Logotipo In Pena

"Cómo nacer de nuevo"

 

Tras unos años de incertidumbre, de cambios de formación y hasta de nombre, In Pena, antes conocidos como Galadriel, nos presentan este trabajo: "Cómo nacer de nuevo" que ya deja muy claras cuáles son sus intenciones. Practican un heavy metal clásico, con toques progresivos, en el que el doble bombo es protagonista. Destaca en todo el cd la voz de Héctor Cervera, llena de matices y sobre todo de personalidad. Ninguno de los temas dura demasiado, pocos pasan de los cinco minutos, lo que supone que no se pierden en solos innecesarios y extralargos, es un disco en el que se va al grano y en el que no sobra ni una sola nota; su escucha se hace corta y desde luego, deja con ganas de una segunda y hasta de una tercera. La producción corrió a cargo de los hermanos Castaño, miembros del grupo y la masterización por Fernando Asensi y desde luego ha logrado captar toda la esencia y sacar lo mejor de esta joven banda.

El álbum, compuesto por 11 canciones, se abre con una Intro llamada "Génesis" que da paso a "Voces" un corte rápido, de guitarras afiladas y ritmo veloz que se alterna con partes más lentas, con muchos ecos, muy acordes con el titulo del tema y en el que Héctor Cervera realiza un gran trabajo con la voz, sin necesidad de gritos estridentes ni agudos imposibles. La batería vertiginosa en todo el tema, con el doble bombo a toda caña, si bien puede sonar un poco repetitivo.

"No te quedan lágrimas" es uno de los cortes más pegadizos de todo el trabajo y que se podría calificar como power clásico, con unas voces y coros sobresalientes. Las guitarras suenan empastadas y la base rítmica muy compacta y bien producida, todos los intrumentos se escuchan en su justa medida.

"Cortas mis alas" tiene un toque más oscuro, más lento y pesado pero también más melódico, con cambios de velocidad y silencios. Las guitarras se recrean en cada nota, se alargan y los ritmos de batería se vuelven más originales y variados. La parte vocal también se carga de sentimientos y matices.

Portada del nuevo cd de In Pena
Imagen promocional de la banda

 

Otro de los cortes destadados es "Yo ya no miro nunca atrás" un título que sin duda le habrá servido al grupo como lema en más de una ocasión y que más o menos viene a decir que siempre hay que salir adelante y avanzar vengan las cosas como vengan. Es uno de los destacados del disco por su sonido, su fuerza, potencia y garra. Todo suena perfectamente acompasado, acoplado, con guitarras desde progresivas hasta cortantes y limpias, con riffs muy originales. La base rítmica suena poderosa y contundente y la voz vuelve a realizar un gran trabajo.

"Te vendo mi alma" comienza con una llamemos intro, de atmósfera más gótica, misteriosa de tonos muy graves. La voz suena también más opaca, más distorsionada, asi como todos los intrumentos. Las guitarras resultan más agobiantes, más afiladas, e incluso en algunos tramos suenan como sirenas de policía. El bajo cobra más protagonismo que en temas anteriores.

Este "Como nacer de nuevo" se cierra con un tema instrumental "Abismo". Desde luego es un disco que merece mucho la pena, suena fresco y novedoso y aunque se le pueda poner la etiqueta de power se aleja de estos sonidos que en cierta manera, están empezando a saturar.
Para conocer más a este grupo visita www.inpena.com

valladolidwebmusical.org ****** grabaciones ****** agenda

Reseña realizada por Skaidana, junio 2006