Vagina Dentata Organ
presenta
"The Great Masturbator"

por Paco Alvarado

Un año entero (desde que se anunciara) nos ha hecho esperar VDO para poder tener entre las manos el último trabajo, "The great masturbator", y lo que en un principio se filtraba como un prólogo anticipado al centenario del nacimiento de Salvador Dalí finalmente se ha convertido en el epílogo, tanto en el tiempo como en el concepto, y nunca mejor dicho ni mas oportuno. Según palabras del propio Valls en una entrevista conjunta a diferentes medios :
". . . Es una grabación recóndita que nos lleva a los atavismos del crepúsculo daliniano."
Veamos : campanas tocando a muerto ...
". . . este réquiem inmortal, es un disco totalmente minimalista, que trasciende nuestra percepción de la norma."
Y este juego inseparable entre la vida y la muerte es ya una constante en la obra de VDO, no hay mas que echar un vistazo a su discografía, seguramente ellos lo definirían como "vasos comunicantes".
Personalmente creo que este es
su trabajo mas duro, difícil y arriesgado hasta la fecha.

portada, photo by Irene


Campanas tocando a muerto por
Salvador Dalí. ¿las campanas de Cadaqués? no lo sabemos, viva el misterio!, campanas reales a tiempo real, el minimalismo absoluto, campanas que nos transportan directamente... ¿a dónde?, aquí que cada uno haga su interpretación, el minimalismo no trata sólo de la sobriedad de elementos, sino también de la desaparición del propio autor y si me apuras de los receptores dejando que la obra hable por si misma, con vida propia e incluso evolucione en el tiempo y en el espacio en función de parámetros incontrolables.
Hay otro factor que siempre trae de cabeza a crítica y público ¿dónde encajamos esto? y nosotros siempre hemos dicho que cada uno saque sus conclusiones... aquí no se trata de explicar nada, como mucho de aportar ciertos elementos que ayuden a entrar en situación. Estos últimos años algunos autores han comenzado a definir sus trabajos como "arte sonoro", término acuñado por ellos mismos para intentar situar su obra y distanciarla de otros conceptos "anti-music, non-music o música no organizada", el arte sonoro tiene además una relación directa con la estética, la imagen y el espacio donde se desarrolla, son inseparables, pero este desarrollo varía mucho de unos autores a otros, en este caso VDO no interfiere prácticamente en el resultado, se limita a darlo forma y presentarlo como si de una "instalación" se tratase, esas campanas puras, reales, no suenan reales porque ninguno estamos acostumbrados a escucharlas en esa situación, en su propio espacio, en el campanario, normalmente las escuchamos por la calle con cincuentamil elementos y ruidos que nos distraen, con una distancia de por medio que transforma el sonido y lo amortigua, estas campanas del campanario se te meten directamente hasta las entrañas, te sacuden y te revientan. Pero tenemos algo mas, el chasquido-crujido de las cuerdas que mueven las campanas, que por su propia naturaleza simplemente trastorna y le da ese carácter irreal como el que impregna algunas obras neorrealistas de Passollini como Accatone o la pasión según San Mateo (ficción ultrarreal), la pura realidad así presentada trasciende nuestra percepción y se convierte en irreal... es un ejercicio de transmutación que se produce en nuestro interior, en nuestro cerebro, enlazándolo así con uno de los pricipios básicos del surrealismo. Pero hay otro elemento mas que completa el tríptico, el zumbido del viento entre las campanas mezclado con la vibración de las propias campanas, esto da como resultado una especie de feedback de aspecto siniestro que te termina de machacar literalmente.

 

Así pues nos encontramos la combinación de unos pocos elementos pero que llevados a este extremo y en esa situación dan como resultado algo totalmente imprevisible.
Los síntomas al escuchar "the great masturbator" pueden ser de lo mas diverso...
yo hice una prueba en casa con una serie de involuntarios y... los primeros 30 segundos sorpresa, al cabo de un minuto y medio empezaban a fruncirse los ceños, intercambio de miradas y movimientos de ansiedad.
A los tres minutos ya había tres bajas... A los cinco minutos uno de los pocos valientes que quedaban empezaba a mostrar síntomas preocupantes, se le tensaban los rasgos y sufría pequeñas convulsiones como si estuviera recibiendo descargas eléctricas- electrosocks de baja intensidad, lo tuve que sacar de la habitación. A los diez minutos sólo quedaba yo... no me enteré cuando terminó el disco, no fuí consciente, seguía escuchando las campanas en mi cabeza o en algún lugar de mi interior remoto, un par de horas después me encontraba aun intentando ordenar mis pensamientos y establecer todas las sensaciones que había experimentado, tan irreales como los propios sueños.
Por un lado me venían todas esas imágenes que dicen pasan por la cabeza en cuestión de segundos en el umbral de la muerte y por otro lado no conseguía sacudirme esa sensación extraña que te sobrecoge cuando ves un cadáver por primera vez o simplemente sientes su presencia en la proximidad de la habitación de al lado.
Menos mal que esa noche había quedado con unos amigos en un club de rockanroll, una de esas sesiones al estilo antiguo y finalmente entre eso y la ayuda del alcohol de maltería conseguí recuperar el equilibrio.

Paco Alvarado

.

Producido y dirigido por Jordi Valls.
Ingeniero de estudio : Isaac G.Llombart
Masterizado por Naweed Graphics: Marc Valls
fotografías de cadaqués : Irene
fotografía de la tumba de Dalí : Eric Hurtado (Étant Donnés)
2004, editado por: WSNS & VDO

como conseguir el disco ?

 

opciones vdo