiempo, punteos y ambientación, están tan marcados, necesita una persona que se dedique única y exclusivamente a llevar la “voz cantante”, y nunca mejor dicho. También pudiera ser que para tal fin, incluyeran a un cantate/guitarra rítmico, con lo que además de depurar algo la voz, el grupo tendría mucha más fuerza aún. Pero eso dejémoslo que lo decidan ellos mismos, ya que esta cuestión ya se les ha sido planteada desde fuera y desde dentro del grupo, como podemos ver en la entrevista que vallaweb les hizo recientemente:

“La mayoría de vuestros temas es instrumental, pero cuando hay que cantar ¿quien es el que lo hace? ¿os supone esto algún problema?

En un principio barajamos la posibilidad de reclutar un cantant@, pero no como alguien fijo en el grupo, una especie de mercenari@, pero sin cobrar (risas). Después de probar un par de cantantes Victor y yo (Dino) nos liamos la manta a la cabeza y nos pusimos a cantar, por lo tanto no nos supone ningún problema.”

En cuanto al estilo si que se nota un cambio con respecto a su anterior grabación “Horizonte de sucesos” (Armando Records 2002), donde el grupo tenía tinte más progresivos. Los nuevos temas que presentaron el pasado miércoles, tendían más al rock que siempre ha estado presente en sus temas, guiado de ese toque sinfónico que hace de sus temas mucho mas que una simple canción.

Dama de Sìdhe. 2003



otras crónicas de conciertos

mas infos sobre Neverness

ValladolidWebMusical