12twelve

“Speritismo”
(Boa Recording, 2003)

por: DIEGO ALONSO ARÉVALO
(mistakesregrets@hotmail.com)

Con Speritismo, 12twelve han querido librarse de las rémoras que amordazaban su primer disco, Tears, Complaints And Spaces (2001), y han realizado un espectacular salto al vacío que les sitúa a la cabeza de la vanguardia nacional.

Grabado y mezclado por Steve Albini en los estudios Electrical Audio de Chicago (el primer grupo español distinguido con tal honor), Speritismo se beneficia de un sonido cálido y orgánico, lejos de los excesos digitales de antaño, con una abrumadora contundencia instrumental al servicio de las nuevas inclinaciones del cuarteto catalán: el free-jazz.

Speritismo comienza con invocaciones a la magia negra: la sinuosa “Leroy” abre el disco con un bajo amenazante y un saxo que sueña con John Coltrane, mientras que “Sete Mil Vezes” coquetea con la bossa-nova para finalmente perderse en ensoñaciones guitarrísticas a lo Fly Pan Am.

A pesar de sus recién estrenadas influencias, el post-rock (lo que queda de él) sigue presente en “Hanashi”, un paisaje de inspiración krautrock al que las mutaciones rítmicas salvan de la asepsia. “Belmondo”, uno de los temas más largos del disco, comparte el gusto germanófilo, pero es brutalmente asaltado por sacudidas eléctricas que constituyen los trazos más abiertamente rock de todo el disco.

Pero el ambiente se enrarece aún más en la segunda mitad de Speritismo. La amenaza palpitante de “Musique primitive” concluye entre espasmos free que sirven de perfecta introducción para “Gyara”, un hipnótico crescendo en el que la batería (magnífica a lo largo de todo el disco) toma de nuevo un papel protagonista.

Finalmente, “Alcatraz” resume en 8 minutos y medio épicos lo mejor de Speritismo:
la emoción, el viaje sin mapas, el placer del riesgo y, sobre todo, la confirmación del inmenso talento de una banda que aún no ha decidido ponerse límites.

más información

 

discos . conciertos . VA-Web