Juliusmonk
“The greedy and the thankful”
2003
por Al Margen

Juliusmonk es un dúo de Barcelona que presenta su segundo trabajo autoeditado pero distribuido por el sello barcelonés Föehn y respaldados por la web Muzzikalia en cuanto a la parte promocional y management se refiere, es decir una serie de complicidades que están dando mucho que hablar en el terreno independiente este último año.
Föehn apuesta especialmente por la originalidad y aunque en este caso solo se ocupen de la distribución, no deja de ser un buen respaldo de cara a todo un sector de público potencial que busca cosas diferentes y de autor, tampoco está de más comentar la asociación Föehn-Moonpalace que ha dado como fruto la primera recopilación de Moonpalace como sello editor y en el que aparece un tema de Juliusmonk de su primer trabajo. Moonpalace es otro web-zine independiente del cual ya hemos hablado en otras ocasiones y que se identifica igualmente con este tipo de propuestas arriesgadas y menos comerciales.
La otra parte, Muzzikalia, de sobra conocido por nuestros lectores, continua en su ascenso imparable dentro del panorama independiente ofreciendo una alternativa seria a la información de los canales establecidos, en ello estamos igualmente en esta web.

.juliusmonk, portada ?
Continuando con las presentaciones, Juliusmonk está formado por Carlos Diaz y Pep Cremades.
Su primer trabajo “It’s your fault” pasó algo desapercibido en general, no lo hemos podido escuchar y por tanto no podemos hablar de ello pero las referencias que tenemos son bastante buenas y en la misma línea de esta segundo disco.
En cuanto a lo que nos ocupa “The greedy and the thankful” se trata de 16 canciones bastante variadas, pero como denominador común podemos establecer el pop, aunque cada una lleva un tratamiento diferente en cuanto a instrumentación y arreglos que pueden ser de lo más variado, teclados, sintetizadores o hasta un acordeón que dan cierto toque “chançon” en “Philosophy and Canape”, guitarra eléctric de fondo en el instrumental “Martyr in South Beach”, bases tecno-pop en “Episode” y así en cada uno de los temas ... arreglos de órgano, guitarras acústicas, etc ... curiosidades como “Life’s a Swap” en la que sobre una base jazzística marcada por el bajo y la batería se levanta una voz que recuerda a la forma de cantar de nuestro querido Ian Curtis (Joy Division) o el toque “swing” de la también instrumental “Barely a night Club”, incluso encontramos ciertos ritmillos más latino-caribeños en otros temas, en fin, una gran variedad de registros pero bien sujetos por el hilo conductor que es la voz, interpretada de forma suave e intimista y que consigue dar unidad al disco.
Aunque todos los temas están cantados en inglés y no tenemos las letras la historia viene a ser la de un tipo que recorre USA de costa a costa en busca de una canción perdida que le catapulte a la fama.
Cada vez vamos encontrando más discos conceptuales de este tipo, ya era hora de que a cierto nivel el pop nacional de ese paso y los cedés sean algo más que una simple colección de canciones.

juliusmonk

Puede que el hecho de que España se haya convertido en el paraíso de los festivales europeos de los más variado haya tenido mucho que ver en el desarrollo de estos estilos en nuestro país, el nuevo pop, el postrock y etc, etc ... y la cuestión es que vamos viendo como todos estos grupos nacionales van teniendo cada vez más cancha en los festivales junto a los grupos americanos, británicos, franceses y alemanes que resultan ser su referencia. Aunque por otro lado las oportunidades de poder tocar en directo durante el resto del año son verdaderamente limitadas al margen de estos mismos festivales. Bueno, vivimos en una época que no está dominada por ningún estilo de música en concreto, excepto en lo que al mercado USA se refiere donde el Hip-hop y el Rap dominan las listas de ventas, carro al que se han ido apuntando, uno detrás de otro, todos los “stars” y sus multinacionales del ocio.
En resumen, buen disco de Juliusmonk que viene a demostrar que la pretendida crisis creativa se centra especialmente en la voluntad de las discográficas, no de los músicos independientes y que nos lleva a la conclusión de que perfectamente toda esa industria discográfica establecida se podía ir al garete tranquilamente mañana mismo y todos saldríamos ganando dando paso a las pequeñas discográficas y a la música de autor hecha con cariño, con ganas y rebosante de ideas ...
Si hay que poner algún pero a este disco son algunos sonidos electrónicos utilizados que dejan bastante que desear, pero los temas no giran entorno a ellos sino que aparecen en forma de arreglos con lo cual tampoco es que arruinen la canción, además estos sonidos-arreglos “fallidos” se limitan a un par de temas. Realmente, como suele ser lo normal, es a la segunda escucha del disco cuando empiezas a apreciarlo en su medida, cosa que parece ser no todo el mundo llega a hacer, escuchar un disco dos veces.
Según nos cuentan el disco presenta un envoltorio bastante cuidado, pero no lo podemos confirmar, en nuestras manos tenemos un ejemplar de promo copiado en el que aparecen solamente los títulos de las canciones.

Al Margen (nov’03)

discos . conciertos . VA-Web