Os presentamos ahora la entrevista íntegra realizada por H. en exclusiva para ValladolidWebMusical, una entrevista que ha sido mutilada y descontextualizada en otros medios donde ha sido publicada y que sólo aquí podréis leer tal y como se concibió.

Además de ser bajista en Hermano, banda liderada por el carismático John Garcia, Steve “Dandy” Brown es el cerebro y el alma de una de las formaciones más atípicas surgidas en la escena stoner en los últimos años. Sólo alguien con su pericia y talento hubiera sido capaz de reunir a talentos de la talla de Pete Stahl (Scream, Wool, Earthlings?, Goatsnake) y Mario Lalli (Across The River, Yawningman, Fatso Jetson) para dar forma a Orquesta Del Desierto, una ecléctica propuesta cargada de blues, country, desert rock y ritmos latinos que se acerca más al espíritu de Gram Parsons que al de los míticos Sleep. Y es que no todo es fuzz en el rock del desierto.

 

Muchas veces has dicho que el planteamiento principal de Orquesta del Desierto es poner música a las emociones que el desierto te provoca, al leer esto, puedo imaginarme sentado al anochecer en el Mojave, sintiendo el sinuoso roce del viento y dejando que mis pies se hundan en la arena en un estado de paz absoluta. ¿Cómo describirías la magia que sientes componiendo y grabando en el desierto?

Dandy Brown: No creo que haya palabras para intentar describir el sobrecogimiento que produce la belleza del Mojave. Definitivamente es algo que hay que vivir para poder entenderlo. Me satisface que la gente utilice “Dos” como un vehículo para guiar su mente en esa dirección, es impresionante, realmente esa que describes es la sensación que deseaba crear cuando inicialmente me planteé el tipo de discos que Orquesta debíamos editar. A pesar de todo, creo que si alguien quiere tener una experiencia plena y conocer de primera mano los elementos que hay detrás de la inspiración de la banda, no tiene más remedio que venir y verlo por sí mismo. Es realmente difícil explicar en unas pocas líneas cómo se elevan las sierras de San Jacinto y San Gorgonio, provocan demasiadas emociones enfrentadas, hay majestuosidad, asombro, tristeza, júbilo y brutalidad grabadas en esas montañas...todo eso sin mencionar los millones de sentimientos que uno puede llevarse consigo por el mero hecho de haber estado aquí.

La magnificencia de esos picos unida al mar de arena que se expande en todas las direcciones alrededor de ellos intensifica aún más todas esas sensaciones, además de todo esto tienes la vegetación y fauna del desierto, que aportan un continuo flujo de movimiento, realizando constantemente una especie de brutal pero elegante ballet. Sé que esto puede sonar un poco pretencioso, pero esas son las cosas que nos inspiran y que intentamos transmitir. No es tan sencillo como sentarse en el porche o en el estudio y pensar “Hey, tio, vamos a hacer una canción que hable de la arena”, no creo que esa sea la forma en la que el entorno influye en la mente, es más bien un lento proceso de absorción que eventualmente encuentra su camino a través de mi música y de la música de las docenas y docenas de personas que componen y tocan aquí. Sinceramente no creo que nadie sea capaz de escapar a la influencia de una visita al desierto, aunque sea corta, para aquellos que vivimos permanentemente aquí, el entorno del Mojave es simplemente algo que se ha asentando por sí mismo muy dentro de nosotros.

 

“Dos” es bastante diferente de vuestro primer disco, mientras éste se asemejaba más a un simple proyecto, el nuevo tiene un sonido de banda real ¿Qué diferencias ves tú entre ambos?

Mientras que el primero fue más una declaración de cómo me inspiró el desierto inicialmente, creo que “Dos” es una descripción mucho más minuciosa y fiel del Mojave. De todas formas así es como se supone que progresa una banda, ¿no?. Creo que, a muchos niveles, teníamos una visión clara de lo que iba a ser el primer disco, pero aún no estábamos lo suficientemente preparados como para plasmarlo en una grabación. Si hubiésemos dejado que la idea se asentara y reposara dentro de nosotros durante otro año más antes de grabar el disco, la inspiración detrás del disco hubiera sido mucho más nítida, de cualquier modo es una opinión retrospectiva, es muy fácil mirar atrás y pensar en que deberias haber hecho las cosas de forma diferente, pero en líneas generales creo que no le dimos el suficiente tiempo al primer álbum como para que madurara antes de meternos en el estudio. Como productor, toda la culpa es mía, pero evidentemente, en aquel momento pensaba que la idea estaba lo suficientemente clara.

También la grabación de ambos discos ha sido completamente diferente, durante el primero, nunca hubo más de dos o tres músicos trabajando a la vez en el estudio, y eso hizo que se perdiera gran parte del espíritu cooperador que había, está hecho enteramente en fragmentos, una pista aquí, otra distinta allí...y al final eso produce un sentimiento de dispersión presente a lo largo de todo el disco. Para “Dos”, nos tiramos la primera semana encerrados en el estudio como una unidad y tuvimos la oportunidad de discutir y evaluar todas las ideas y posibilidades, encontrando así una zona de comodidad común a la hora de ponernos a grabar. Todos nos sentimos mucho más cómodos viendo que teníamos la oportunidad de influir en las canciones, ya no sólo como intérpretes, si no dentro del contexto de una banda. Con esto no quiero decir que un proyecto no pueda sonar compacto si no tienes a todo el mundo a la vez en el estudio, pero creo que, teniendo en cuenta el espectro en el que se mueve el material de Orquesta, fue extremadamente necesario tener a todo el mundo experimentando esa continuidad en el mismo momento.

 

Antes de las grabaciones, no hacia mucho tiempo que los músicos os conociais entre vosotros, ¿cómo fuisteis capaces de crear ese clima de empatia a nivel musical y emocional?

De nuevo, eso realza la diferencia entre el primer disco y “Dos”. Después del primer lanzamiento, creo que todo el mundo tuvo tiempo de asimilar la concepción que yo tenia de Orquesta y fueron capaces de involucrarse más, consiguiendo así perfilar el concepto. Para el primero, yo escribí todos los temas excepto uno, grabé una demo y se la pasé al resto del grupo. Para “Dos”, sabía que si la descripción del Mojave iba a ser más detallada tenia que producirla con las contribuciones musicales que cada uno hiciera. No hubiera intentado sacar otro disco de Orquesta de no haber encontrado esa colaboración. La conectividad que se aprecia en “Dos” simplemente vino de la perspectiva del tiempo que ha pasado y de la habilidad de cada intérprete de interiorizar la idea y llevarla más lejos dentro de su propio terreno individual.
 
 

Parecias muy satisfecho con vuestro primer concierto a juzgar por tus mensajes en el foro de la web de Orquesta y sé que es especialmente difícil para ti tocar en directo debido a tu trabajo y tu familia (N.d.R.: Dandy Brown es profesor de inglés en la Universidad). ¿Qué puedes contarnos de ese reciente show del Tangier en Los Feliz, CA?

Creo que la mayor parte de mi excitación estaba causada por el hecho de que hace casi cuatro años desde que la inspiración para crear Orquesta me golpeó. Eso es mucho tiempo esperando para finalmente tocar unas cuantas canciones en directo, y desde el momento en el que fuimos capaces de coordinar todo un show, las ganas de no parar han seguido creciendo no sólo en mí, si no también en el resto de la banda.
Lo que todo el mundo debe entender sobre Orquesta, y también sobre Hermano, es que somos grupos compuestos de gente que está constantemente de gira con otras bandas. Nunca es fácil sacar adelante estos proyectos porque siempre he concebido las sesiones de Orquesta y de Hermano como momentos especiales que no pueden ser forzados ni apañados improvisadamente. Son oportunidades que se presentan muy de vez en cuando, y honestamente, no creo que las disfrutara ni siquiera la mitad si tuviera que hacerlo por obligación.

A pesar de todo, el primer concierto de Orquesta fue una experiencia realmente increíble...uno de esos momentos en los que un grupo de artistas es capaz de dar salida a un material que llevan años reteniendo dentro. No creo que pueda pedir más tratándose del primer concierto.

 

¿Traereis alguna otra banda con vosotros para la gira europea? Seria increíble poder disfrutar también de Ornament...

(Risas) Tío, sólo somos una banda independiente en un sello pequeño!!! Realmente, a pesar de que hemos construido una sólida base de gente que se interesa por lo que hacemos, no creo que a nadie se le ocurra pensar que nos estamos haciendo millonarios con esto. Llevar una banda a Europa es muy difícil, dos, casi imposible...a menos que cuentes con el dinero y el apoyo de una gran discográfica. Lamentablemente no podremos llevar a nadie, de hecho, no tengo ni idea de quién va a abrir para nosotros durante la mitad de los conciertos. Hubiera sido genial poder compartir esta experiencia con una gran banda como son Ornament, pero tenemos planeado tocar con ellos en los States durante los conciertos de preparación de la gira europea.
 

¿Cuáles son los planes de futuro para Orquesta Del Desierto y Hermano?

Como bien sabes, Orquesta giraremos por Europa durante el mes de agosto, así que lo siguiente será ensayar, ensayar y ensayar. No estoy seguro de cuándo sacaremos otro disco, pero supongo que será en algún momento a principios del año que viene.

Con respecto a Hermano, estamos metidos hasta el cuello en la producción del nuevo disco que se editará hacia finales de octubre.

 

Siempre has nombrado a Black Sabbath como tu mayor influencia dentro del rock ¿Cuál es tu disco preferido de ellos?

No conozco a nadie cuya música tenga algo de heavy blues y que pueda decir que Black Sabbath no le han influenciado. Ellos fueron una de las bandas seminales definitivas dentro del rock grave y pesado, tanto yo como docenas de músicos que conozco les profesamos un montón de respeto y gratitud por su inspiración...junto a otras bandas que también se movian en esa dirección. Es difícil elegir un solo disco, pero ya que me has puesto en el compromiso, te diré que “Sabbath Bloody Sabbath” es mi preferido.
 

Viviste durante tres meses en San Sebastián y el año pasado pasasteis por nuestro país durante la gira de Hermano, ¿Qué expectativas tienes con respecto a los conciertos en España?

Desde mi experiencia con la gente española, puedo asegurar que va a ser una experiencia increíblemente cálida y acogedora. Siempre me ha encantado la gente que vive en España, en serio, su hospitalidad es increíble. Aquel concierto de Hermano era la primera vez que tocaba en España y realmente la experiencia fue toda una lección. He tocado ante cientos de audiencias, pero los fans españoles están sinceramente en cabeza de la lista por su interés y su energía a la hora de vivir la música. Espero que mis próximos conciertos allí sean sólo la punta del iceberg de todas las veces que me gustaria ir a tocar en los próximos años, siempre les estoy dando la tabarra a los de la oficina de management para que nos consigan más conciertos en España!!!.
 

Eres fan confeso de los extintos Viaje A 800, ¿Conoces alguna otra banda de nuestra escena?

Una de las peores noticias que he recibido en mucho tiempo ha sido la separación de Viaje A 800. Sinceramente creo que su lanzamiento con Alone Records prometia muchísimo más que la mayoria de las bandas que he escuchado después, con dos o tres discos en el mercando hubieran adquirido la suficiente fuerza como para ganarse cierto reconocimiento. Al menos nos queda el primero, que es un disco lleno de energía e inspiración. Esas dos cosas suelen ser el punto común en muchas de las bandas españolas y ojalá a todas ellas se las diera más cobertura. En mi opinión, es como si la misma energía que yo he encontrado en los fans españoles estuviera también dentro de la gente que hace música allí, y te juro que eso no es algo que ocurra en todos los países.
Texto: H.